lunes, 27 de octubre de 2008

Caso Madeleine McCann: Declaración de Dianne Webster

Hasta que se sepa la Verdad


Documento Original - Audición de Dianne Webster – 11 de mayo de 2007

Al no dominar la lengua portuguesa es asistida en este auto por el traductor R.M.

(…)

Relativo a su relación con los miembros del grupo, dice que no tenía relación directa con ellos, aunque se trata de personas próximas al matrimonio PAYNE.

Cree que el matrimonio PAYNE inició una relación de amistad cuando su yerno DAVID iba a la universidad con RUSSELL, amistad que posteriormente se extendió a los otros dos matrimonios (McCann y O’Brien) ya que los miembros de esos matrimonios, con excepción de RACHAEL Y JANE también ejercen la medicina.

Preguntada dice que, es la primera vez que pasa las vacaciones con el citado grupo, aunque tiene conocimiento de que algunos de los matrimonios han pasado las vacaciones juntos con anterioridad.


En lo que respecta a este viaje cree que todos los pormenores fueron arreglados por su hija FIONA.

Dice que fue a Portugal invitada por su hija FIONA y su yerno DAVID.

Asegura desconocer las razones que los llevó a elegir el destino.

Dice haber efectuado su propia reserva del billete de avión a través de Internet, al contrario que los demás miembros de grupo, cuyas reservas fueron realizadas por el matrimonio PAYNE. (Inciso: ¿Por qué?)

Todo el grupo llegó a Portugal el pasado día 28 de abril, habiéndose alojado todo el grupo en el MW.

Instada acerca de la rutina ocurrida durante el período de vacaciones, dice que normalmente desayunaba en el apartamento ya que el restaurante Millenium estaba bastante lejos del apartamento.

Aunque aclara que el pasado 2 de mayo, víspera de la desaparición de MADELEINE sí desayunó en el Millenium, ya que, como estaba lloviendo ese día no pudo dedicarse a sus actividades deportivas matinales. (Inciso: Así que, si no he entendido mal, se pasaba el día haciendo deporte y de paseo, pero no desayunaba en el Millenium porque estaba demasiado lejos. Un paseo de ¿10 minutos?).

Afirma que, durante los días anteriores a la desaparición de MADELEINE, después del desayuno, acostumbraba a practicar deporte (en especial tenis), y que se desplazaba al supermercado BATISTA a fin de efectuar las compras para el desayuno.

Al volver, dice que las distintas familias que integraban el grupo acostumbraban a reunirse en el apartamento de los PAYNE para comer juntos, aclarando que esto se debía al hecho de que era el apartamento más grande.

Después de comer, los niños dormían la siesta, quedando normalmente a su cuidado ya que los PAYNE solían continuar con las actividades lúdicas a las que dedicaron durante las vacaciones.

A propósito de dichas actividades aclara que era habitual ir a la playa, piscina y practicar varias modalidades deportivas.

También iba algunas veces a la playa, ayudaba al matrimonio PAYNE a cuidar a los niños durante el tiempo que no estaban en la guardería.

Al final de la tarde, sobre las 16h45 y hasta las 17h30 los niños cenaban en el Restaurante TAPAS, después los llevaban al apartamento para prepararlos para ir a la cama, lo que ocurría sobre las 19h00.

Por este motivo, la familia PAYNE, incluida la declarante, se preparaban para la cena que normalmente tenía lugar sobre las 20h45 en el restaurante TAPAS.

Preguntada afirma que el restaurante les reservaba siempre la misma mesa, ya que era la única capaz de albergar a un grupo de 9 personas.

Preguntada dice que a pesar de la misma se encontraba situada frente al patio trasero de los apartamentos, el ángulo de visión no permitía controlar con precisión el eventual acceso de alguien al interior de lo apartamentos, además el restaurante estaba cubierto con un toldo transparente que dificultaba la visión.

Preguntada quién hizo la reserva del citado restaurante, dice que la misma se habría efectuado por RACHAEL, aclarando que, a pesar de que la cena estaba fijada para las 20h30, el grupo nunca se reunía antes de las 20h45 / 21h00, debido a los sucesivos retrasos de los distintos matrimonios.

Dice que en relación al hecho de que el primer día fue RUSSELL quien había hecho la reserva de la mesa, admite eso como posible, a pesar de que no consigue precisar cual de los dos la hizo (RACHAEL o RUSSELL).

Instada dice que, según recuerda, normalmente las cenas terminaban sobre las 23h00, momento en el que regresaban a los apartamentos.

En lo que concierne al día 3 de mayo, fecha en la que ocurrieron los hechos ahora investigados, aclara que se dedicó a la práctica de las actividades generales descritas con anterioridad, sin que se hubiese percatado de ningún hecho inusitado que pudiera estar relacionado con la desaparición de MADELEINE.

Instada a que informase sobre cómo se desarrollaron los hechos desde las 19h00 hasta las 22h40 del citado día, la declarante dice que cerca de las 19h00 se desplazó junto con el matrimonio PAYNE y los respectivos niños al apartamento, a fin de prepararlos para dormir.

Después como era habitual, los adultos se prepararon para salir a cenar. Dice que esa noche se retrasaron en prepararse y que no llegaron al Tapas hasta las 21h00.

Preguntada afirma que, se desplazó al restaurante con compañía de su hija y su yerno.

Preguntada directamente si había ido alguien al apartamento a buscarlos para ir a cenar, la declarante dice que NO.

Preguntada si existe la posibilidad de que se hubieran cruzado con alguien durante el trayecto que media entre el apartamento y el restaurante, la declarante de que NO.

Esa noche cree que llegaron al restaurante cerca de las 21h00, en compañía del matrimonio PAYNE. Dice que en ese momento ya se encontraba todo el grupo en el restaurante. La testigo no recuerda, aunque cree que tal vez MATT o GERALD no estaban en el restaurante con los demás miembros del grupo.

A este propósito, preguntada específicamente si, durante el trayecto hasta el restaurante se había cruzado con alguno de los dos individuos mencionados con anterioridad de responde que NO.

Preguntada sobre los miembros que, durante la cena se habían ausentado del restaurante, la declarante dice que, según recuerda, hubo algunas personas que se ausentaron, no consiguiendo identificar quien, excepto en lo que dice respecto a RUSSELL, el cual habría abandonado el restaurante y demorado un poco más de lo habitual, ya que, según sabe, su hija estaría enferma.

Preguntada dice que, era habitual que los miembros de cada uno de los matrimonios se levantasen con regularidad a fin de saber si sus respectivos hijos se encontraban bien.

Aclara que la práctica instituida sería que cada uno de los matrimonios verificaba a sus propios hijos, no siendo normal que alguien verificase a los hijos de otro matrimonio.

A pregunta hecha, cree que hasta el día de los hechos nadie había entrado nunca en el apartamento de otra pareja para controlar a sus hijos.

No obstante, para que el matrimonio PAYNE y la declarante, no efectuaban ningún desplazamiento a los apartamentos, ya que ellos poseían un intercomunicador, a través del cual eran perceptibles los ruidos procedentes del mismo. Instada a informar para los autos sobre los movimientos que hubo aquella noche durante la cena, la declarante reitera que no consigue precisar específicamente qué personas se habían ausentado, ni en qué momento lo hicieron.

Por consiguiente, solo consigue precisar que sobre las 22h00 KATE MCCANN había vuelto al restaurante, aparentemente en estado de pánico, comunicando al resto la desaparición de MADELEINE.

Preguntada sobre la reacción de los demás miembros del grupo, cuando KATE les comunicó esto, la declarante dice que todos, con excepción de la declarante, salieron del restaurante y se desplazaron al apartamento del matrimonio MCCANN a fin de averiguar lo que había pasado.

En esta secuencia, y en relación a si misma, la declarante dice que se quedó en el restaurante durante cinco minutos, ya que, al ver que los demás miembros del grupo no habían regresado, salió en dirección al apartamento de los MCCANN.

En dicho apartamento pudo constatar que KATE estaba completamente en pánico “en estado de shock”.

Dice que entró por la puerta trasera de cristal. En seguida se dirigió al dormitorio de los niños, constatando que KATE se encontraba allí así como los dos hermanos gemelos de MADELEINE.

Asegura no recordar los pormenores del escenario, aparte de lo ya declarado. No obstante, dice que está segura de que KATE había comentado insistentemente que, al llegar a la habitación, se había encontrado con la ventana y la respectiva persiana del dormitorio abiertas. Aun así, dice que no se fijó al entrara si la citada ventana estaba abierta o no.

No obstante, desea subrayar que en el momento inmediatamente posterior, salió del apartamento, con el fin de averiguar si era capaz de levantar la persiana manualmente desde el exterior, habiendo constatado en ese momento que eso le fue imposible (Inciso: Un misterio lo de las huellas, por lo que parece solo estaban las de Kate, la única que dice no haberla tocado). Por lo tanto deduce que cuando llegó al apartamento la ventana ya estaría cerrada.

Preguntada, dice desconocer si la ventana y la respectiva persiana, del dormitorio del matrimonio MACCANN estaban abiertas o cerradas ya que no llegó a entrar en esa estancia.

Instada sobre las condiciones de luminosidad en el interior del apartamento de los MCCANN en ese momento, la testigo cree que eran buenas, imaginando que estarían encendidas las luces. En lo que respecta al dormitorio ocupado por MADELENE, no recuerda si la luces estaban encendidas o no, pero sabe que, cuando entró en el dormitorio los gemelos aun estaban durmiendo en sus respectivas cunas, lo que la hace pensar que talvez esas luces estuvieran apagadas. Afirma que, como consiguió ver a los gemelos, y las respectivas cunas, así como la cama de MADELEINE, la oscuridad no sería total, pero que el aposento tendría alguna claridad que según juzga debía venir de la luz de la sala de estar.

Afirma que aquella noche, y después de ocurrir los hechos ahora investigados, estuvo en el citado apartamento dos veces. En la ocasión descrita anteriormente estuvo unos 10 minutos.

Después de este tiempo había regresado al restaurante, con el fin de ir a buscar su cartera, así como LA CÁMARA del matrimonio MCCANN y el intercomunicador de su hija, habiendo regresado enseguida al citado apartamento.

Preguntada sobre las personas que, en ese momento estaban en el interior del apartamento de los MCCANN, la declarante dice que estaban presentes el matrimonio MCCANN (excepto la primera vez que fue que no recuerda haber visto a GERRY), FIONA, no recordando a otras personas que pudieran estar. No obstante, admite la posibilidad de que en ese momento, también estuviera en el interior del apartamento DAVID, ya que como ya dijo con anterioridad al dar KATE la noticia se desplazaron todos allí.

Preguntada, dice que sabe que los miembros masculinos del grupo, emprendieron una búsqueda en los alrededores del apartamento, con el fin de intentar localizar a MADELEINE, la cual resultó absolutamente infructífera. En cuanto a la declarante, dice que FIONA le pidió que desplazase a junto de sus hijas, con el fin de comprobar que todo estaba bien, razón por la cual la declarante había regresado a su apartamento de donde no volvió a salir (Inciso: O sea, la Fiona se acuerda unos 15 ó 20 minutos después de sus hijas y la abuela si no le dicen nada ni se acuerda…)

Preguntada aclara que no tiene conocimiento de ningún tipo de problema familiar, profesional, amoroso, etc, en relación a ninguno de los miembros del grupo, ni en nuestro país ni en otra parte del mundo.

Desconoce si alguno de los miembros del grupo tiene algún conocido viviendo en Portugal, concretamente en el Algarve, o a alguien que estuviera pasando allí sus vacaciones.

Instada dice que, durante las presentes vacaciones, todos los miembros del grupo hicieron sus desplazamientos a pie, negando que alguno de ellos hubiera alquilado un vehículo o que eventualmente pudiera haber conducido un coche de un tercero.

Afirma que ninguno de los miembros del grupo salió de PDL, ni tiene conocimiento de que hubieran entablado amistad con otras personas.

Preguntada, aclara que, en la totalidad de las comidas habidas durante las vacaciones, solamente participaron los miembros del grupo, nunca se les unió nadie.

Preguntada dice que, en los días anteriores a la desaparición de MADELEINE, ni en ningún otro momento, ni vio ni se percibió de ninguna situación anómala que pudiera estar relacionada con los hechos.


Y sin más que declarar, se ratifica y firma.

© Traducción de Mercedes