domingo, 20 de julio de 2008

Caso Madeleine McCann: Encontrar el rastro a muerto cambió la dirección de la investigación




Pistas – Encontrar el rastro a muerto cambió la dirección de la investigación

Los ingleses defendieron el uso de los perros. 
Un informe exhaustivo explica los posibles escenarios para esconder un cuerpo y defiende la fiabilidad de los animales.

Mark Harrison, el policía inglés que fue designado para ayudar a la PJ en la búsqueda de Madeleine McCann, escribió un informe el pasado verano, en el cual defendió el uso de los perros que son expertos en la detección de olor a cadáver y rastro de sangre. El descubrimiento de los residuos y la señalización de un rastro a cadáver terminaron por cambiar formalmente el rumbo de la investigación que se había visto limitada hasta ese momento a la teoría del secuestro.

El informe que alaba el trabajo de las autoridades portuguesas, sugirió que los animales deberían ser llevados a todos los puntos donde el cuerpo podría haber estado escondido. Desde el apartamento que habían alquilado los McCann hasta la guardería, a través de la playa y en la zona de la iglesia.



Mark Harrison explicó que era necesario analizar los escenarios de una posible muerte de Madeleine aquella noche y que su cuerpo abandonado por una persona a pie o en coche. El experto añadió que a pesar de los elevados costes de esa búsqueda, debería llevarse a cabo en orden a clarificar el caso.

Los perros son fiables.

En el informe, Mark Harrison dice que es muy improbable que el cuerpo fuera enterrado en la arena. El policía inglés defiende que fue arrojarlo al mar sería el escenario más probable, mientras que el cuerpo también debería ser buscado dentro del área de los precipicios y densos bosques existentes al este de PDL.

Los dos perros ingleses fueron presentados como una ayuda indispensable para la investigación, después de que sus habilidades y la forma en la cual estaban entrenados fuesen explicadas con todo detalle, así como el hecho de que ambos reaccionaban con los rastros de sangre y olor a cadáver, sin un solo episodio de “falso positivo” durante una investigación.

En su informe, Mark Harrison enumeró casos exitosos que ofrecieron garantías de fiabilidad. Aseveró que si los perros encontraban el rastro de la muerte de Maddie, entonces eso sería un hecho.

Detalles

Elevado coste – Mark Harrison se lamentó del alto coste de los perros. Su coste diario ascendía a la cantidad de mil euros; el coste del viaje para ellos y de las personas que los manipulan fue de 2.750 €. También estuvo el coste del pasaporte de los animales (450€), a lo que hay que añadir el alojamiento, comida y adaptación de los vehículos que fue necesarios realizar para los animales.

Falso positivo – Eddie, el perro que está especializado en la detección de olor a cadáver, nunca ha dado un falso positivo. Ha participado en aproximadamente 200 búsquedas en escenarios de homicidio en Gran Bretaña y nunca ha señalado ningún productor derivado de la carne o cualquier otro alimento.

Sangre humana – Keela fue entrenada exclusivamente con sangre humana; sangre que es objeto de una estricto análisis y que proviene de hospitales. Localiza armas contaminadas, huele vehículos y prendas de ropa, y detecta con precisión los residuos, incluso si los objetos han sido limpiados.

……………….

Kate rehusó contestar a la PJ
Kate rehusó contestar decenas de preguntas de la PJ. Después del primero día de interrogatorio, cuando apareció en compañía de su abogado pero era escuchada como testigo (Inciso: Lo que no le permite mentir), Kate cambió su postura. Después de ser nombrada arguida y del hecho de que las autoridades asumieron que habían admitido su implicación en la desaparición de su hija Madeleine, la condujeron a adoptar una actitud diferente.

Rehusó contestar, por ejemplo, el por qué dejó a los gemelos en el dormitorio cuando fue a llamar a su marido y amigos en el restaurante, después de saber que Maddie había desaparecido.

No fue capaz de explicar por qué no había buscado a su hija durante esos primero momentos, sentándose en la cama sin casi moverse, así como tampoco ofreció explicación al hecho de que los resultados del laboratorio inglés encontrase rastros en el maletero del coche y detrás del sofá, rastros cuyo ADN era semejante al de Maddie.

Otros detalles sobre su vida personal y profesional también permanecieron incontestados. Kate rehusó, por ejemplo, explicar si era verdad o no que antes de las vacaciones ella había admitido haber tenido una mala premonición. De si se había quejado o no de que los gemelos eran incansables o si alguna vez había admitido entregar la guardia de Maddie a un familiar.

Kate incluso permaneció impasible cuando fue confrontada con la posibilidad de que había dejado el trabajo porque no podía manejar la presión de criar a los tres niños pequeños.

No explicó cómo se encontró olor a cadáver en su ropa y en el peluche que normalmente utilizaba Maddie, o por qué los perros señalaron muerte en el interior del apartamento.

Kate también eligió no esclarecer por qué había llamado a Sky News, ni reveló a quien había llamado en los momentos inmediatamente siguientes a la desaparición.

Durante su declaración, Kate también fue confrontada con el hecho de que su negativa a hacer declaraciones podría tirar al traste con el descubrimiento del paradero de su hija. Aun así, ella se mantuvo en silencio.

ADN DE LA MADRE EN LA VENTANA
La ventana había sido forzada y el secuestrador se había llevado a la niña a través de ella. Esa fue la primera posibilidad que ofreció Kate a las autoridades que recogieron muestras del escenario. Pero los análisis que se realizaron en el IML (Instituto Forense Portugués) terminaron por aislar solo un ADN que no pertenecía a la niña si no a su Kate. Para la PJ, es también prácticamente imposible que alguien sacase a la niña por esa ventana, que ni siquiera se abre por completo.

GERRY ACEPTÓ HABLAR CON LA POLICÍA
El día que fue constituido arguido, Gerry aceptó contestar todas las preguntas de la PJ.

Dudas sobre la vigilancia de los niños
La PJ encontró contradicciones en los testimonios de los amigos en relación con el modo en el cual los niños eran vigilados.

Niegan el uso de sedantes con los niños
Kate y Gerry siempre han negado a la PJ el hecho de que medicaban a los niños o que utilizasen cualquier tipo de sedante para hacerlos dormir. Los padres de Maddie por el contrario declararon que sus hijos siempre se iban temprano a la cama porque estaban acostumbrados a hacer así, y que ni siquiera era normal para ellos despertarse en medio de la noche. CM sabe que meses después de la desaparición de Maddie, Kate sugirió a la policía que los gemelos deberían ser objeto de análisis para averiguar si habían sido sedados aquella noche. Algo que los investigadores encontraron raro, dado que siendo médicos, ambos saben que cualquier residuo ya habría desaparecido. Esto fue considerado como otro indicador de que Kate y Gerry no estaban diciendo la verdad sobre lo que pasó la noche del 3 de mayo, ocultando lo que le ocurrió a la niña.
...........................

Notas

Grabado – La PJ grabó las diligencias – La búsqueda con los perros fue grabada por la PJ. El entrenador también redactó un extenso informe que interpreto las señales que habían sido encontradas por los animales durante su búsqueda de rastros.

TIR – Domicilio en Inglaterra – Kate estableció su identidad y su residencia y dio su domicilio inglés. Por lo tanto, el regreso a casa no estaba considerado como una fuga de la justicia.

Retorno – Promesa pospuesta – Cuando regresaron a casa, los McCann prometieron regresar si era necesario hacer otra declaración. La reconstrucción fue requerida, pero los amigos la boicotearon.

Fuente: Correio da Manhã 20.07.2008, edición impresa

© Traducción de Mercedes