lunes, 18 de agosto de 2008

18 de Agosto de 2008

---
Traducción de Mercedes
--

“Maddie: La Verdad de la Mentira” confirmado en España, Argentina y Chile.
“La Verdad de la Mentira”, el libro de Gonçalo Amaral, el antiguo inspector de la Policía judicial (PJ), va a publicarse el próximo mes en España, pero también en Argentina y Chile. El autor confirmó la información este fin de semana durante una sesión de presentación de su libro en el Fnac Madeira.
Destacando que la decisión de archivar el proceso, en espera de mejor prueba, ha sido mal tomada, Gonçalo Amaral, una vez más, afirmó que el libro está constituido por hechos y testimonios, basados en los detalles del proceso.
El ex coordinador del departamento de investigación criminal (DIC) de Portimão reconoció que su carrera en la Policía judicial se terminó, pero reafirmó que no está dispuesto a olvidar a Madeleine McCann mientras no se conozca la verdad.
A preguntas con respecto a la edición del libro del ex inspector de la PJ fuera de Portugal, en particular en el Reino Unido, el portavoz de la familia McCann ha informado: “cualquier editor debería pensar detenida y seriamente con respecto a lo que ellos mismos se exponen,” acusando a Gonçalo Amaral intentar ganar dinero con su libro desde el día en que comenzó a escribirlo.
A pesar de las amenazas apenas veladas del portavoz de la familia McCann, Clarence Mitchell, la editorial portuguesa, “Guerra e Paz”, ha confirmado que están en curso las negociaciones para la publicación “de La Verdad de la Mentira” en el Reino Unido y los Estados Unidos, mientras que en Bélgica y Francia varios editores ya se mostraron interesados en la publicación de la versión francófona.
Duarte Levy & Paulo Reis


¿Qué nos ocultan?







Se entregaron a la prensa 11.000 páginas del expediente “Caso Maddie”. Desde este día, una determinada prensa británica se empeña en inventar pistas que ya se siguieron y a intentar hacer pasar a la PJ portuguesa, ante los ojos del público, como incapaces que no siguieron todas las pistas. ¿Es sólo la búsqueda del sensacionalismo o intentan prepararnos para otra cosa? ¿Algo más pernicioso? Para entender bien nuestras observaciones es necesario saber que los tres “arguidos” tienen hasta el 20 de septiembre para pedir a la policía que continúe con la investigación. ¡Huelga decir que ningún padre que ha sido víctima de un secuestro de un niño pensaría pedirle a la policía que detenga la investigación! Creo que se puede decir, sin temor a equivocarse que:
• Martin Provencher - cuya hija, Cédrika, fue secuestrada el 31 de julio de 2007
• Piera cuya hija Denise fue secuestrada el 1 de septiembre de 2004
• Ithaisa cuyo hijo, Yeremi, fue secuestrado el 10 de marzo de 2007
se derrumbarían por completo si supiera que la policía no continúa con la investigación. Ahora bien, parece que en el caso de los padres McCann, las cosas son diferentes. Los padres ya declararon que pensaban que la policía portuguesa había hecho todo lo que había podido. ¡Lo que implica que no van a pedir que la policía prosiga con la investigación sobre lo que pasó!! Esta sorprendente decisión, si es correcta - y existen razones para creerlo - no puede presentarse así al público so pena de que le afecte y so pena de que los padres pierden definitivamente toda credibilidad. Por ello, estamos asistiendo a una batalla mediática de las supuestas pistas no estudiadas por la PJ portuguesa! A su vez, Clarence Mitchell se hace el sorprendido o indignado ante cada nueva pista falta mencionada por la prensa. Al enviar sobre los rastros de todos estos falsos sospechosos a sus famosos “superes detectives” los hacen perder el tiempo con pistas que se sabe muy bien que no llevan a ninguna parte. La manipulación tiene por objeto hacer creer al público que sus investigadores son más eficientes y más fiables que la PJ portuguesa y que por este motivo los padres no van a pedir a la PJ que prosiga su investigación sino a sus detectives de choque que son, por supuesto, súper profesionales mucho más eficaces que la policía. Se dijo que los nuevos detectives fueron contratados por los padres habrían permitido a la policía belga ver los vídeos de una niña que se asemejaba a Maddie. ¡Es absolutamente falso! ¡Los sabuesos de los McCann se enteraron del asunto por la prensa! ¡Sin más! No tienen absolutamente nada que ver en este asunto. ¡Todas las declaraciones son falsas! Hasta voy a revelar un secreto que nadie sabía: ¡El día en que el “SUN” reveló los vídeos en su página web, la policía belga ya había advertido que se había localizado a la niña y que no se trataba de Madeleine!! Fueron los detectives quienes mintieron a sus jefes, que deben ser bastante ingenuos. Y en ese caso, sería necesario despedirlos. No es normal que se sigue gastando dinero en detectives que mienten en vez de invertirlo en la búsqueda de Madeleine. O, entonces, estas observaciones no tienen otro objetivo que lanzar polvo a los ojos del público con el fin de hacerle creer que los nuevos detectives son mejores que la policía, preparando, así a la opinión pública para el, ya nos lo temíamos: ¡Los padres no tienen intención de pedir a la PJ que prosiga la investigación!!!!
Y qué pasara después del día 20
Cuando llegue el momento veremos que, los padres no pedirán a la policía que prosiga la investigación. Esperamos con impaciencia la fecha del 20 de septiembre con la esperanza de equivocarnos. ¡Pero si llega ese momento… pobre Madeleine! Después del 20 de septiembre, el expediente podría ser reabierto de nuevo por cualquier persona, tanto ustedes como yo, podríamos aportar nuevos elementos al expediente. Como fotografías por ejemplo…
¡Pero por el momento las pistas ya han sido estudiadas con lupa, al publicar retratos robot de sospechosos que han sido identificados y oídos desde hace mucho tiempo, que los medios de comunicación gasten tanta energía en manipularnos, uno tiene derecho a decir que al actuar de este modo no se está más cerca de encontrar a Madeleine!
Hago un recordatorio que el objetivo es todavía encontrar a Madeleine (con vida o no) no gastar dinero y energía en pistas cuyo resultado está claramente indicado en el expediente. ¿Por qué perder todos este tiempo en pistas investigadas en vez de buscar a Madeleine?
¡Porque desde hace algún tiempo no se habla de encontrar a Madeleine sino de proteger a los McCann o hacer callar a todas las personas que podrían decir que los padres están equivocados!! Cuanta energía derrochada pendiente de pleitos, contratando a personas para buscar cualquier página web o blog que diga algo en contra de los padres… cuantos gastos, pero en el fondo, ¿qué pasa con Madeleine? ¡Puedo decirle una cosa, y es que todos los padres que han vivido el drama de un secuestro nos les importaría saber lo que dice un blog o una web con respecto al drama!!! Sólo encontrar al niño cuenta y qué más da lo que la gente piensa o lo que el bloguero escribe, ¿no?
La verdad… nada más que la verdad








Como habíamos anunciado, les facilitaremos todos los detalles del expediente. Los comentarios de los policías, las audiencias de los testigos y sospechosos, los hechos, los lugares, las horas, las fechas etc. Así al compás de los artículos se dará cuenta que las supuestas nuevas pistas no lo son y que todas las respuestas figuran en el sumario. Para seguir bien y con el fin de evitar todos los malentendidos, tengan en cuenta que los investigadores en primer lugar siguieron la teoría del secuestro antes de que la investigación tomase a otra dirección.
Volumen I – Pagina de guarda
La primera página de las actas no revela nada especial. Se trata de una página de guardia clásica a todas las actas de la policía. Donde se encuentra la clasificación de la infracción, en este caso: Secuestro. Donde se encuentran la fecha de los hechos, el 03/05/2007 el n° de expediente así como la brigada que intervino: la brigada número 4. En fin, además del nombre de los inspectores, donde se encuentra un breve resumen de los hechos:
Desaparición de una menor. La patrulla del GNR de PDL fue informada de la desaparición de un niño de sexo femenino de nacionalidad inglesa. Según los elementos de la GNR la llamada tuvo lugar a las 22:40 y la niña desapareció de un apartamento sito en la planta baja del Océano Club donde alojaba una familia con sus hijos. La tipología del apartamento está formada por dos habitaciones, una cocina, de una sala de estar y un cuarto de baño.
El apartamento es de acceso fácil para el público. La pareja, durante la cena se desplazó en sucesivas ocasiones hasta la habitación de los niños. Durante uno de sus desplazamientos, la madre se dio cuenta que faltaba su hija y dio la alarma con el fin de encontrarla. Ante estos hechos y por decisión del superior, se avisó al servicio de guardia de la PJ, que procedió inmediatamente con los distintos deberes de la investigación.
Volumen I – Página 2





Aquí comienza el acta propiamente dicha. La PJ identifica a los padres y establece un primer desarrollo de la noche. La primera parte del documento identifica claramente a los padres dando su nombre completo, su fecha de nacimiento, su número de pasaporte, su número de teléfono así como su dirección exacta. Entenderá que esta información no puede publicarse. Nadie tiene que conocer el número de teléfono de los padres. El desarrollo del acta es el siguiente:
Se identifica a la menor desaparecida como MADELEINE BETH MCCANN nacida el 12/05/2003. Además de la menor desaparecida, la pareja tiene dos hijos más, unos gemelos de dos años. Los dos niños se encontraban también en la habitación donde estaba durmiendo la menor Madeleine. En nuestra conversación con el Sr. GERALD PATRICK MCCANN fue posible establecer que: La familia está desde el 28 de abril de 2007 en el OCEAN CLUB para una semana. Desde el 29/04/2007, comenzaron a cenar (él y su mujer) en el restaurante del OCEAN CLUB mientras que sus niños se quedaban, en el dormitorio situado a algunos metros del restaurante. Tenían la costumbre de cenar en dicho restaurante con tres parejas de amigos. En la fecha de los hechos, se levantaron a 07:30 de la mañana y desayunaron en el apartamento.
A las 09:00: Salieron del apartamento y dejaron a sus niños a la guardería del OCEAN CLUB donde los empleados del CLUB se ocuparon de los niños hasta las 12:30.
Tras el almuerzo, hacia las 14:30, llevaron a los niños nuevamente a dicha guardería, donde permanecieron hasta alrededor de las 17:00.
Hacia las 17:30, los padres dieron un baño a los niños, les dieron algo de comer y hacia las 19:30 metieron a los tres niños en la cama en una misma habitación del apartamento.
A las 20:30 la pareja se va al restaurante.
Hacia las 21:05 /21h15, GERALD (el padre) fue ver a los niños a la habitación. Vio la puerta entre abierta. Encontró eso extraño. Tenía la sensación de haberla cerrado completamente. Sin embargo, entró y vio a los tres niños. Las persianas se encontraban cerradas.
A las 21:20, JANE, una amiga, pasó cerca del apartamento por el lado de la fachada principal y vio a una persona con un niño en brazos que descendían la vía principal. No obstante, no reconoció a esta persona, ni al niño. Solo puede decir que el hombre debía tener entre 30 y 40 años y tenía el cabello oscuro y unos pantalones claros.
A las 21:30, un amigo, MAT entró en el apartamento por la ventana de de la sala de estar. No entró (en el dormitorio) y solo vio a los gemelos durmiendo. No observó nada extraño.
A las 22:00, KATE, la madre, se enfrentó con la desaparición de MADELEINE BETH MCCANN. Observó que la ventana estaba totalmente abierta al igual que la persiana.
A continuación, las actas identifican a través del director del OCEAN CLUB a los empleados de servicio. Las actas indican también que la policía tiene una copia de los registros de entrados y salidas de los niños a la creche/guardería (Inciso: dos establecimientos distintos) del día 03/05/07. Las actas precisan que:
Conviene informar de que al llegar la patrulla, distintas personas ya se encontraban dentro del apartamento. Personas que pueden haber contaminado este espacio.
Hay que tener en cuenta también que los elementos de la GNR efectuaron diversas búsquedas en los alrededores del apartamento con el fin de localizar a la menor desaparecida. No obstante, estas búsquedas fueron infructuosas. Se hizo un reportaje fotográfico. Los padres entregaron una fotografía de la menor: MADELEINE BETH MCCANN.
Final de la primera parte. La fotografía de Madeleine dada por los padres sirve para mostrar a la pequeña y permitir que sea identificada claramente. La fotografía utilizada se muestra debajo.


18 Agosto 2008 - 00h30
Anotaron pormenores
Los McCann rompen un libro de Maddie
Proceso: La PJ aprendió un documento que fue escrito por el grupo
Horas después de haber desaparecido Madeleine, los padres de la niña inglesa rasgaron la tapa de dos libros infantiles que le gustaban ojear a la niña antes de dormir, para anotar los pormenores de la noche de la desaparición.
Ahí, según puede verificarse en las páginas que sido anexadas al sumario, los padres de Madeleine anotaron la periodicidad de las visitas a las habitaciones donde varios niños dormían y que según el grupo de ingleses habían verificado que nada fuera de lo común había tenido lugar.
La PJ anexó esos documentos al sumario el 9 de septiembre del pasado año, aclarando que los mismos habían sido entregados a la GNR la noche que la niña desapareció.
La importancia de la tapa de los libros está relacionada con el hecho de que la PJ considera que existió una manipulación de los testimonios –las declaraciones entre los elementos del grupo fueron dados de manera detallada. Ese fue el motivo por el cual esas pruebas fueron anexadas solo después de que Gerry y Kate fueron nombrados arguidos, en un momento en que ya había asumido formalmente que eran sospechosos.
Para las autoridades, lo consideraron en ese momento un detalle importante para la investigación, porque revelaba que la preocupación de los padres de la niña pequeña de protegerse a sí mismos de alguna posible responsabilidad, era mayor que preservar los objetos que pertenecían a la niña que en ese momento solo hacía unas horas que estaba desaparecida. Lo que condujo a las autoridades a admitir que pudo existir una manipulación de los testimonios.
Hijo de un jugador confundido con la niña
(…)
Detalles

Reconstrucción – La reconstrucción de la noche de la desaparición, que nunca tuvo lugar porque los ingleses no estaban dispuestos a volver a Portugal, era fundamental para entender todos los pasos que fueron realizados por los elementos del grupo aquella noche. La PJ intentaba determinar exactamente a qué hora había desaparecido la niña.
Retrato robot –Jane Tanner aseveró que había visto a un extraño sobre las 9pm. Llevando una niña en brazos. Admitió que había sido el secuestrador y explicó que Gerry estaba muy cerca de ella cuando lo vio. Se hizo un retrato robot, pero las autoridades siempre consideraron que su declaración no era creíble.
Timeline – Maddie fue vista por última vez, por personas ajenas a sus padres y hermanos, sobre las 5:30pm.


24 horas
Página 11
Periodistas de Sky News y CNN acusaron a los padres de Maddie de negligencia
Extranjeros atacan a los McCann a finales de julio del año pasado. Gerry no escondió su descontento cuando lo confrontaron con el hecho de haber dejado solos a los tres niños en el apartamento
Texto ● Carlos Tomás
Atacados. Por primera vez y tres meses después de haber desaparecido la pequeña Madeleine McCann de un apartamento en PDL, el padre de la niña fue confrontado por los periodistas americanos e ingleses con un hecho: ¿por qué motivo dejó a sus tres hijos solos y entregados a su suerte?
Las respuestas del británico fueron evasivas. Corría el mes de julio y la investigación de la PJ ya indicaba que iba a seguir un nuevo rumbo, tal como 24 horas fue informando durante el período comprendido entre el 24 y el 30 de julio de 2007. Como es público, los McCann serían constituidos arguidos en septiembre de ese año.
El día 24 de julio de 2007 nuestro periódico informaba que estaba siendo investigada la posibilidad de que Maddie, desaparecida el 3 de mayo, hubiera sido raptada por vía marítima. Gerry McCann, padre de la niña, estaba en ese momento en los Estados Unidos, donde le fueron concedidas varias entrevistas y se encontró con el fiscal general americano, Alberto Gonzalez.
Según el proceso, de hecho, las autoridades lusas pidieron los registros de las embarcaciones que partieron de todos los puertos en el Algarve del día que desapareció la niña y días posteriores. Pero no se encontró nada sospechoso en las embarcaciones que partieron desde el Algarve. Ni el más mínimo rastro de Maddie.
Fuego extranjero
Al día siguiente los medios estaban todos centrados en la saga de Carolina Salgado, ex compañera de Pinto da Costa, presidente del Fútbol Club de Oporto, a quien habían acusado de corrupción. 24 horas no escribe nada sobre el caso Maddie.
No se puede decir lo mismo del día 26 de julio de 2007. Ahora con apena una columna y una foto de Gerry, el 24 horas daba cuenta del primer ataque a los McCann. Una periodista del canal de televisión británico “Sky News” preguntó al padre de Maddie porque motivo dejó a sus tres hijos en casa, abandonados, mientras cenaban con siete amigos y su mujer en el Tapas Bar, restaurante próximo al complejo turístico Ocean Club.
Gerry perdió el habla y se ruborizó. Pero, esta vez irritado, consiguió decir que el matrimonio iba al apartamento de 15 en 15 minutos –una versión anterior dada por los McCann sería de 30 en 30 minutos- para visitar a los niños. Aseguró también las autoridades no acusaban al matrimonio de negligencia y que el verdadero crimen fue cometido por la persona que se llevó a la menor.
En ese momento, a la pregunta de la americana de la CNN, Gerry diría que no tenía dudas: su hija había sido víctima de un predador. A pesar de los ataques de los periodistas, el 27 de julio el padre de la niña desaparecida decía estar “satisfecho” con la visita a los Estados Unidos, porque sirvió “para manter la atención sobre Maddie”.
El cambio
El 28 y 29 de julio, 24 horas no dio ninguna noticia relacionada con el caso Maddie. Pero el 30 de julio surge unos de los momentos más significativos de la investigación y que nuestro periódico divulgó: la policía judicial estaba redireccionando la investigación e iba a reevaluar los indicios recogidos hasta entonces con las autoridades británicas.
Era preciso recentrar el problema”, escribía nuestro periódico, citando una fuente judicial ligada a la investigación. En verdad, como ya se dijo, la revelación culminaría con la constitución como arguidos de los McCann. Más de un años y medio después el proceso fue archivado sin haber conseguido lo principal: encontrar a Madeleine…■
Verdad
El luso británico Robert Murat, primer arguido del proceso y principal sospechoso de un eventual secuestro de Maddie –era también traductor oficial al servicio del Tribunal de Lagos- nunca cambió su versión de los hechos, al contrario de lo que se llegó a informar por la prensa británica. Siempre dijo que la noche en la que Maddie desapareció estaba en casa con su madres, hecho que la progenitora confirmó a la PJ.
Mentira
El periódico inglés “Sunday Express” divulgó a finales de julio, tal como informó 24 horas, que los McCann estaban siendo investigados por las autoridades británicas por abandono de sus hijos y que otro periódico el “Leicester Mercury” había sido obligado a retirar de su página web mensajes que cuestionaban el comportamiento del matrimonio británico. Pero los ingleses nunca investigaron el caso, al no estar dentro de su jurisdicción. Los mensajes ofensivos sí que fueron borrados.


Página 10
Dos ingleses relatan a la PJ conversaciones de Gerry McCann
Llamadas misteriosas
Poco después de la desaparición de Maddie, el padre ya decía que ella había sido raptada y que había redes de pedofilia en Portugal. Durante los días siguientes habría sido oído diciendo que no le hicieran daño a su hija.
Texto ● Luís Maneta
La policía judicial recogió la declaración de dos testigos que aseguran haber oído frases de dos llamadas misteriosas de Gerry McCann, en una de las cuales el padre de Maddie habría pedido al interlocutor que no le hicieran daño a su hija, desaparecida cuatro días antes en el resort Ocean Club, en PDL. Los relatos constan en el sumario que se hizo público a principios de este mes.
Requerida formalmente el 21 de noviembre de 2007, Carolyn F. contó a la PJ que el día 7 de mayo de ese año estaba en una calle de Lagos, cerca de la cajas Multibanco, cuando reparó en un hombre, a pocos metros de distancia, que subía y bajaba hablando por el móvil.
En ese momento, aun no sabía sobre la desaparición de la niña inglesa, por lo que la cara de Gerry McCann no le era familiar. Pero lo que el hombre decía al teléfono no podía de intrigarla: “No le hagan daño a Madeleine, por favor”.
“El dijo más cosas, pero esta es la única frase de la que me acuerdo”, dijo
Británica, radicada en el Algarve desde hace mucho, “está 99,9 por ciento segura de la identidad del hombre que “parecía muy perturbado” y tomaba notas mientras hablaba en el móvil.
Redes de pedofilia
Otra llamada de Gerry también causó sorpresa en otro testigo. Graham M. estaba en el Ocean Club el 3 de mayo. Se cruzó con el grupo de ingleses en el Tapas Bar. Y cuando se conoció la ausencia de Madeleine llegó incluso a buscarla en zona que rodea el resort.
Cerca de la piscina oyó la voz de un hombre, “desesperada y desgarrada por la emoción”. Era el padre de Maddie hablando por el móvil. Por la “naturaleza” de la conversación le pareció que el interlocutor era algún familiar o amigo.
“Habló en alto de existencia de redes de pedofilia en Portugal y que les habían raptado a Madeleine”, contó Graham M. diciendo que esas palabras lo dejaron “sorprendido” porque hasta ese momento pensaba que la niña había salido de casa.
Cuando fue nombrado arguido, Gerry McCann confirmó que, desde el primer momento, insistió en la tesis del rapto explicando “que no era posible” que su hija hubiese salido del dormitorio por su propio pie.■
Memoria borrada
En el libro “La Verdad de la Mentira”, el ex coordinador de la investigación del caso Maddie, Gonçalo Amaral, asegura que fueron borrados los registros de las llamadas en los móviles personales de Gerry y Kate McCann, escribe, no se encontró ningún registro telefónico anterior al 4 de mayo. La madre no efectuó llamadas en el 27 de abril y el 4 de mayo y no recibió ninguna entre las 11h22 del día 2 de abril y las 23h17 de la noche en que desapareció Madeleine. (Inciso: esta última llamada era de Gerry)