martes, 3 de junio de 2008

3 de Junio de 2008

---
Traducción de Mercedes
---

24 Horas

Volvieron testigos al Algarve para reafirmarse en sus declaraciones que contradicen a los McCann

Los amigos son los triunfos (el as debajo de la manga) de la PJ

En una visita secreta a Portugal, tres personas de las que cenaban en el Tapas Bar tiran por tierra la versión de los McCann y de Jane Tanner

Texto ● Carlos Tomás

Fiona Payne, su madre, Dianne Webster y su marido, David Payne. Ellos son los principales triunfos del Ministerio Público que podría llevar a los padres de Madeleine McCann, la niña desaparecida el 3 de mayo de 2007, de un apartamento de PDL, Algarve, a ser acusados de los delitos de exposición y abandono por haber dejado a la niña sola la fatídica noche. Se trata de un delito cuya pena puede llegar hasta los diez años de prisión y permite la correspondiente prisión preventiva, tal como ya informó 24 Horas la semana pasada.

Estos tres testigos ya regresaron a Portugal, el 11 de julio de 2007, en un viaje pagado por el Estado portugués, alojándose en un hotel de Portimao, según pudo saber 24 Horas. Fueron interrogados por el equipo de Gonçalo Amaral, coordinador superior que fue apartado del caso, y desmintieron la versión de los McCann sobre lo que pasó la noche de la desaparición.

Recuerden que Kate, Gerry y los otros dos matrimonios con quienes cenaron aseguran que se realizaba una vigilancia sobre los niños. Un hecho que fue desmentido a las autoridades en el citado viaje secreto por Fiona Payne y que ya habían sido cuestionados en dos declaraciones prestadas durante los días posteriores a la desaparición de Maddie, tanto por su madre como por su marido.

Jane Tanner desmentida

“Fiona Payne prestó tres declaraciones a las autoridades, así como Matthew Oldfield y su compañera, Rachel. La declaración de Dianne Webster, madre de Fiona, fue muy consistente y no hubo necesidad de volver a interrogarla”, reveló a 24 Horas un responsable judicial ligado al proceso.

De acuerdo con esta misma fuente, “las otras personas que cenaban con los McCann –Jane Tanner, su compañero, Russel O’Brien, Matthew Oldfield y su mujer, Rachel- realizaron declaraciones contradictorias”. El responsable judicial da un ejemplo: “Jane Tanner siempre ha dicho que salió del restaurante para ira a ver a su hija mayor. Fiona, David y Dianne aseguraron a la PJ que ella nunca abandonó el restaurante antes de que se hubiese dado la alarma por Kate. Esta información fue corroborada por varios empleados del restaurante Tapas Bar”.

Estos testigos afirmaron también que Gerry McCann ni siquiera fue a ver a los niños, cuando se ausentó del restaurante, habiendo permanecido en la entrada del apartamento de PDL.

La única persona que se quedó en el Tapas Bar

Dianne Webster, de 63 años, madre de Fiona Payne, fue una de las tres personas que se mostraron disponibles para regresar a Portugal y ayudar a las autoridades en la reconstrucción de los hechos ocurridos el 3 de mayo de 2007.

Ella fue la única que permaneció impávida y serena cuando Kate McCann entró en el Tapas Bar gritando “se la llevaron”.

Las autoridades desconfiaron de su actitud y por el hecho de que ella les dijo que no creyó la versión de los McCann. Afirmó a la PJ que cada matrimonio era responsable de sus hijos, no entrando nadie en el apartamento de sus amigos.

HECHOS

SECRETO: Los McCann organizaron un almuerzo “secreto” con todos los amigos que cenaron con ellos en el Tapas Bar, en PDL, Algarve, antes de haberse dado cumplimiento a la carta rogatoria enviada a Inglaterra.

ACUSACIÓN: La acusación a los McCann está casi finalizada y deberá ser conocida antes del 14 de julio, fecha en la que finaliza el plazo para incriminar o liberar al matrimonio británico. Las autoridades judiciales están aun sopesando si nombrará más arguidos, ya que los McCann no fueron los únicos que dejaron a sus hijos abandonados.


Gazeta Digital

Los Tapas contradicen la versión de los hechos de los McCann

Fiona Payne, su madre, Dianne Webster y su marido David Payne negaron la versión de los hechos dada por los McCann sobre la noche del 3 de mayo, cuando Madeleine desapareció. Sus declaraciones a la PJ, el día 11 de junio de 2007, en Portimao, fueron claras: cada pareja estaba a cargo de vigilar a sus propios hijos y no había un sistema de controles regulares sobre todos los niños, al mismo tiempo, por parte de cada uno de los nueve adultos que estaban cenando en el restaurante Tapas.

Según la edición de hoy del “24 Horas”, Fiona Payne hizo esta declaración a la PJ en tres ocasiones diferentes, igual que Mathew Oldfield y su esposa Rachel. “La declaración de Dianne Webster, madre de Fiona, fue muy consistente y no hubo necesidad de reinterrogarla”, según dijo a 24 Horas una fuente judicial. “Las otras personas que estaban cenando con los McCann –Jane Tanner, Russell O’Brien, Mathew y Rachel Oldfield –realizaron declaraciones contradictoria”, dijo la misma fuente. “Jane Tanner siempre ha dicho que ella se fue del restaurante para controlar a su hija. Fiona, David y Dianne dijeron a la PJ que ella nunca abandonó el restaurante, antes de que Kate McCann diese la alarma”, escribió “24 Horas”. Esta información fue confirmada por las declaraciones de varios empleados del Tapas.

0 comentarios :

Publicar un comentario

.
Política de comentarios
Nos gusta escuchar lo que tienes que decir y agradecemos vuestros comentarios. Nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que consideremos como spam así como cualquier contribución que resulte ofensiva o inapropiada para el discurso civilizado. Tampoco toleraremos ataques personales, bien sea contra las autoras u otros participantes de este blog. Gracias por participar!