sábado, 3 de mayo de 2008

Caso Madeleine McCann - Los padres de Maddie continúan siendo sospechosos.

Diario de Noticias

Un años después de que Madeleine McCann, la niña inglesa de tres años, hubiera desaparecido del apartamento 5ª del resort del Ocean Club, en PL (Lagos), donde pasaba las vacaciones con sus padres y dos hermanos gemelos, también menores, la investigación de la PJ está en la misma situación de impás y cubierto por un manto de silencio.

Después de haber sido adelantado ayer por la edición online del semanario Expresso, de que la tesis del rapto vuelve a estar sobre la mesa y que Kate y Gerry McCann podrían dejar de ser arguidos, después de haber incidido sobre ellos la sospecha del homicidio de su hija y ocultación del cuerpo, una fuente de la PJ prefirió “no confirmar ni comentar la noticia”, considerando que la misma “no interesa a nadie”. “Por el contrario”, se limitó a afirmar, que los padres de Maddie continuarán siendo sospechosos.

Los recientes interrogatorios realizados en Inglaterra a los amigos del matrimonio que cenaban en el restaurante Tapas cuando Maddie desapareció, no han traído nada nuevo a la investigación. La PJ comenzó, entonces, a analizar las llamadas telefónicas efectuadas por los padres de la niña y por aquellos testigos del proceso durante el 3 de mayo de 2007 y en los días siguientes. Esos documentos han sido enviados por las autoridades británicas recientemente, aun hace poco que se aguardaban los movimientos de las cuentas bancarias de esas personas para ser también investigadas con lupa.

A pesar de la escasez de indicios, continúa siendo la convicción de muchos de los investigadores del caso de que los vestigios de sangre detectados en el apartamento del Ocean Club y en el vehículo Renault Scenic alquilado por el matrimonio McCann tres semanas después de la desaparición de su hija, además del olor a cadáver en esos mismo lugares señalados por los perros pisteros ingleses, podrían probar la muerta de Madeleine. Un accidente doméstico o una dosis excesiva de calmantes para dormir a la niña (los hermanos no se despertaron esa noche a pesar del ruido que estaban haciendo más de veinte personas en el apartamento) permanecen como fuertes sospechas de la judiciaria, así como que el cuerpo fue lanzado en alta mar para ocultar pruebas del supuesto crimen.

El examen de ADN efectuado en el laboratorio de Birmingham por el FSS, organismo inglés que realiza los análisis científicos para la policía de ese país, no han sido concluyentes. O sea, el gran triunfo que la PJ pensaba tener para poder coger a Kate y Gerry, como sospechosos de la muerte de su hija, acabó cayendo por tierra.

JOSÉ MANUEL OLIVEIRA

Traducción de Mercedes

0 comentarios :

Publicar un comentario

.
Política de comentarios
Nos gusta escuchar lo que tienes que decir y agradecemos vuestros comentarios. Nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que consideremos como spam así como cualquier contribución que resulte ofensiva o inapropiada para el discurso civilizado. Tampoco toleraremos ataques personales, bien sea contra las autoras u otros participantes de este blog. Gracias por participar!