lunes, 7 de julio de 2008

Caso Madeleine McCann - Un caso de crueldad


7 de julio de 2009

Tony Parsons

Cada vez ocurre menos, simplemente porque la historia de Madeleine McCann se está cayendo de las noticias.

Pero cada vez que la cara de la pequeña niña aparece en la TV, nuestra hija de cinco años la mira y pregunta exactamente las mismas cinco palabras: “¿Han encontrado a Madeleine ya?”

No, cariño, no la han encontrado todavía. No la han encontrado muerta, y tampoco la han encontrado viva.

La han buscado todos los días desde el 3 de mayo de 2007, pero han parado de buscar.

La policía portuguesa ha cerrado el caso y las noticias han filtrado que no se va a emprender ninguna acción en contra de los padres. Les queda demasiado grande.

Algunos dicen que los vagos e incompetentes portugueses deberían disculparse con los McCann por gastar tanta energía, tiempo y recursos en acosar a los padres de una niña desaparecida.

Yo personalmente digo - ¿de que serviría? Es un poco tarde ahora. La policía portuguesa fue peor que inservible pero una disculpa no curará las heridas de Kate y Gerry McCann, y no traerá a cada a Madeleine ni arrojará luz sobre su suerte.

Pero por supuesto el caso no está realmente cerrado. Lo que le pasó a esa niña pequeña es un acto de crueldad innombrable e inimaginable.

Alguien sabe algo. Casi con toda seguridad más de una persona sabe algo. No es suficiente para encogerse de hombre y marcharse.

No, no han encontrado a Madeleine aun. Y hasta que lo hagan, este caso estará (termina así).

Traducción de Mercedes