domingo, 3 de agosto de 2008

3 de Agosto de 2008

---
Traducción de Mercedes
---

Lo primordial en la búsqueda de Maddie
Las intrigantes memorias de Gonçalo Amaral sobre el caso Madeleine McCann no ofrecen una solución pero muestran a un hombre obsesionado por la investigación.
Es una lástima que estas memorias reveladas por Gonçalo Amaral, jefe de la policía que estuvo al frente de la investigación de Madeleine McCann hasta que fue despedido sin contemplaciones el año pasado, no se hayan publicado en Inglés. Es una apuesta bastante segura decir que no lo serán. A los minutos de su aparición en las librerías portuguesas, el portavoz de los McCann hizo saber que sus abogados lo leerían con detenimiento, con el ojo puesto en el tipo de demanda por libelo que acabó constándole a grupo Express 500 mil libras a principios de año. Esto fue antes de que las autoridades lusas finalmente liberasen a la pareja de cualquier sospecha el mes pasado.
Pero no solo son los abogados quienes lo han leído. El libro está, según informe el editor, dirigiéndose a los primeros puestos de la lista de los más vendidos en Portugal (aunque, dado el tamaño del mercado literario del país, esto le dará a Amaral más fama que dinero). Seguramente no pasará demasiado tiempo antes de que traductores emprendedores (Inciso: Vaya hablan de nosotros en The Guardian) ofrezcan las partes más jugosas para una comunidad de conspiración en línea que, durante los quince meses que han pasado desde la desaparición de la angelical niña de tres años desapareciera de PDL, haya elevado a Madeleine en algo cercano a un nuevo Elvis. O utilizando la frase preferida de Amaral, sin ánimo de parecer irónicos, en los agradecimientos del libro a los “cibernautas y bloggers que han defendido la causa de la verdad y la justicia”.
La parte del libro menos sorprendente, así como la menos convincente, es su conclusión, que básicamente se hace eco del caso que Amaral no consiguió resolver antes de que fuera despedido, habiendo sido los padres de Madeleine liberados de su condición de arguido: de que la pequeña niña murió en el apartamento turístico de la familia, “quizás como resultado de un trágico accidente”, la noche del 3 mayo de 2007, que siguió el “fingimiento de un secuestro”, y que los padres “son sospechosos de estar implicados en la ocultación del cadáver de su hija”. Este crítico –así como cualquier persona objetiva –a estas alturas seguramente habrá descartado cualquiera de estas posibilidades. El libro no contiene nada que cambie el punto de vista de nadie sobre el hecho de que no hay causa plausible contra los McCann. De gran ayuda para los abogados de los McCann, particularmente ahora que ellos y el tercer ex arguido, Robert Murat, han sido liberados, es el hecho de que estas afirmaciones están impresas en negrilla en la última página del libro.
Mucho más fascinante es la relación detalla que ofrece Amaral sobre la investigación que él lideró desde la noche que Madeleine desapareció hasta el pasado octubre cuando, después de permitir que su ira sobre lo que él consideró como un obstruccionismo británico se colara en una portada lusa, fuera destituido del caso. Nada de lo que dice Amaral lleva a la solución del misterio que rodea la desaparición de Madeleine y claramente no hay suficiente ni siquiera para confeccionar un caso coherente para un tribunal. Amaral difiere totalmente con su propio fiscal general sobre la interpretación de los hechos, tal como Clarence Mitchell, portavoz de los McCann, ha apuntado.
Pero la narración de Amaral no facilita una visión sobre la magnitud del trabajo que él, sus colegas y los contingentes que llegaron de Inglaterra para velar por la investigación: llamaron a 400 puertas en los alrededores de PDL, entrevistando a cientos de personas, repasando las pruebas forenses, escribiendo timeline tras timeline en las paredes de la comisaría del cercano pueblo de Portimao.
Errores, claros, fueron cometidos, notoriamente el fallo de asegurar la escena del crimen, fotografiar el apartamento de los McCann y los alrededores como una escena del crimen potencial y evitar la posibilidad de que pruebas potencialmente cruciales fueran perdidas o contaminadas. Incluso para aquellos de nosotros que creemos que Elvis ya no existe, el libro ofrece un compendio de las partes inexplicadas del caso –igual que las que encontramos frecuentemente en investigaciones complejas.
En ese momento, me encontraba en medio del relato de Kate Summerscale ganador un premio, sobre un caso de asesinato Victoriano. “The Suspicions of Mr. Whicher”, cuando llegó la copia de “La Verdad de la Mentira” de Lisboa. Dejando la publicación de Summerscale a favor de la Amaral fue un poco como cambiar de Sangre Fría a Cibernautas Buscando la Verdad y Justicia.
Pero Amaral escribe, si no poéticamente, con fluidez, algunas veces, apasionadamente. Aun más, su relato contiene ecos de los elocuentes puntos de vista de Summerscale sobre nuestra ávida fascinación por los detectives y las detenciones, particularmente cuando un misterio permanece sin resolver. Doblemente cuando el misterio invita intrusiones indirectas de la trágica vida privada de una familia normal de clase media.


Correio da Manha

Edición en papel - Traducción basada en una de Astro
Las 48 preguntas que permanecieron sin respuesta
Investigación: Lo que los inspectores de la PJ querían saber.
Cuando la nombraron arguida, Kate dejó de hablar con los inspectores
El 7 de septiembre de 2007. Kate McCann entró el Policía Judicial de Portimao por la mañana y el interrogatorio se alargó hasta la noche. Fue oída en calidad de testigo, pero la tensión era evidente. Por primera vez, se concentraba la gente en la puerta de las instalaciones de la PJ y murmuraban palabras de desconfianza sobre el matrimonio.
Ese día, CM había informado que los perros habían detectado olor a cadáver en la ropa de la madre de Maddie. Una prueba que las autoridades intentaron utilizar como una baza/triunfo, durante el interrogatorio que solo cambió su curso el día siguiente, después de que la PJ no consiguiera ver sus dudas clarificadas.
Kate empezó contestando todas las preguntas, pero cuando fue nombrada arguida, dejó de hablar. Se quedó en silencio, en compañía de su abogado, y aceptó todas las insinuaciones de un modo provocador. Menos de 48 horas más tarde, Kate y Gerry viajaban a Inglaterra con los gemelos, dejando la investigación sobre la desaparición de su hija, que mientras había cumplido cuatro años, detrás.
Más tarde aseguraron que volverían si era necesario –algo que nunca hicieron, aunque nunca fueron requeridos formalmente para hacerlo- ya no son arguidos bajo la sospecha de su implicación en la ocultación del cadáver de la niña. Hoy, CM revela las 48 preguntas que Kate no quiso contestar durante el interrogatorio y que reflejan las dudas sobre la investigación. Más de un año después de la desaparición de Maddie, muchas de estas preguntas continúan sin respuesta.
Abucheos para la pareja McCann
El día que Kate y Gerry fueron a la oficina de la PJ en Portimao marcó un punto de inflexión en la relación entre los locales y la pareja: los curiosos que habían pasado el día en la calle abuchearon a los padres de Maddie, principalmente criticando la “ausencia de sufrimiento visible” por parte de Kate. También había una gran cantidad de prensa extranjera.
Las 48 preguntas judiciales que Kate no contestó





1 El 3 de mayo de 2007, sobre las 10 pm. Cuando entraste en el apartamento, ¿qué fue lo que viste, qué hiciste, dónde buscaste, qué tocaste?

2 ¿Buscaste en el armario del dormitorio de matrimonio? (Dijo que no respondería)
3 (Le son mostradas dos fotografías del armario del dormitorio principal) ¿Puede describir su contenido?
4 ¿Por qué están las cortinas que hay en la ventana lateral, detrás del sofá (se le enseña la fotografía) desordenadas? ¿Se metió alguien por detrás de ese sofá?
5 ¿Cuánto tiempo te llevó hacer la búsqueda en el apartamento después de darte cuenta que tu hija Madeleine había desaparecido?
6 ¿Por qué dijiste desde el primer momento que Madeleine había sido secuestrada?
7 Presumiendo que Madeleine había sido secuestrada, ¿por qué dejaste a los gemelos solos en la casa mientras ibas al Tapas para dar la alarma? Incluso porque el supuesto secuestrador podrían encontrarse aun en el interior del apartamento.
8 ¿Por qué no le preguntase a los gemelos en ese momento lo que le había pasado a su hermana, o por qué no se lo preguntaste luego?
9 Cuando diste la alarma en el Tapas, ¿qué fue exactamente lo que dijiste y cuales fueron tus palabras?
10 ¿Qué pasó después de que dieras la alarma en el Tapas?
11 ¿Por qué fuiste personalmente a avisar a tus amigos en vez de llamar desde el balcón?
12 ¿Quién contactó con las autoridades?
13 ¿Quién participó en la búsqueda?
14 ¿Supo alguien de fuera del grupo sobre la desaparición de Madeleine durante los minutos que siguieron?
15 ¿Te ofreció ayuda algún vecino después de la desaparición?
16 ¿Qué significa la expresión “le fallamos”?
17 ¿Te mencionó Jane aquella noche que ella había visto a un hombre con una niña?
18 ¿Cómo se contactó con las autoridades y que fuerza policial fue avisada?
19 Durante la búsqueda, y ya en presencia de la policía, ¿en qué localizaciones fue buscada Maddie y de qué modo?
20 ¿Por qué no se despertaron los gemelos durante esa búsqueda, o cuando fueron trasladados al piso de arriba?
21 ¿A quién llamaste después de los hechos?
22 ¿Llamaste a Sky News?
23 ¿Conocías el peligro que suponía llamar a los medios, porque eso podrían influenciar al secuestrador?
24 ¿Solicitaste la presencia de un cura?
25 ¿Cómo se publicó la cara de Madeleine, con una fotografía o de otro modo?
26 ¿Es verdad que durante la búsqueda tú permaneciste sentada en la cama de Maddie sin moverte?
27 ¿Qué hiciste aquella noche?
28 ¿Conseguiste dormir?
29 Antes del viaje a Portugal, ¿comentaste que tenías un mal presentimiento o una mala premonición?
30 ¿Cuál era la conducta de Madeleine?
31 ¿Padecía Maddie alguna enfermedad o tomaba algún tipo de medicación?
32 ¿Cómo era la relación entre Madeleine y los gemelos?
33 ¿Cómo era la relación entre Madeleine y los gemelos, sus amigos y sus compañeros de clase?
34 En relación con tu vida profesional, ¿cuántos y en qué hospitales has trabajado?
35 ¿Cuál es tu especialidad médica?
36 ¿Trabajabas por turnos, en urgencias o en otro departamento?
37 ¿Trabajabas diariamente?
38 ¿Dejaste de trabajar en algún momento? ¿Por qué?
39 ¿Tiene los gemelos problemas para quedarse dormidos, son indisciplinados y te molesta esto?
40 ¿Es verdad que algunas veces estabas desesperada con la actitud de tus hijos y eso te disgustaba?
41 ¿Es verdad que en Inglaterra consideraste la posibilidad de ceder la custodia de Madeleine a un familiar?
42 ¿Medicabas a tus hijos en Inglaterra? ¿Qué tipo de medicación?
43 Durante el proceso, te mostramos la grabación de la inspección forense, donde se puede ver a los perros indicando la presencia de olor a cadáver humano, rastros de sangre, solo de origen humano, así como los comentarios que fueron realizados por el experto responsable. Después del visionado, y después de que fuera señalado el olor a cadáver en tu dormitorio junto al armario y detrás del sofá que se había colocado delante de la ventana del salón, ¿dijiste que no podías explicar nada salvo que lo que ya habías dicho?
44 ¿Dijiste que no podías explicar nada aparte de lo que ya habías dicho, en relación a la indicación de sangre humana detrás del sofá por parte del perro pistero?
45 ¿Dijiste que no podías explicar nada aparte de lo que ya habías dicho, en relación a la indicación del olor de cadáver en el maletero del coche que alquilasteis un mes después de la desaparición?
46 ¿Dijiste que no podías explicar nada aparte de lo que ya habías dicho, en relación con la indicación de sangre humana en el maletero del vehículo?
47 ¿Dijiste que no podías explicar nada aparte de lo que ya habías dicho, confrontada con el resultado del hallazgo del ADN de Maddie, que fue analizado por un laboratorio británico, detrás del sofá y en el interior del maletero del coche?
48 ¿Tienes alguna responsabilidad o has intervenido en la desaparición de tu hija?
La pregunta que sí contestó
¿Eres consciente del hecho que no contestando estas preguntas puedes comprometer la investigación, que está intentando saber lo que le pasó a tu hija? Ella dijo “Sí, si la investigación lo cree”.
El proceso será publico a partir de mañana
Desde mañana, la investigación completa sobre la desaparición de Madeleine estará disponible para los arguidos, para los testigos, para los abogados e incluso para los periodistas, porque es un caso manifiesto de interés público.
El proceso, que fue archivado el 21 de julio, también estará disponible para el público en general, una situación que permitirá un escrutinio efectivo sobre el trabajo que fue desarrollado por la PJ. Esta decisión, que sorprendió debido al hecho de que el caso involucra a un menor, solo fue anunciada, en el momento, después de que los abogados portugueses de la familia McCann, Carlos Pinto de Abreu y Rogério Alves, requirieran del Tribunal de Portimao prioridad en el acceso al proceso
El pasado miércoles, el tribunal requirió a las partes interesadas que ya habían solicitado consultar el proceso que dejasen un CD en la oficina del secretario, dado el hecho de que el proceso se entregará en formato digital.
El archivo de la investigación sobre la desaparición de la niña, que ocurrió el 3 de mayo de 2007, en el Algarve, precipitó el levantamiento del secreto judicial, que se había extendido hasta el mes de agosto.



Traducción de Mila

SOS Madeleine
2-8-08
Eddie es el origen del descubrimiento de cinco cadáveres de niños
Al menos cinco cuerpos de niños se han encontrado ya en el antiguo orfanato inglés en la isla de Jersey, allí donde Eddie, el perro rastreador utilizado anteriormente en el caso de Madeleine, había señalado la presencia de cadáveres.
El antiguo orfanato, ubicado en Haut de la Garenne, está bajo investigación desde el 2006 tras varias denuncias de abuso sexual.
Según Lenny Harper, responsable de la policía de Jersey, los cuerpos de cinco niños, con edades entre cuatro y once años, fueron quemados y ocultados a fines de los años sesenta y comienzos de los setenta. Hasta ahora la policía británica también ha descubierto 65 dientes de leche y por lo menos un centenar de fragmentos de hueso, algunos cortados y quemados.
Eddie, capaz de olfatear el más mínimo olor de cadáver, después de haber detectado huellas del paso del cuerpo de Madeleine McCann en Praia da Luz, se ha distinguido detectando la presencia de restos humanos en el antiguo orfanato, donde ha marcado al menos seis lugares en el interior del edificio, donde la policía británica ha hecho ahora el descubrimiento.
A pesar de los descubrimientos, la policía británica considera que no hay suficientes pruebas para avanzar hacia una investigación por asesinato, lo que escandaliza a varios testigos que acusan a las autoridades de no querer abrir la caja de Pandora: "Me sorprende que las pruebas sean aparentemente tan poco concluyentes ", afirma un responsable en medicina legal destacando que parece extraño que tengamos un buen número de huesos, pero que se anuncie que no habría investigación por asesinato."
Eddie en el asunto McCann
Después de haber tenido éxito en más de 200 investigaciones penales, Eddie llega a Portugal el 30 de julio del 2007 para ayudar a las autoridades portuguesas y británicas en la investigación de la desaparición de Madeleine McCann.
Eddie, el Springer Spaniel de la policía británica, está facultado para detectar las víctimas mortales (EVRD), él busca y localiza restos humanos y fluidos corporales. Es capaz de indicar el paso de un cadáver por un lugar, aunque el cuerpo ya no se encuentre allí. Eddie señala también la contaminación por olor de cadáver.
En el caso de la desaparición de Madeleine McCann, Eddie, utilizado conjuntamente a Keela, señalo olor a cadáver en varios lugares, todos directamente relacionados con los padres de la joven británica.
* En el suelo de la habitación de Kate y Gerry McCann;
* Detrás del sofá azul que se encuentra al lado de la ventana del 5A;
* En el balcón de la habitación de los McCann;
De acuerdo con el expediente de investigación antes de la desaparición de Madeleine, ninguna muerte se había producido en el interior del apartamento 5A, donde estuvieron instalados los McCann durante sus vacaciones en Praia da Luz. Eddie también fue utilizado para inspeccionar los apartamentos 5B, 5D y 5H del Ocean Club, pero no señalo nada.
En la casa ocupada por Gerry y Kate McCann, alquilada después de dejar el Ocean Club, Eddie señaló olor de cadáver en cuddle cat (el peluche rosa perteneciente a Madeleine), y sobre dos prendas de vestir Kate. Eddie señalo igualmente varios lugares en el coche alquilado por los McCann: sobre la llave y en el maletero del Renault Scenic.
Exámenes análogos se llevaron a cabo sin éxito en la casa de Robert Murat, sus ropas y automóviles. Eddie solo ha identificado el olor a cadáver en lugares u objetos directamente vinculados a Kate y Gerry McCann, los padres de Madeleine.

--

Traducción de Mercedes
---


Versión inglesa del libro del Sr. Amaral
"Es una lástima que estas memorias reveladas por Gonçalo Amaral, jefe de la policía que estuvo al frente de la investigación de Madeleine McCann hasta que fue despedido sin contemplaciones el año pasado, no se hayan publicado en Inglés. Es una apuesta bastante segura decir que no lo serán”, dice el Sr. Ned Temko, en The Observer.
“La Verdad de la Mentira” será publicado en inglés, me lo ha dicho el Sr. Amaral. Cuándo y cómo será puesto a disposición de los lectores ingleses, será revelado pronto por el editor del libro.
Posted by Paulo Reis at 03:19:00



3-8-08
Tengo una gran admiración por el pueblo británico y su historia. Hay tres países que pueden ser considerados “cuna” de todos los Derechos y Libertades que nosotros, pueblo europeo tenemos: Inglaterra, con la “Carta Magna”, Francia, con su ideas de “Libertad, Igualdad y Fraternidad” y Estados Unidos, con los representantes de 13 Estados escribieron: “Mantenemos que estas verdades que son evidentes en si mismas, que todos los hombres han sido creados por igual, que fueron dotados por su Creador con ciertos derechos inalienables (…)”
Viví y trabajé en Londres, durante algunos meses, en 2005, durante un momento de mida financieramente difícil. Compartí un apartamento con dos portugueses y tres brasileños, todos ellos inmigrantes que trabajaban en el servicio de limpieza y en restaurantes. Tengo un hijo que estudia en la universidad, en Londres. Admiro la eficacia e imparcialidad de la sociedad británica, en lo referente a problemas serios como el racismo y la xenofobia. Cuando veo debates en el Parlamento Británico, en la TV, siempre recuerdo que el lugar donde aquellos debates tienen lugar es un Parlamento moderno, parte esencial donde nace la democracia.
Durante unos 28 años, leer la edición semanal de “The Economist” ha sido un tipo de ritual, para mí. Desearía poder ser capaz de escribir con esa precisión, mezclada con un toque de ironía, dando a sus lectores un claro análisis y explicación de lo que pasa, en todo el mundo. No creo que una pandilla de periodistas sedientos de sangre, deseando matar –o dejar que maten a alguien- tengan una historia que les ayude a mantener su trabajo, sea representativo del pueblo inglés.
En 1941, mi padre fue llamado a filas por el Ejército, Batallón de Infantería nº 13. Tan pronto como el gobierno portugués dio permiso a las Fuerzas Aliadas para utilizar las Base Aérea en Las Azores, todo el mundo en Portugal estaba convencido de que, en unas pocas semanas, la maquinaria de la guerra Nazi caería sobre nuestro país. Una radio de corto alcance era un artículo de lujo que muy pocas personas se podía permitir. Había un oficial, en el Batallón de mi padre, que tenía uno. Muchas veces, tarde por la noche, unos cuantos amigos se reunían alrededor de la radio, para escuchar lo que se llamaba “La Voz de la Verdad” – emisiones de radio BBC en Portugués.
Yo admiro al pueblo británico, sus logros, su contribución a la Historia de la Humanidad. Gran Bretaña es una de las grandes naciones del mundo que sin su decisión de “luchar en la playas, pistas de aterrizaje, en campos, calles y en las montañas”, si era necesario, “sin rendirse nunca (…) hasta que un momento afortunado de Dios el Nuevo Mundo con todo su poder y fuerza, abre paso a la liberación y rescate del Viejo”, en toda Europa –incluyendo Portugal- pudo haber sido, durante mucho tiempo, en la oscuridad de todos poderes malignos que han amenazado la raza humana, desde el principio de los tiempos.
Todavía creo que el pueblo británico nunca se rendirá.
(*) Ahora, que algunas personas están hablando sobre el efecto negativo del caso McCann en las relaciones entre Portugal y el pueblo británico, creo que es una buena idea recordar lo que escribí el 12 de Octubre de 2007
Posted by Paulo Reis at 03:37:00