martes, 30 de septiembre de 2008

30 de septiembre de 2008

---
Traducción de Mila
---

SOS Madeleine

Portugal: PJ pone fin al secuestro parental de 3 niños belgas

Esta noche, las autoridades portuguesas han puesto fin al secuestro parental de tres niñas de nacionalidad belga, desaparecidas el 4 de enero de la ciudad de Deurne, Amberes. Las tres niñas, Godelieve, Gerda y Truke Otto, de 14, 10 y 7 años de edad, fueron llevadas por su padre, Otto Cornelis, en contra de la voluntad de su madre, Marie Castermans.

El hombre fue detenido por la PSP en la región de Viseu, en colaboración con la Policía Judicial que también ha dejado a las niñas en una institución social a la espera de ser entregadas a su madre. La organización belga Child Focus, que mantiene contacto directo con la madre, fue informada anoche alrededor de las 3:00 , por SOS Madeleine McCann.

Ayer por la tarde, el Instituto de Apoyo a la Infancia (IAC - Instituto de Apoio a Criança), organismo portugués responsable de los casos de niños desaparecidos o en situación de riesgo, tenia una alerta nacional pidiendo ayuda para localizar urgentemente a las tres niñas belgas .

El organismo había puesto a disposición de los eventuales testigos el número de teléfono 116000, la línea SOS Niño desaparecido.

En enero, unos días después de su secuestro, Otto Cornelis, 39 años y las tres niñas fueron vistos en Montijo, mendigando en las calles de la ciudad. La policía local - PSP - incluso había procedido a la identificación del padre, pero sin detenerlo, ya que las autoridades belgas no habían emitido ningún mandato internacional de captura. Después de la divulgación de este mandato, el 20 de agosto, la Policía Judicial había intensificado las búsquedas.

Las autoridades portuguesas han trabajado en colaboración con la policía federal y la organización "Child Focus".

Según las autoridades belgas, las niñas acompañadas de su padre, atravesaron toda Europa a bordo de un Peugeot Partner de color blanco con matricula XXH-802 y de una caravana con matricula YBE-6882. Durante su viaje, las niñas y su padre se alojaron en campings durante cortos períodos de tiempo teniendo como único medio de subsistencia la mendicidad, principalmente tocando el organillo.

Duarte Levy