lunes, 8 de septiembre de 2008

Caso Madeleine McCann: Los perros marcan un punto junto a la ventana

Correio da Manhã – Edición impresa


Investigación: Imágenes de la inspección realizada por los perros en el interior del apartamento

Los animales detectaron olor a cadáver y sangre humana en la sala de estar, detrás del sofá

by: Ana Luísa Nascimento / Eduardo Dâmaso

Cuando el adiestrador Martin Grime llegó al apartamento 5A del Ocean Club, el perro pistero que está entrenado para detectar olor a cadáver “cambió inmediatamente” y tan pronto lo soltó “entró en el apartamento con un interés muy superior a lo normal”.

Esta información está incluida en el informe del experto inglés que acompañó asistió la inspección de los perros en el apartamento donde desapareció Madeleine la noche del 3 de mayo de 2007, imágenes que han sido publicadas por CM. La diligencia culminó en la coincidencia de ambos perros británicos: tanto “Eddie”, que está entrenado para detectar olor a cadáver, como “Keela”, que está entrenada para encontrar rastros de sangre humana, marcaron la zona que está detrás del sofá, en la sala de estar, junto a la ventana lateral del apartamento. Los videos muestran a los perros saltando por encima del sofá y quedándose quietos entre el sofá y la pared, ladrando hasta que el mueble fue retirado de la misma. Para la PJ, este hecho, cuyo informe se encuentra en el sumario, “sin lugar a ninguna duda” prueba que el sofá fue empujado contra la pared después de la muerte de la niña. Por otra parte, teniendo en cuenta que se pudieron recoger muy pocos indicios de este mueble, que estaba situado sobre el punto que señalaron los perros, la PJ admite la posibilidad de que fuese “objeto de un lavado” con intención de eliminar posibles rastros.




Olor en el dormitorio

Otra zona del apartamento que señaló el perro pistero “Eddie” se encontraba en el dormitorio de los McCann, en un rincón junto al armario. En este caso, el video de la investigación muestra que el perro se quedó inmóvil dentro del armario. En la habitación donde la niña supuestamente había dormida cuando desapareció, no se detectó nada, exceptuando el peluche, el cual los investigadores creen que fue puesto sobre la cama después, para intentar soportar la teoría del secuestro.

En el informe final de la PJ, los inspectores subrayan que los perros británicos solo marcaron lugares y objetos que estaban relacionados con los McCann: aparte del apartamento y el patio, el vehículo que fue utilizado por Kate y Gerry (alquilado 24 días después de la desaparición), dos prendas de ropa que pertenecían a Kate y el peluche de Maddie fueron señalados.

Por el contrario, en los apartamentos que fueron ocupados por los amigos de la pareja en PDL y en todos los vehículos que fueron usados por Robert Murat, la primera persona que fue nombrada arguido, nada fue detectado por los perros, así como en la casa que ocuparon los McCann después.

Fuertes indicios para Amaral

Gonçalo Amaral, el ex coordinador de la investigación sobre la desaparición de Madeleine, ha defendido que había “indicios suficientes” para acusar a los McCann.

El inspector, que ya ha declarado públicamente que él estaba convencido que el proceso sería archivado desde el momento en que fue destituido de la investigación, cree que los padres podrían haber sido acusados por ocultación de cadáver y simulación de un delito. “Con otro Ministerio Público, admito que podría haber habido otra decisión”, dijo a CM cuando el despacho del archivo del caso fue conocido.

Tal como informó nuestro periódico, en el despacho del fiscal Magalhães e Menezes el propio Ministerio Público descarta la teoría del secuestro, admite que la posibilidad más probable es el homicidio, pero libera a los padres de Maddie, mientras concluye que hubo negligencia por parte de Kate y Gerry. El fiscal argumentó que los McCann no tuvieron ni tiempo ni medios para esconder el cuerpo, dado el hecho de que habían estado en Portugal durante solo unos días. A pesar de esta conclusión el Ministerio Público compiló una lista de preguntas que permanecían inexplicadas, concretamente el motivo del cambio en la forma de realizar la vigilancia precisamente esa noche y cómo no se despertaron los gemelos en medio de la confusión.

El diario de Kate no fue valorado como prueba

El diario de Kate, que es considerado como fundamental para los investigadores porque revela el perfil de la madre de Madeleine, condujo a la PJ hasta Inglaterra para requisarlo pero nunca ha sido validado como prueba. El documento, que Kate empezó a escribir tras el consejo de un psiquiatra, fue descubierto por la policía en el apartamento del Algarve e inicialmente fue fotocopiado y analizado. Pero no fue hasta abril que la policía consiguió el permiso para requisar formalmente el documento original.

Perros y análisis hacen la investigación cara

Los cientos de análisis forense que fueron llevados a cabo durante la investigación sobre la desaparición de Madeleine costaron al Estado miles de euros. Solo en el último volumen del proceso, hay cinco facturas que se refieren a las pruebas de ADN y analíticas de los residuos biológicos, por un importe total de veinte mil euros. El total de los gastos por las pruebas forenses en Portugal e Inglaterra es aproximadamente de 145 mil euros. El gasto diario de los perros británicos era de mil euros y los gastos del traslado sobre 2.700.

Números del caso

443 búsquedas fueron llevadas a cabo por la PJ durante la investigación de la desaparición de Madeleine McCann.

300 policías de varias fuerzas de seguridad fueron movilizados después de desaparición de la pequeña niña del Ocean Club, en PDL.

130 elementos de PJ, de varias comisarías de todo el país –principalmente Lisboa y el Algarve- fueron destinados a esta investigación.

700 personas fueron oídas como testigos por las autoridades durante la investigación, 112 de ellos formaban parte del personal del Ocean Club.

2000 diligencias fueron solicitadas por el Ministerio Público durante la investigación.

personas fueron nombradas arguidos. Robert Murat, Kate McCann y Gerry McCann.

Detalles

Pruebas manipuladas – La PJ cree que los McCann cambiaron la posición de los objetos en el interior del apartamento, manipulando la localización para intentar justificar la teoría del secuestro. Los ejemplos son el sofá, que fue empujado contra la pared, y el peluche, que fue puesto después encima de la cama de la niña.

Ingleses bajo control – Kate y Gerry McCann mantuvieron a los periodistas británicos bajo control. Para intentar no ser criticados, ofrecían sesiones fotográficas durante sus paseos mañaneros por el Algarve – aparentemente rutinarios pero previamente pactados, tal como revelan las notas de Kate.

Información distorsionada – La PJ dice que la información que se recogió con los McCann y sus amigos estaba “pactada” para intentar fortalecer la teoría del secuestro. Las autoridades concluyeron que “todo el mundo estaba mintiendo” sobre el tema del modo en que los niños eran vigilados, explicando que información “fundamental” fue “distorsionada”.

Falta de credibilidad – La declaración de la testigo Jane Tanner, que dijo que había visto a alguien cruzando la calle con una niña en brazo, no fue considerada creíble por la PJ, que no entiende cómo la amiga de los McCann no “actuó inmediatamente” cuando vio a alguien saliendo del apartamento de Maddie.

Sin rastro: 16 meses sin pistas – Madeleine McCann desapareció del Ocean Club, en el Algarve, la noche del 3 de mayo de 2007. La pequeña niña inglesa tenía tres años y estaba de vacaciones con sus padres y sus hermanos gemelos. Nunca ha sido vista de nuevo.

Teorías: Secuestro y homicidio – El secuestro fue la hipótesis que se barajó después de la desaparición de Maddie, y hasta hoy es la teoría defendida por sus padres. Pero el trabajo de los perros condujo a las autoridades a creer en un homicidio.

Kate: Presiones políticas – Las notas de Kate después de la desaparición de su hija revelan que los McCann estaban en contacto con el primer ministro británico, a quien pidieron que presionara a Portugal.



24 horas

Los McCann buscan testigos

Personas oídas por la PJ en el caso Maddie fueron sondeadas por sus padres

Texto ● Luís Maneta



Durante el período en que el proceso Maddie fue mantenido bajo secreto de sumario, la familia McCann tuvo conocimiento de lo que sabían varios testigos. Personas que fueron localizadas e interrogadas por los detectives contratados para descubrir el paradero de la niña inglesa, o incluso por un amigo millonario del matrimonio, contaron con posterioridad este hecho a las autoridades, tal como consta en el sumario hecho público el mes pasado.

Entre los testigos “buscados” a petición de los McCann está Charlotte Pennington, una de las cuidadoras del Ocean Club, y Martin Smith, turista irlandés que juró estar convencido de haber visto a Gerry transportando una niña en brazos, la fatídica noche del 3 de mayo cuando desapareció la niña inglesa del apartamento que la familia alquiló en PDL.

Otra testigo, Catriona Baker, cuidadora del Ocean Club y que convivió de cerca con Madeleine McCann, fue recibida en casa de Kate y Gerry en noviembre de 2007, meses antes de prestar declaración en la policía de Leicester, en el ámbito de las cartas rogatorias enviadas por las autoridades portuguesas al Reino Unido.

Cuando fue interrogada por la policía inglesa, en abril de 2008, Catriona Baker reveló la existencia de ese encuentro: “Visité a la familia en su casa después de haber sido invitada para ver como estaba”.

Millonario habló con la testigo

Durante el interrogatorio, además de describir la rutina de los niños en la guardería, donde pasaban gran parte del día, Catriona revela que, cuando supo de la desaparición de Maddie, la buscó por todas partes, recorriendo a pie los caminos que le podrían haber resultado familiares, desde la zona del entorno al Tapas Bar hasta la playa. “No vi a Kate ni a Gerry esa noche”, afirma.
A su vez el turista irlandés Martin Smith dijo a las autoridades británicas que fue contactado por Brian Kennedy –uno de los mayores patrocinadores de la Fondo Madeleine McCann- en una fecha que llegó a especificar.

Brian Kennedy justificó la iniciativa con el propósito de elaborar un retrato robot del hombre que Martin Smith dijo haber visto, poco después de las 22,00, llevando una niña en brazos cerca del Ocean Club.

Inicialmente el Sr. Smith no identificó a la persona. Pero después de regresar a Inglaterra y haber visto a Gerry McCann con uno de los gemelos en brazos tenía entre un “60 y un 80% de certeza” de que se traba de la misma persona. Desconfiado, Smith no solo no ayudó a realizar un retrato robot sino que se excusó de facilitar ningún tipo de información.

También Charlotte Pennington dice haber sido abordada por iniciativa de los McCann. En este caso, el contacto fue realizado por un investigador privado, Noel Hagan, que trabaja para Método 3, una de las agencias de detectives contratadas por los padres de Maddie.

“Charlotte me aseguró que apenas le había facilitado la misma información que ya había dado a la PJ y a mi”, escribió el agente de la policía inglesa que habló con la antigua cuidadora del Ocean Club.■

LIBRO POLÉMICO

Camino de España

Gonçalo Amaral va a presentar esta semana la edición española de su libro. “Maddie, la Verdad de la Mentira”, que estará a la venta en las librerías españolas el día 9. Cuenta que su versión sobre el caso suscita tanto interés del otro lado de la frontera como en Portugal, donde la obra ya ha vendido 200 mil ejemplares.

“Creo que los españoles tienen mucho interés en saber lo que pasó con la niña y espero que los pueda ayudar en este sentido”, dijo a 24 horas o ex inspector de la PJ responsable de la investigación.

Gonçalo Amaral estará hoy en Barcelona y mañana y pasado en Madrid para las sesiones públicas sobre el contenido del libro. El fin de semana, una entrevista a “El Mundo” causó polémica, sobre todo porque el título del artículo cita a Gonçalo Amaral afirmando que Gerry McCann escondió el cuerpo de Madeleine en una playa. Afirmación de Gonçalo Amaral prefirió no comentar a nuestro periódico.

PEDRO EMANUEL SANTOS

Brian Kennedy seguirá pagando

Gastos sin límite

Se llama Brian Kennedy, y es uno de los hombres más ricos de Gran Bretaña y tiene una fortuna estimada en 450 millones de libras (557 millones de euros) a disposición de los McCann. Kennedy, 48 años, volvió a reafirmar que gastará lo que sea necesario para ayudar a Gerry y Kate a encontrar a Madeleine. El millonario, escribió ayer a la prensa británica, podría ser el principal patrocinador de las dos agencias de detectives que están actualmente buscando a Madeleine sobre el terreno.

“Todo lo que se pueda hacer para ayudar al matrimonio se hará”, dijo una fuente próxima a Brian Kennedy. O sea, no hay límites en los gastos.

PEDRO EMANUEL SANTOS

El matrimonio está irritado con la nueva entrevista del ex inspector de la policía judicial

Los abogados preparan una demanda contra Gonçalo Amaral

Gonçalo Amaral continúa bajo el punto de mira de los McCann y puede llegar a ser procesado por difamación en poco tiempo. En una entrevista publicada este fin de semana en el periódico español “El Mundo”, el ex inspector de la Policía Judicial admitió la posibilidad de que Gerry hubiera escondido el cuerpo de Madeleine en una playa. Por culpa de estas declaraciones, podría llegar a tener que responder en un tribunal. “Lo que se señor dice es una completa mentira sin ningún fundamento. Los abogados de la familia McCann están analizando sus palabras y podrían, en breve, avanzar con una demanda por difamación”, aseguró ayer a 24 hors Clarence Mitchell, portavoz de Kate y Gerry.

Mitchell aclaró que actualmente “existen dos agencias de detectives” buscando a Maddie y no cinco, como fue publicado por algunos periódicos británicos. “Solo Método 3 y Oakley, con la cual se está estudiando la renovación del contrato.

PEDRO EMANUEL SANTOS

© Trauducción de Mercedes