lunes, 25 de agosto de 2008

25 de Agosto de 2008

24 horas

Página 14
Los McCann tienen menos de 626 mil euros para la búsqueda
El Fondo Maddie se “seca”
Hartos de gastar dinero sin obtener resultados, Kate y Gerry McCann se preparan para prescindir de los servicios que habían contratado a una firma de investigadores privados, según informó ayer el diario británico “The Mail on Sunday”.

Según el periódico, los padres de la pequeña Madeleine se han gastado más de 500 mil libras (cerca de 626.600 euros) del fondo destinado a la búsqueda con Oakley International, una empresa con sede en los Estados Unidos que reúne ex agentes secretos británicos e informadores del FBI.

La empresa fue contratada para gestionar la línea telefónica para recoger pistas, realizar la investigación y revisar las imágenes de las cámaras de seguridad, llegadas de todo el mundo en las que la niña pudo haber sido avistada. Según el periódico, los investigadores habrían llegado a infiltrarse en una red de pedofilia belga. El magnate Brian Kennedy, uno de los responsables del fondo de Madeleine, estuvo verificando las cuentas y se “enfadó” al saber que la compañía recibía 80 mil libras (más de 100 mil euros) mensuales, importe que consideró exagerado para los resultados tan escasos.



Según la misma fuente, el fondo Madeleine, constituido con dinero donado por personas de todas las partes del mundo, llevó un fuerte golpe con esta operación. Ahora sin confirmación del matrimonio o sus portavoces (que 24 horas intentó contactar), el diario británico adelanta que quedan menos de 500 mil libras para gastar en la búsqueda de Maddie.■


24 horas
Página 13

Se exaltó cuando fue interrogado sobre la sangre encontrada en el apartamento
La furia de Gerry McCann

El matrimonio empezó a criticar a la Policía Judicial y a acusar a las autoridades portuguesas de ser muy lentas con la investigación. El culebrón de los análisis continuaba

Texto ● Carlos Tomás
Un ataque de furia de Gerry McCann que abandonó la grabación que estaba realizando para una televisión española, el comienzo de las clases en el colegio donde Maddie estudiaba, en Leicester, y el misterio de los análisis marcaron la información de 24 horas a sus lectores en las ediciones entre el 28 de agosto y el 3 de septiembre de 2007, pocos días antes de que los padres de la niña desaparecida fuesen constituidos arguidos nuestro periódico escribía “Padre de Maddie pierde la cabeza en la televisión”. Y explicaba: “se marchó en medio de la entrevista al ser preguntado sobre los vestigios de sangre en el dormitorio (de Maddie)”.

Gerry acabaría justificándose, argumentando que el periodista de Telecinco, que le estaba haciendo la entrevista, solo le hacía preguntas sobre temas relacionados con la investigación y que él no podía contestar, porque lo tenía prohibido por las autoridades lusas debido al secreto de sumario. Pero los padres de Maddie, en declaraciones a la prensa, siempre aprovechó para lanzar críticas sobre el modo de actuar de nuestras autoridades: “No hay señales de avance (en la investigación). La policía portuguesa hace todo muy sigilosa y discretamente. Son muy lentos”, dijo, en ese momento.

Oración
El mismo día se le recordó que continuaba el “culebrón” de los análisis encargados a un laboratorio forense británico y que nunca fueron entregados a las autoridades nacionales.

El 29 de agosto el titular sobre el caso se limitó al hecho de que el matrimonio McCann estaba preparando las maletas para regresar a Leicester.

Para ello pidieron ayuda a una tía de Kate llamada Janet Kennedy y que fue interrogada por la PJ, siendo su declaración inútil para el avance de la investigación. Más importante fue la noticia avanzada por nosotros al día siguiente –al final el laboratorio forense de Birmingham había desistido de los análisis de ADN y pedido ayuda a instituciones de otros países.

Las muestras recogidas estarían irremediablemente contaminadas, hecho que se confirmaría al final del proceso.

Era también noticias que el equipo policial británico que se encontraba en Portugal había sido sustituido por otro, compuesto igualmente por analistas, investigadores y expertos en perfiles criminales.
La emoción dominó las ediciones de los días 31 de agosto y 1 de septiembre de 24 horas. El titular era el hecho de que los compañeros de Maddie habían rezado por ella al comienzo de las clases.
Aun era noticia el hecho de que el Servicio de Ciencia Forense de Birmingham negó haber solicitado analíticas a otros países en el ámbito de este caso. El abogado Carlos Pinto de Abreu, uno de los abogados más valorados del país, fue el titular de 24 horas el 2 de septiembre debido a su contratación por los McCann.

Además de ser el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados, defendió casos como el de Jaime Pinto (acusado de tráfico de droga y autor del célebre bloqueo en Ponte el 25 de abril, que resultó con el desaire político del entonces primer ministro Cavaco Silva), y la supuesta corrupción en Partex, UGT y de los políticos Isaltino de Morais (presidente de la Cámara de Oeiras) y de Antonio Preto.

En una carta abierta, el abogado justificó su decisión porque sentía que el nombre de los McCann estaba siendo arrastrado por el barro. Subrayó aun, a nuestro periódico, que “todas las personas tienen derecho a recibir consejo jurídico, incluso las víctimas”. Más adelante los McCann acabarían por contratar a más de un peso pesado: Rogério Alves.

Este ciclo se cerró con la noticia de que Kate había exigido a las autoridades portuguesas la lista de todos los abusadores de niños que supuestamente estaría en poder de la PJ.■

Verdad
Es verdad que la madre de Madeleine, Kate McCann, pidió a la PJ la lista relativa a los nombres de los abusadores de niños identificados en el ámbito de Europol e Interpol.
Esos datos nunca la fueron oficialmente facilitados y fueron retirados del proceso entregado a los medios de comunicación el pasado día 20 de julio de 2008.

Mentira
Es mentira, según informó 24 horas el 30 de agosto de 2007, que el Servicio de Ciencia Forense de Birmingham hubiera solicitado ayuda extranjera para realizar los análisis de ADN a los vestigios recogidos en el apartamento de los McCann y en el coche que alquilaron después de haber desaparecido Maddie. Pidieron ayuda a otros departamentos respaldados por Gran Bretaña. Pero los análisis que pudieran implicar a los McCann no fueron concluyentes.


25 Agosto 2008 - 00h30

Investigación: El fondo solo tiene 600 mil euros
Ex-FBI abandona la búsqueda

El equipo de detectives contratado a peso de oro por los padres de Maddie abandonará la búsqueda al no serle renovado el contrato. Después de recibir 600 mil euros, provenientes del fondo creado para encontrar a la niña inglesa desaparecida en PDL el 3 de mayo de 2007, la agencia Oakley International –integrada por antiguos profesionales de las agencias norte americanas FBI y CIA- no han conseguido resultados alentadores sobre el paradero de la niña.
Después de pagar a los detectives, el fondo creado con el dinero donado por millares de personas, atraviesa ahora una fase difícil. 

Según el periódico británico “THe Mail on Sunday”, el fondo tiene una reserva de apenas 600 mil euros. La forma en que está siendo administrado es criticada y considerada como un caos.
Los padres de Maddie despiden, por segunda vez, a un equipo de detectives, contratados por ellos, para encontrar a su hija. La primera vez fue con la empresa española Método 3. El portavoz de la familia, Clarence Mitchell, informó recientemente que los detectives españoles aun trabajaban para los McCann pero de una forma marginal.

La no renovación del contrato con la agencia Oakley International está causada, según “The Mail on Sunday”, en el hecho de que o principal patrocinador del fondo “Find Madeleine”, e multimillonario Brian Kennedy, está “enfadado” con los detectives, ante los flacos resultados obtenidos por los agentes que recibían cien mil euros al mes. Los padres de Maddie han sido informados de la decisión de Brian Kennedy y no renovarán el contrato.

El equipo de detectives, que estaba investigando todas las pistas que la PJ no consideró importantes, siguió la hipótesis de un supuesto rapto por un grupo de pedófilos belgas, llegando a infiltrar a uno de sus agentes en esta red. La agencia fue recomendada a los McCann por la empresa inglesa Red Defense International.

ANGELINA JOLIE
Encuentro con Kate
La actriz Angelina Jolie, madre de seis niños, pretende encontrarse con Kate McCann, en Londres, con la finalidad de saber cómo se enfrenta la madre de Maddie día a día a la pesadilla de no saber nada sobre su hija.

La película revive la pesadilla
La actriz de 33 años participa en la película “Changeling”, que retrata la lucha de una madre para encontrar a su hija, cuya desaparición llevó a la contratación de agentes del FBI en la búsqueda.

Invitación al estreno
La actriz, informa el “Daily Star”, para la interpretación de su papel mantuvo contacto con otras dos madres, cuyas hijas desaparecieron en los estados norte americanos de California y Vermont.

Lucha contra el olvido
Angelina Jolie quiere llamar la atención sobre el caso Maddie y ofrecerá invitaciones al matrimonio McCann para el estreno de la película en Londres en noviembre, en caso de que ellos desean asistir.

© Traducción de Mercedes