sábado, 7 de junio de 2008

7 de Junio de 2008

---
Traducción de Mila
---

SOS Madeleine

¿De que huyen?


Una vez más, Clarence Mitchell aparece con una historia para intentar justificar algo que el mas común de los mortales tiene dificultades para aceptar. Parte de los amigos de los McCann se han negado a regresar a Portugal para participar en la reconstrucción de los hechos de la noche de la desaparición de Madeleine McCann.

Analicemos el diálogo entre Pat Kenny y Clarence Mitchell durante una entrevista radiofónica en RTE Radio 1 .

Pat Kenny ha tenido la amabilidad de hacer las preguntas de una manera muy "simpática": (...)

"Bueno, lo último (en realidad quería decir: lo qué ha sucedido recientemente) es algo bastante increíble (…) en el sentido de que se trata de la cancelación de la reconstitución de lo que sucedió esa noche. Pero la reconstitución no iba a ser grabada para la televisión, entonces ¿cuál era su finalidad? "

Bueno, esta es exactamente la cuestión que se plantearon Gerry, Kate y sus amigos. Hay un montón de razones por las que estaban fuertemente preocupados por lo que podría aportar. Todos ellos han dicho, constantemente -- y lo siguen diciendo - que harían todo lo que pudiera ayudar a encontrar a Madeleine. Esta propuesta en particular… su formulación, la forma en que se presentó… a su juicio, no habría ayudado en modo alguno a encontrarla. Y como usted ha dicho, (la reconstitución) no habría sido grabada para la televisión, por lo que no se iban a generar nuevas pistas ¿Por qué…… ¿para qué podría servir mas de un año después de los hechos? Nadie parece haber tenido en cuenta el bienestar mental de Kate, sabe usted, ¿ esperaban que un niño desempeñaría el papel de Madeleine ante ella? Todo clase de otras preguntas… (...)

Admito tres posibilidades como explicación del galimatías citado en la entrevista:

1 - A Clarence Mitchell y a los abogados de los McCann en el Reino Unido no les importa un bledo lo que los abogados portugueses tratan de explicarles.

2 - Rogério Alves y Carlos Pinto de Abreu son una nulidad como abogados y ni siquiera conocen los procedimientos básicos de una investigación penal.

3 - Clarence Mitchell miente.

¿Por qué?

Porque, de acuerdo con el Código Penal portugués, la reconstrucción de los hechos y / o hechos relacionados con un delito es una forma de obtención de pruebas admisibles por un tribunal, a raíz de una decisión oficial de la Policía Judicial y de las autoridades judiciales, bajo ciertas circunstancias y condiciones especificas.

He aquí una traducción del artículo 150 del Código Penal portugués:

"Capítulo V - Concerniendo la reconstrucción de los acontecimientos

Artículo 150

Condiciones y procedimiento

1 - Si existe la necesidad de determinar que un hecho pudo ocurrir en ciertas circunstancias, la reconstitución de este , es admisible. Esta reconstrucción consiste en la reproducción, lo más exacta posible, de las condiciones bajo las cuales los hechos ,son supuestos haber tenido lugar y la repetición de la manera en que se desarrollaron los acontecimientos.

2 - La decisión formal concediendo la reconstrucción de un hecho , debe contener una breve mención del tema , del día, hora y lugar donde se llevara a cabo, y cómo, y eventualmente efectuando una grabación de vídeo. La misma decisión oficial podrá nombrar un experto para llevar a cabo ciertas acciones .

3 - Siempre que sea posible, cualquier publicidad en relación con la reconstrucción debería evitarse.

Pat Kenny estaba sorprendido por el hecho de que la PJ deseaba utilizar a los McCann y sus amigos para la reconstitución, en lugar de actores: (...)

Pat: "Es que… iban a utilizar a los McCann y a la gente que estaba realmente esa noche en lugar de actores."

CM: "Pues bien, exactamente, y de cuantas reconstrucciones ha oído hablar en Irlanda, Gran Bretaña o en cualquier otro lugar, en las que las personas realmente implicadas en el caso han participado efectivamente? eso es practicamente desconocido. Así que, una vez más, esto nos hizo… esto ha significado que nuestros abogados se preguntaron , usted sabe, pero qué pasa aquí? Y, además, normalmente, los portugueses no hacen reconstrucciones. El año pasado, justo después del secuestro de Madeleine, Crimewatch BBC había propuesto esa reconstitución con actores. Y la PJ dijo: "No, no, no aquí eso no, no hacemos reconstrucciones". Y luego, de repente, un año más tarde vuelven para decir:" Si haremos una , bajo nuestras condiciones. "Y, sabe usted, ha habido un cierto debate en el seno del grupo. Bueno, Gerry y Kate, como arguidos, como sospechosos, se habrían visto obligados a regresar si hubieran sido forzados -legalmente - a regresar. No podían decir: "No, no podemos ir ." Pero los amigos no son sospechosos de nada, o no están implicados directamente en este sentido, a este nivel . Y por lo tanto, resultado, tenían la libertad de poder elegir. Y discutieron entre ellos - mucho - y decidieron informar a la PJ que, usted sabe, que: "Gracias por esta oferta, pero en esta ocasión, no creemos que sea útil. "Y eso es lo que pasó. Y la PJ también hizo saber que quería que todo el mundo estuviera allí, si no la reconstitución no tendría lugar. Y cuando uno o dos amigos dijeron que no, bueno, pues se fue al capote."

Pat: "Había cierta sospecha de que estaban tratando de confundir a la gente. Usted hizo una declaración… Bueno, venga, haga los gestos en función de su declaración y veamos si podemos encontrar incoherencias".

CM: "Tengo que tener mucho cuidado con lo que digo, Pat, porque la policía todavía está investigando, y nuestros abogados están aún revisando, pero, hmm, puede sacar esta conclusión si usted quiere… yo no quiero comentar al respecto. "(...)

Así pues, algunos amigos de los McCann se han negado a participar en la reconstrucción, haciéndola imposible desde un punto de vista jurídico. Discutieron entre ellos - en profundidad - y decidieron decir a la PJ: "Gracias por esta oferta, pero en esta ocasión, no creemos que esto sea útil." (…) La razón habría podido ser la sospecha de que estaban tratando de confundir a la gente. Usted hizo una declaración… Bueno, venga, haga los gestos según su declaración y a ver si podemos encontrar incoherencias ", como decía Pat Kenny?

"Puede llegar a esa conclusión , si usted quiere," fue la respuesta de Clarence Mitchell.

Sí, podemos , como dicen los seguidores de Barak Obama.

Duarte Levy & Paulo Reis Duarte & Levy Paulo Reis

Versión Inglésa

Título original: Why did the chickens run away?

La entrevista comienza a los diez minutos de grabación.


---
Traducción de Mercedes
---

Daily Telegraph Australia

Extracto: La verdad sobre Maddie McCann

Por Danny Collins

En este extracto de Desaparecida, un libro de Danny Collins, el misterio de Madeleine McCann está otra vez bajo el punto de mira.

“También se unieron a la búsqueda huéspedes del resort, coordinados por el Inspector Jefe de la policía judicial recién llegado de Faro, Gonçalo Amaral.

Uno de esos residentes era el anglo-portugués Robert Murat, divorciado de 34 años, que vivía con su madre de 71 años, Jennifer, en una villa a unos 150 metros del apartamento en PDL de donde desapareció Madeleine.

Como emigrante bilingüe, Murat trabajaba frecuentemente para la policía local como traductor en casos que involucraban a turistas de habla inglesa.

De hecho, se sabría más tarde que había actuado como intérprete para la policía portuguesa durante el interrogatorio de dos de los compañeros de mesa de los McCann, ahora apodados los “Tapas Siete” por la siempre epigráfica prensa inglesa.

Los periodistas que se encontraban en el escenario informaron del obvio deseo de Murat de ayudar, incluso admitiendo que estaban ligeramente abrumados por interés apasionado en el caso.

Algunos incluso llamaron la atención sobre su constante presencia en el comprometido escenario del crimen, donde fue visto frecuentemente conversando con la policía en el interior del apartamento 5A.

Entre tanto, la búsqueda en los alrededores continuaba, la investigación alimentada por avistamientos de coches y extraños, éste siempre actuó sospechosamente, cerca del apartamento la noche que Madeleine desapareció.

Curiosamente, algunos de esos avistamientos fueron informados en declaraciones tomadas a cuatro de los amigos de los McCann.

El misterio rodea el paradero de Robert Murat la noche que desapareció Madeleine. El insiste a la policía que permaneció en Casa Liliana, la villa propiedad de su madre, durante toda la noche. Pero habría quien cuestionaría su historia.

Sin lugar a dudas, tres de los “Tapas Siete” –Fiona Payne, Rachael Oldfield y Russell O’Brien- fueron confrontados con Murat durante un interrogatorio policial el 11 de mayo y todo ellos los identificaron como el hombre que vieron en los alrededores del apartamento de los McCann entre las 10,30pm y las 11pm.

La novia de Murat, Michaela Walczuch, de 32 años, también se vio acusada por varios testigos.

Un camionero portugués dijo a los investigadores que la vio conduciendo un coche alquilado en una carretera cerca de Silves, a 40 Km. del pueblo costero PDL, el 5 de mayo, cuando también presenció cómo le entregaba una niña (que él cree que era Madeleine McCann) envuelta en una manta a un hombre en un coche negro.

El avistamiento de Madeleine en Marruecos el 15 de junio también identifica a Walczuch en los alrededores, momentos antes de que una niña que se parecía a Madeleine fuera vista con una mujer con un pañuelo musulmán.

Walczuch es firme cuando dice que estos avistamientos son mentira, afirmando que el 15 de junio se encontraba en una reunión con Murat y su abogado, Francisco Pagarete.

Siguieron otros avistamientos de Murat la noche del 3 de mayo. El Dr. Payne y la Sra. Oldfield afirmaron que lo vieron en el Ocean Club a las 11,45pm.

Otra de las personas del grupo de los McCann, Russell O’Brien, también recuerda ver al hombre con pelo ondulado y oscuro y un ojo vago en el complejo aquella noche, con su declaración supuestamente confirmada por un empleado del resort de Mark Warner, ahora identificada como la cuidadora Charlotte Pennington.

A finales de diciembre de 2007, la información sobre los avistamiento de Robert Murat en los alrededores del apartamento de los McCann aquella aciaga noche continuaron llegando al cuartel general de la policía judicial de Portimao, cuando dos turistas británicos que estaban de vacaciones en PDL en mayo de 2007, informaron que le había dicho a la policía de Leicester haber visto a Robert Murat cerca del Ocean Club a las 10,30pm, media hora después de que los McCann dieran la alarma de la desaparición de su hija.

Aun resultó más siniestro su recuerdo de haber visto a dos hombres, que parecían estar vigilando la zona desde una ventana de un apartamento desocupado, con vistas al tapas bar, los días anteriores a que Madeleine desapareciera.

Debe destacarse que no hay ninguna razón por la cual Robert Murat no debiera estar entre los miembros del público reunidos cerca del apartamento 5A después de que se informase de la desaparición de Madeleine McCann.

Sin duda, dado su papel como intérprete de la policía a tiempo parcial, esto sería incluso muy probable. De todos modos, la suerte ya estaba echada y Murat fue nombrado arguido (declarada persona de interés) en mayo.

Ocho informes lo situaron en el lugar del crimen el 3 de mayo de 2007. Su madre, Jennifer, aun corrobora su coartada de una noche tranquila en casa con ella. Murat afirma que no supo nada de la desaparición de Madeleine hasta que recibió una llamada de su hermana en Inglaterra la mañana siguiente.

¿Estaría Robert Murat en la zona del complejo aquella noche? Extrañamente, a pesar de sus protestas, no hay ninguna razón para no haber estado –frecuentemente era empleado por la policía local como intérprete y parecería posible que, habiendo oído sobre la tragedia (después de todo PDL, es un pueblo pequeño), podría haberse encaminado al complejo para ver si eran requeridos sus servicios.

¿Entonces por qué, se tomaría tantas molestias afirmando que nunca había salido de Casa Liliana?

Sin resultados positivos, se pararon las búsquedas el 11 de mayo. Mientras tanto, la policía examinó fotografía tomadas por los turistas buscando posibles sospechosos, aunque de momento no se había presentado un motivo claro para haberse llevado a la niña.

Por entonces, bajo la jurisdicción de Gonçalo Amaral, la policía judicial (el equivalente al CID inglés) estaban barajando dos teorías y líneas relevantes de investigación: el secuestro por una red de pedofilia internacional, o por una agencia de adopción ilegal así como la participación de Gerry y Kate McCann.

Lo que parece haber sido pasado por alto en ese momento, por la anonadada policía lusa, era la posibilidad de que Madeleine hubiera sido secuestrada por un intruso local durante un crimen oportunista, no vinculado en modo alguno a un escenario secuestro internacional.

Resulta difícil imaginar el porqué un comando criminal internacional –si estaban planeando secuestrar a un niño, para algún ricachón de algún país lejano- escogería PDL como base de operaciones, salvo que algún local les hubiese contado la facilidad de poder realizar un secuestro por la falta de seguridad existente, lo que podría haber ocasionado un gran número de actos durante un corto período de tiempo.

No obstante, que un grupo organizado actuase durante la temporada baja sería aun más improbable.

De igual modo, el pequeño resort de el Algarve hubiese resultado un lugar poco atractivo para una red de pedofilia internacional, que hubiese preferido rondar las costas españolas pronto abarrotadas, a una pequeña oportunidad a principios de mayo en Portugal.

Pedófilos reconocidos con quienes hablé mientras investigaba para este libro –el cometido de un periodista de investigación no siempre es grato- también me hablaron despectivamente de la idea del secuestro de una niña de tres años para una morbosa práctica sexual, apuntando que una niña tan pequeña solo serviría para unos pocos (existen aquí sombras de la teoría de la regresión del Dr. Hort) y no tendría ningún valor en el mercado de la pedofilia.

Nuevamente, la posibilidad más plausible es que Madeleine abandonó el apartamento por su propio pie utilizando el camino que se le dejó abierto y a partir de ahí comienza el misterio de su paradero.

No obstante, los investigadores portugueses se movían en una dirección totalmente distinta y mucho menos lógica.