domingo, 31 de agosto de 2008

31 de Agosto de 2008

---
Traducción de Mila
---

SOS Maddie

Información ...

Aunque les pese a algunos - y me refiero especialmente a un bufete… - mi ausencia de varios días es solo el fruto de mi trabajo sobre el terreno, principalmente en Praia da Luz, Madrid, Dublín y Londres. Una actualizacion del blog tendrá lugar progresivamente con los resultados.

Duarte Levy

---
Traducción de Mercedes
-----

Poco pero bueno, esta tarde encontré este artículo en Los Arguidos, se trata de un periódico alemán muy respetado.




sueddeutsche.de



Madeleine McCann


La niña, que el mundo entero ha estado buscando

By J. Caceres and N. Judge


¿Qué sucedió la noche en que Madeleine McCann desapareció?


La noche del día 3 de mayo de 2007, a la gerente del resort Ocean Club, Silvia María Batista, le pidieron que volverá al trabajo. En la recepción del complejo de PDL en el sur de Portugal hay agentes de policía, y Gerald McCann, un huésped británico, arrodillado y gritando (Inciso: Amaral utiliza el término "suplicando") y golpeando las manos contra el suelo. Le recordó a un árabe rezando.

Batista lo acompaña a su apartamento, el número 5 A, donde hay una gran confusión. La mujer del Sr. McCann, una Kate Healy deshecha, está sentada en la cama, varios amigos británicos entran y salen del salón haciendo llamadas. Hablan de un secuestro.
Madeleine McCann, la hija de la pareja, de casi cuatro años, desapareció de su cama, mientras sus padres estaban en un restaurante. Cuando la madre hizo un control a las 10pm, notó una corriente de aire en la habitación, la ventana está abierta, la cama de Madeleine está vacía, solo su peluche y su mantita rosa están ahí, la cama apenas está deshecha. Los gemelos Sean y Amelie, gemelos de dos años, como si no hubiera pasado nada.
La Sra. Batista nota que ninguno de los británicos está fuera buscando a la niña, solo hablan de llamar a los medios.
Pronto Madeleine se convierte en el icono de todos los niños desaparecidos, hará ver a cada familia del mundo el modo en que puede sacudirte la tragedia, incluso cuando la felicidad para ser perfecta, padres de éxito con niños sanos, descansando con amigos en PDL – en la "Playa de la Luz".
El crimen hasta ahora permanece sin solución. Después de 13 meses, la policía portuguesa ha cerrado el caso este verano y hecho público el sumario. Testimonio, fotos de la escena del crimen, análisis de ADN, grabaciones telefónicas y más de 20.000 páginas de una búsqueda infructuosa del perpetrador – pero también sobre la confrontación entre las autoridades portuguesas, conducida por los medios, y una familia británica que no tiene otro modo de llevar adelante su plan que un llamamiento sin fin a través del mundo. El caso Madeleine ha supuesto una batalla cultural entre británicos y portugueses, entre la ciudad y el país.
Si hay una lección que debe aprenderse del expediente, es que: Incluso investigaciones costosas y campañas mediáticas frenéticas no pueden resolver casos criminales, si la familia y la policía sobre el terreno estropean pistas vitales durante los primeros minutos. Quizás este es el motivo porque Madeleine, la niña más famosa del mundo, no ha sido vista desde el 3 de mayo de 2007
1º Los Testigos

Nueve horas después de la desaparición de Madeleine, el viernes por la mañana, a las 7, el caso está liderando las noticias de la cadena británica SKy News. Agencias, radio, televisión y periódicos siguieron el camino, el misterio se convierte en un suceso mundial.
Cientos de periodistas desplazándose a el Algarve, Larry King retransmitió su programa en la CNN desde aquí. Cada movimiento de los investigadores está siendo analizado, criticado, emitido en directo al mundo. Para Portugal, su reputación como destino turístico está en peligro, para los británicos el caso Maddie es un asunto de estado.
La policía judicial lusa es confrontada con miles de pistas en horas. Incontables personas se presentan porque creen que han reconocido a la niña. Al principio Madeleine todavía es avistada en las inmediaciones de PDL.
Desde entonces supuestamente es vista, algunas veces a la misma hora, en lugares que están miles de kilómetros en ellos, en Indonesia, Singapur, en una pastelería de Oporto. Pronto, 100 investigadores están de servicio, interrogando a los 112 empleados del hotel y evaluando los datos de numerosos testigos.
Uno recuerda al hombre que fotografió niños, y todavía recuerda la matrícula de los residentes. Los oficiales lo relacionaron a una pareja polaca. Cuando estos dos turistas, tres días después de la desaparición de Madeleine, el domingo por la mañana a las siete regresaron a su apartamento de Warsaw, la policía polaca llamó a su puerta, Volumen I del Acta página 216, muestra el comentario de Interpol: Madeleine no está en el apartamento.
Así ha sido hasta hoy. En agosto de este año, el futbolista croata Dino Drpic evita que un turista británico en la isla de Krk se lleve a su hijo. La mujer pensó que la criatura era Madeleine.
2º La vecina desconfiada/suspicaz

Robert Murat se torna pronto en el sospechoso perfecto. Murat, 33, sin empleo, afirma haberse enterado el viernes por la mañana de lo que le ocurrió a Madeleine por su madre Jenny. Ella había visto la noticia en Sky News. Solo entonces tuvieron sentido las sirenas de la noche anterior afirmaron. Por la mañana Murat se abre camino al Ocean Club, a solo 150 metros de la casa de su madre.
Murat, hijo de un portugués y una mujer inglesa, quiere ayudar. Y se ofrece. Escucha todas las conversaciones, especula, traduce. Su tono es tan imperativo que los testigos preguntan si está al frente de la investigación.
Durante la confusión de los primeros días Murat tiene una situación de poder que casi nadie más tiene. Habla inglés y portugués. Hasta que una corresponsal de un tabloide británico lo enfrenta con una afirmación que lo sorprende. Delante de sus compañeros la mujer le dice, él es el sospechoso número uno.
Investigan todo sobre su vida y averiguan que estaba divorciado de su mujer y que echaba de menos a su hija, de la misma edad de Madeleine. El hombre con ansias de reconocimiento, ciertamente, ¿pero un pedófilo? La periodista del Sunday Mirror informa sobre él.
En la denuncia dice que la molestó que Murat llamó por teléfono a su hija delante de los reporteros y ofreció un "gran espectáculo". La policía en Portugal hacía tiempo que había recibido una llamada anónima: El malhechor estaban "muy cerca" de la policía. Pero nada lo incrimina tanto como las declaraciones de los amigos de los McCann.
La noche de la desaparición Jane Tanner, una amiga de los McCann, supuestamente se acordó de algo. Cuando se abandonó por un corto espacio de tiempo el restaurante tapas a las nueve para controlar a su hija, ella se percató de un hombre que se alejaba apresuradamente con una criatura en pijama y con los pies descalzos. La policía se sorprende: Un secuestrador tenía que haber observado el apartamento y la rutina de los controles parentales, y tendría que haber planeado una ruta de escape. Lo más seguro hubiera sido a la izquierda de la puerta de entrada del apartamento 5 A. Pero el hombre que describió Tanner fue a la derecha. En dirección a la casa de Murat.
De repente todo parecía encajar. Tres amigos de los McCann testificaron que Murat estaba en el OC la noche del crimen; uno de ellos declara el 16 de mayo en la página 1321 del Expediente que Murat "sin ninguna duda" llevaba gafas. El 11 de julio, el mismo testigo declara en otra audición que Murat incluso le dio su número de móvil, pero por la mañana.
Murat niega que estuviera en la escena aquella noche. Y la policía, empleados del hotel y vecinos, que estuvieron buscando hasta la mañana siguiente a Madeleine, aseguran que él no estaba allí. Pero entonces el solitario Murat es nombrado arguido, acusado.
El Poder Judicial aprueba cada intervención

El 14 de mayo los investigadores registran la casa y el coche de Murat, recogen cabello, mira en las cisternas en su jardín en busca de sangre, fotografían la piscina, jardín y habitaciones. Encuentran un recorte de periódico sobre la noticia: "Protege a tus hijas", dice el titular. Es una biografía de Casanova, el "tramposo y pedófilo."
Cuando Murat llama por teléfono, la policía lo escucha sin su conocimiento. Una vez le dijo a un amigo: "Me han crucificado a mi, pero espero que ellos (la policía) se concentre en lo esencial, y eso es encontrar a los monstruos que tienen a la niña."
Los medios bombardean a Murat con basura, tiene que soportar la declaración de un amigo del pasado es enviada anónimamente al periódico Correio da Manhã y distribuido en el mundo entero. El testigo dijo que cuando Murat era niño había violado un gato. Al final la policía lo ha exonerado de toda sospecha, pero su reputación está destruida.
3º Los padres

Para los padres de Madeleine las vacaciones en el Algarve, es el primer descanso después de años agotadores. Desde el nacimiento de los gemelos, dice Gerald McCann en la audición, su mujer y él solo salieron juntos una vez. En el Algarve se tomaron tiempo para ellos mismos.
Durante el día enviaban a sus hijos a la guardería, la tarde del 3 de mayo, metieron a los niños en la cama a las 19:30, y como siempre se fueron a cenar a las 20h30. La puerta corredera de la terraza está abierta y no llaman al servicio de canguro del hotel.
En el restaurante tapas se habían encontrado con siete amigos que habían ido con ellos desde Inglaterra, el apartamento no puede verse desde la mesa. El camarero dice que puso cuatro botellas de vino en la mesa al principio, aunque normalmente consumían el doble durante el transcurso de la noche. Al ser tan alegres, los empleados los llamaban el "Grupo de Tenis".
Que Madeleine fue asesinada por sus padres, es una teoría que la policía solo empieza a perseguir contundentemente en agosto, tres meses después del crimen. Hasta entonces, solo habían lo pensado. En su libro "La Verdad de la Mentira" Gonçalo Amaral, quien lideró la investigación, dice que una vez Kate acompañó a la policía a regañadientes, aunque le habían dicho que, se había visto a la niña.
Muy raro lo que ocurre a mediados de junio. Llega un e-mail de un chantajista ofreciendo revelar dato sobre el paradero de la niña por dos millones de euros. Gerald McCann contesta a través de un ordenador de la policía. La tensión entre los policía era enorme mientras esperaban la respuesta de los chantajistas pero McCann estaba hablando de fútbol con un policía británico.
Solo aparecen mejores pruebas en agosto. Un experto británico propone la utilización de dos perros, que están especializados en olor a cadáver y sangre. El coste: 1.000 euros diarios más gatos, 2.750 el viaje y 450 por el pasaporte de los perros.
El esfuerzo parece inútil. En agosto los perros indican – no a Murat, sino en el apartamento 5 A, detrás del sofá, en el armario, en prendas de ropa de la madre, en el peluche y en el coche de los padres. En el apartamento 5 A nunca ha habido un caso mortal. ¿Murió Madeleine aquí?
La policía deja de lado la imagen de familia feliz. En un memorándum fechado el 11 de septiembre de 2007 afirman: Los padres han matado a la niña accidentalmente y han usado sus colegas para encubrir los hechos. Los McCann, dice, viven en una sociedad de demanda "llena de reglas".
4º La policía

Cuando el fiscal José de Menezes e Magalhães recibió el informe final de la policía judicial el 20 de junio de 2008, no puede dejar de elogiar la ardua labor de los investigadores. El sumario incluye 4.500 páginas en 17 volúmenes más 12.000 páginas de recibos, la interceptación, el análisis y asistencia legal, y finalmente 5.000 página con datos del público aparentemente inútiles.
La policía visitó 443 casas, peinó 30 kilómetros cuadrados con dos helicópteros, cuatro barcos y jeeps. El laboratorio examinó 257 pelos de las viviendas y los coches; solo esto costó diez mil euros. Pero al final los investigadores no tienen nada.
¿Cómo puede ser eso?
El error más grande ocurrió al principio: En las frenéticas primeras horas, el apartamento es puesto patas arriba, las pruebas más cruciales destruidas. Amigos, policías y empleados se apoyaron la cama, buscaron debajo de ella, tocaron la ventana la puerta del patio. "Nadie tuvo la menta serena, para asegurar la escena," se queja el fiscal.
Cuando el CSI empolvó las ventanas con el polvo rojo "Sangre de Dragón" para asegurar las huellas se descubre la impresión más clara y la de un policía local de Lagos. El intento de encontrar huellas de pasos semanas más tarde fracasa: "Hay demasiados pies para que los perros pisteros puedan seguirlos.
También increíble, que Murat, el ex sospechoso trabajase como intérprete en más de una docena de interrogatorios. Amaral, el jefe de policía, lamenta que él fue dirigido por el público. "La presión nunca nos ha dejado," escribe, las investigación contra los padres fue acallada durante mucho tiempo de la consideración política. El fiscal también se quejó de "la orgía mediática" distrajo a los investigadores y que la dignidad de los sospechosos había sido violada, que francamente fueron sacrificados, mirar a Murat.
Pero la cooperación plantea preguntas. El 16 de mayo la pareja informó a la policía británica que David Payne, un amigo de los McCann, fue visto haciendo gestos obscenos, que podía referiré a Madeleine. Los portugueses conocieron esta declaración en el otoño. El fiscal citando la novela "La Promesa" por Friedrich Dürrenmatt: "La lógica solo puede explicar en parte la realidad".
En el sumario hay una copia del pasaporte de Madeleine número 45…… Caduca el 4 de agosto de 2008. Su madre dice que siente que su hija está viva.
Mi traducción basada en una al inglés de Jeanne d'Arc – The 3 Arguidos