lunes, 6 de octubre de 2008

6 de Octubre de 2008

---

Urgente24 - Argentina

Del 1er. Mundo al fin del mundo: El caso Sofía se parece mucho al de 'Maddie' McCann

| 02/10/2008 | 10:25

La historia de Sofía, de 3 años y 8 meses, ya se parece a la de Madeleine McCann, la niña británica de 4 años desaparecida en Portugal el año pasado. Sofía también estaba con sus padres pero desapareció al mediodía en un camping a 60 km. al sur de Río Grande, en una provincia con apenas 3 localidades, 1 sola ruta central y 1 acceso por tierra que incluye un paso fronterizo. Trabaja la policía argentina, la chilena, la provincia, la Nación, Interpol, hay marchas, recompensa... pero la niña aún no aparece.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- La historia de Sofía Yasmín Herrera, de 3 años y 8 meses, ya se parece a la de Madeleine McCann la niña británica de 4 años desaparecida en Portugal en mayo del año pasado.

Sin embargo, "Maddie" desapareció en una playa turística, Sofía lo hizo el domingo al mediodía, en un camping a 60 kilómetros al sur de Río Grande, en una provincia con apenas tres localidades, una sola ruta central y un acceso por tierra que incluye un paso fronterizo.

Según relató su padre estaba buscando un lugar dónde acampar y cuando volvió, tras subir una loma, la nena ya había desaparecido: él creyó que estaba con unos chiquitos y la madre -que espera a otro bebé, con un embarazo de 5 meses- creyó que estaba con su esposo.

"Venía mi hija con otros tres chiquitos más, yo me vuelvo y cuando llego a la camioneta la niña no estaba y mi mujer creía que estaba conmigo. Ahí no apareció más", relató angustiado, Fabián Herrera, el papá de la nena.

Más de 300 policías y voluntarios comenzaron el rastrillaje en toda la provincia, que incluyó apoyo áereo con cuatro aviones de la Armada y el uso de perros rastreadores.

Y los animales dieron una pista importante: el rastro de la nena se pierde al final del camping "John Goodall", justo donde empieza la ruta 3.

El gobierno de Tierra del Fuego, el único dirigido por una mujer, Fabiana Ríos, ofreció $30.000 de recompensa para quien aporte datos que puedan dar con Sofía Yasmín.

La Policía incrementó los controles en la ruta 3 y los caminos de la provincia, y el paso fronterizo a Chile.

"Seguimos todos los procedimientos y analizamos cualquier indicio por más débil que sea. Ahora los controles van a ser selectivos, estamos ampliando el ámbito de búsqueda", dijo Walter Papa, jefe de la Policía provincial.

Trabaja también Interpol y la policía chilena mientras fluyen y fluyen las noticias sobre caso y la niña siguen sin aparecer. Veamos:

> Juan Carr, titular de Red Solidaria, según el sitio '26Noticias':

"Tenemos un triste récord de 230 menores perdidos", dijo Juan Carr, quien agregó que la situación es "durísima". Este jueves por la tarde se repartirán volantes en la casa de la provincia de Tierra del Fuego para difundir la foto de Sofía la niña desaparecida en Río Grande.

"La organización Missing Children recibe entre tres y cuatro denuncias por día", dijo Carr. "El silencio en estos casos es perverso. La clave es no cesar en la búsqueda para hacer hablar a los que saben algo", afirmó.

No solo los menores viven este drama, sino que también se desconoce el paradero de 41 jóvenes de entre 21 y 31 años y de 71 adultos. "En total, 340 familias buscan a un ser querido. El mayor de ellos tiene 92 años", precisó Carr.

El titular habló además de Andrés Martín, el joven de 21 años desaparecido en Baradero y dijo que "seguimos sin novedades. Nos informaron que ninguna hipótesis está descartada y que se intentan corroborar llamados de personas que afirman haberlo visto", dijo la madre del joven. También aseguró que la policía investigó una pista en Paraná.

> "La coordinadora del Programa Nacional de Lucha contra la Impunidad visitó a la Gobernadora en Ushuaia, según 'Tiempo Fueguino':

"Ayer arribó a Ushuaia referentes y coordinadores del Programa Nacional Anti Impunidad de la Nación, quienes si bien tenían previsto abordar problemáticas carcelarias al surgir la desaparición de Sofía Herrera hay mucha preocupación.

(...) la gobernadora Fabiana Ríos recibió a representantes (...)

Luego del encuentro, (...) la coordinadora del citado programa nacional, Cristina Fernández, señaló que como su presencia se dio "justo en un momento en que hay una chiquita extraviada, vamos a hacer algunas diligencias por esta situación". La funcionaria adelantó que "vamos a comunicarle al ministro las cosas que la Nación puede aportar para colaborar con la búsqueda de la nena perdida", y que agilizarán el pedido de perros sabuesos que se le hizo a la nación para reforzar el operativo, además de "tratar de que la recompensa salga del ámbito provincial y pase a la órbita nacional".

Observó que en el Ministerio de Justicia de la Nación "existe un programa de recompensas, así que le vamos a pedir que tome este tema".

Fernández agregó que mañana (por hoy) "intentaremos charlar con el jefe de la Gendarmería en la Provincia, para ver cómo se está moviendo esa fuerza en este caso, y cómo es el tema de la frontera en cuanto al paso de los chicos; y si existen pasos informales".

> También en 'Tiempo Fueguino' relatan la segunda marcha a la que asistieron unas mil personas para pedir por Sofía:

"Unas mil personas desafiaron al frío y llevaron a cabo la segunda marcha en reclamo por la aparición de Sofía Herrera. Esta vez, partieron de tres diferentes puntos de la ciudad, con el fin de convocar a todos los barrios de Río Grande, paralelamente se realizaron movilizaciones en la ciudad de Ushuaia y la comuna de Tolhuin. Anunciaron que continuarán con las marchas hasta tanto la justicia encuentre a Sofía.

(...) María Elena Delgado, madre de Sofía, numerosos medios informativos, tanto locales como nacionales, dialogaron con ella, donde, entre lágrimas, pidió por la pronta aparición de Sofía".

> "Desaparición de Sofía: cuarto día"

Según publica hoy el diario 'Del Fin del Mundo', la mamá de Sofía recibió un mensaje de texto en la mañana del martes, solicitando que incrementaran la recompensa para devolver a la pequeña con vida.

"Mientras los conductores dialogaban con la angustiada mujer, sus dos teléfonos celulares comenzaron a aparecer en pantalla, ya que la mujer ofrecía a quienes pudieran tener a Sofía, de ser necesario, además de los $30.000 de recompensa, su casa y su automóvil, con tal de que le devuelvan a la menor.

En ese momento, alguien envió un mensaje de texto a uno de sus celulares diciéndole que quería que aumenten la recompensa de $30.000 a $50.000 para devolver a Sofía.

De inmediato María Elena, acompañada por sus familiares, salió hacia la seccional policial con el fin de que se pueda investigar esta nueva pista que hay en relación a este suceso que conmovió a todos los presentes. Cabe señalar que el celular sería de la provincia de Formosa, número 0371861…, el cual no brindamos completo por razones obvias".

> "La ropa no pertenece a Sofía". El sitio 'Infobae' publicó la nota en la que se descartaba que se hubiera encontrado parte de las vestimente de la pequeña.

Es que el principal David Raitieri, encargado de Prensa de la Policía fueguina, había dicho que se halló parte de la vestimenta en el paraje Rancho Hambre, ubicado a unos 30 kilómetros al norte de Ushuaia.

"Si bien en un principio trascendió que se había encontrado parte de la vestimenta de la pequeña, el jefe policial fueguino desmintió la información.

El jefe de policía fueguino, Walter Papa, dijo hoy que la ropa hallada en las afueras de Ushuaia esta tarde "no corresponde a la que llevaba" Sofía Herrera, la niña desaparecida hace cuatro días.

El jefe policial, en diálogo con la agencia 'DyN', precisó que esta tarde continuaban los rastrillajes, pero sin resultados postivos que permitan dar con el pardero de la niña.

Por otra parte, Raitieri evitó referirse a la versión que circula según la que la madre de la niña habría recibido un mensaje en su celular pidiendo dinero para entregar a la nena.

Reitieri evitó precisiones al respecto, refiriendo que "hay un secreto de sumario que respetar".

---

Urgente24 - Argentina

Investigan a los padres de Sofía (y se suman parecidos con el caso Maddie)

| 06/10/2008 | 11:32

Las contradicciones en las declaraciones de la madre y del padre de Sofía levantaron sospechas. Cierto es que en estos casos el círculo íntimo de la víctima siempre es y debe ser investigado y aún no hay pistas firmes. Sin embargo, los parecidos con el caso 'Maddie' y los polémicos 'McCann', crecen en el fin del mundo.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- "Somos una familia normal, no le hemos hecho daño a nadie y no tenemos problemas con nadie", dijo Fabián Herrera, el padre de Sofía, quien asegura que se trató de un secuestro "al azar" y afirmó que en este momento está totalmente abocado a la búsqueda de la niña.

"Hasta el momento no tenemos ninguna pista de nada", confirmó a una radio, y pidió a quien pueda aportar datos sobre su paradero que lo haga. Sin embargo, el padre de la niña, que recuerda el caso de la británica 'Madeleine McCann', dice estar seguro de que su hija ya no se encuentra en la provincia.

La madre, por el contrario, asegura que la niña permanece aún en territorio comandado por la gobernador Fabiana Ríos, al igual que el juez Eduardo López.

Pero son pocos los que creen que el secuestro de Sofía haya sido al voleo. "El rastro de Sofía que siguieron los perros termina en el alambrado, no sigue en la ruta. Eso descartaría, por ejemplo, que alguien pudiera haberla atropellado en la ruta y después haberla cargado en un auto. Que el rastro se pierda en el alambrado hace suponer que alguien que estaba esperando del otro lado, la alzó y se la llevó en un auto", dijo una fuente a un matutino porteño. Tampoco el juez López ni el fiscal Guillermo Garone creen que la nena se perdió, sino que alguien se la llevó.

Por el camping John Goodall, a 60 kilómetros de Río Grande, pasan muy pocos vehículos. Elena, mamá de Sofía, contó que el domingo en que desapareció "no había nadie más" cuando llegaron. En el lugar preciso donde los perros pierden el rastro hay un barranco de unos 4 metros. Por eso se cree que quien la alzó, habría dejado su auto en un extremo en donde no hay barranco y que no se ve desde la entrada del camping.

Pero, desde que Sofía fue vista por última vez, el domingo pasado, la Justicia poco ha informado acerca del correr de la investigación. En efecto, los investigadores también dicen que no tienen pistas firmes para buscarla.

Algunos suponen que el hermetismo se debe a que no quieren difundir datos que puedan interferir en la causa. Otros, que en la investigación no existe una línea clara.

Sin embargo, por debajo, las hipótesis siguen siendo múltiples y abarcan el secuestro extorsivo, el robo de menores, un ataque sexual o el tráfico de órganos, un ajuste de cuentas... hasta ahora, lo más firme es que existen demasiadas contradicciones en las declaraciones de la madre y del padre de Sofía.

Una fuente indicó que hay varias cosas que no cierran y una hipótesis es que el padre de la nena tendría una deuda de unos $100.000 y sería jugador. Por eso podría tratarse de un ajuste de cuentas, que pudo haberlo entregado alguien que lo conocía bien y que sabía dónde estaban el domingo. El padre desmintió esta información esta mañana. Pero sus versiones acerca del momento de la desaparición no fueron del todo firmes.

Tampoco las de la madre respecto a las últimas fotografías de la nena. En principio dijo que la foto de Sofía con la misma ropa con la cual desaparició, la capturaron en una estación de servicio momentos antes de llegar al camping mientras cargan agua para el mate. Luego dijo que la fotos eran viejas, y finalmente, ante preguntas de la prensa manifestó que habían muchas fotos, algunas más antiguas y otras en la estación de servicio, según informó esta mañana el canal de noticias 'TN'.

Otra sospecha es de parte de la gente de camping que asegura que los gritos de los padres por la desaparición de la niña se produjeron apenas unos minutos después de arribar al lugar.

Alberto Urrutia, el cuidador del lugar que estaba allí cuando la familia empezó a buscar a la nena, en declaraciones a Radio fueguina, puso en duda las versiones del padre: "El padre dice que vio dos autos cerca del alambrado que pudieron habérsela llevado, ¿usted vio algo de eso?", le preguntaron. "No, no, no", contestó. "La verdad que no, por favor... no, yo no he visto nada".

Este domingo, una cooperativa eléctrica sumó $30.000 a los $130.000 que se ofrecían a quien aportara una pista firme, según informa 'El Diario del Fin del Mundo'.

Mientras tanto, continúan investigando el entorno de los papas de Sofía.

# El caso de Madeleine McCann es una investigación cerrada

¿Está viva Madeleine? La Policía lusa trabajó desde mediados de agosto de 2007 con la hipótesis de que está muerta. Se basaron en el hallazgo de sangre en la habitación y en el maletero del auto que los McCann alquilaron semanas después de la desaparición.

Los perros hallaron olor a cadáver en el departamento, en el auto y en la ropa de Kate McCann. Los padres de la pequeña, que fueron declarados sospechosos, insisten en que su hija está viva y en su inocencia.

Una vez cerrado el caso de su desaparición, no hay noticia sobre el paradero de la niña, ni viva ni muerta.

También se investigó la posibilidad de que Madeleine hubiera sido raptada por un pederasta. También que un ladrón hubiera entrado al departamento, ya que en días anteriores hubo robos en casas de la zona. Sin embargo, la hipótesis que cobró más fuerza es la de la muerte accidental.

De la investigación se hizo cargo la Policía Judicial de Portimao y el juzgado de instrucción criminal. También colaboran la Policía británica, que envió perros adiestrados en la localización de restos biológicos. Estos restos fueron analizados en un laboratorio de Birmingham (Reino Unido).

¿Qué pasó el día de su desaparición? Los McCann declararon que la tarde de la desaparición de Madeleine la pasaron en el departamento y que a las 19 horas los niños ya estaban dormidos. Pero la Policía tiene un video de una heladería en la que aparece la familia a las 18 horas.

¿Dónde estaban los McCann cuando la niña desapareció? El matrimonio cenaba en un restaurante a pocos metros del departamento. Además de Gerry y Kate, estaban Mathew y Rachell Oldfield; David y Fiona Payne, también médicos, y la madre de ésta; y Russell O'Brien y Jade Tanner.

Kate y Gerry defienden que, aunque dejaron solos en el departamento a sus hijos, se turnaron para vigilarlos, pero varios testigos aseguran que los padres no se movieron y que sólo se ausentó de la cena uno de los presentes. Los camareros contaron que en la cena se bebieron 14 botellas de vino.

La Policía sospechaba que los padres, médicos, administraron somníferos a los niños, y que Maddie pudo morir a causa de una sobredosis. Una portavoz de la familia lo negó rotundamente.

Los McCann dicen que vieron que la niña no estaba a las 22 horas, en una de las visitas. Dicen que alguien la raptó porque el peluche con el que dormía apareció en una repisa de la habitación a la que Maddie no llegaba. La Policía cree que "algo pasó" allí: los perros hallaron sangre y olor a cadáver.

Pasaron al menos 40 minutos desde que descubren que la niña no está hasta que la Policía recibió su llamada. En ese tiempo, sus amigos y los vecinos de la urbanización entraron en la habitación de la niña, estropeando algunas pruebas que podrían aportar luz al caso.

Pero, ¿por qué el caso de Madeleine ha tenido tanta repercusión? Porque a las tres semanas de la desaparición, y después de comparecencias diarias en los medios, los McCann pusieron en marcha la web www.findmadeleine.com e iniciaron una campaña internacional que incluyó una visita al Papa. Además de Benedicto XVI, otras personalidades participaron en la campaña para encontrarla.

¿Quiénes eran los McCann? Kate y Gerry tienen 39 años y residen en Rothley, Leicestershire. Él es cardiólogo y ella especialista en medicina general.

¿Cuál es la situación procesal de los McCann? Los padres de Maddie fueron considerados 'arguidos': la Policía les informó que eran sospechosos y les dio garantías procesales. Disponían de un abogado en los interrogatorios y podían negarse a contestar. No se les impidió viajar y, de hecho, volvieron a su país. Ahora que se ha cerrado el caso por falta de pruebas ellos han dejado de ser considerados sospechosos.

Los McCann dijeron que se quedarían en el Algarve hasta hallar a su hija. Sin embargo, regresaron a Gran Bretaña un día después de ser declarados sospechosos. Volvían para que sus hijos "vivieran una vida normal", pero posiblemente quieran asegurar una situación ventajosa para los menores. Pese al archivo del caso, siguen diciendo que buscarán a su hija.

Según el libro "Maddie, a verdade da mentira" ("Maddie, la verdad de la mentira") presentado el mes pasado en Madrid, por el inspector jefe de la Policía Judicial lusa destituído, Gonçalo Amaral, que se encargó de dirigir toda la investigación de la desaparición de la niña birtánica durante los cinco primeros meses, "Maddie murió en el apartamento y sus padres pudieron ocultar el cuerpo".

El ex-inspector enumera diversas incongruencias en las declaraciones de los McCann y de los amigos que los acompañaban en sus vacaciones del Algarve. También dedica algunas páginas a las intromisiones por parte del gobierno británico.

El antiguo inspector, apartado del caso en el transcurso de la investigación, cree que hubo una simulación de rapto y dice que hay "indicios de negligencia en el cuidado y guarda de los hijos" por parte de los McCann.

Tras coordinar toda la investigación acerca de la desaparición de Madeleine McCann durante los 5 primeros meses, fue fulminantemente cesado de su puesto, tras dirigir la investigación hacia los padres de la niña desaparecida en el Algarve el 3 de mayo de 2007.

El día 2 de octubre de 2007, en una acción sin precedentes en la Policía Judiciaria portuguesa, se le apartaba del caso debido a presiones políticas internacionales.

Cuando fue apartado de la investigación, Amaral estaba a punto de recoger pruebas y testimonios vitales para la resolución del caso Maddie. Por eso, cuando comenzó a escribir este libro en febrero de 2008, según declara, su objetivo no fue simplemente limpiar su honor de las calumnias que sobre él se han lanzado, sino también presionar para que el caso sea reabierto y se haga justicia, teniendo en cuenta que la víctima es Madeleine Beth McCann.


Con nuestro agradecimiento a "Luisa"

---
Traducción de Mila
---

Articulo 4 de octubre de 2008 actualizado

SOS Madeleine

Un año después de su salida de la Policia Judicial portuguesa, el antiguo coordinador del Departamento de Investigacion Criminal ( DIC) de Portimao, Gonçalo Amaral, afirmaba ayer en Vigo, en España, que, a pesar de las presiones políticas " todavía es posible que podamos hacer justicia a Madeleine".

Gonçalo Amaral, el antiguo responsable de la investigación de la desaparicion de Madeleine Mccann, era el invitado de una conferencia organizada ayer por la noche por el diario español Faro de Vigo en el marco de la salida en España del libro " Maddie: La verdad de la Mentira".

Actualización:

El " Comisario ", como respetuosamente lo llaman varios oficiales de la policía nacional española venidos a escucharle sobre el caso Maddie, afirma que no comprende por qué las autoridades del país donde nació Madeleine nunca han abierto una investigación para saber lo que le sucedió y continúan apoyando la tesis del secuestro.

Según Amaral, el resultado del trabajo realizado conjuntamente por su equipo y varios oficiales británicos figura en los informes de la investigación y hasta que no sean destruidos, siempre existirá la posibilidad de llevar a su fin la investigación: "sería suficiente con que uno de los nueve amigos se decidiera a hablar ..."

El antiguo coordinador de la investigación en la desaparición de Madeleine McCann asegura que todavía es posible hacer conocer la verdad, destacando que la investigación, desde un punto de vista jurídico, no está terminada o cerrada: sólo está a la espera de mejores pruebas y que es necesario que quienes tienen la posibilidad, puedan hacer llegar nuevos elementos a las autoridades portuguesas.

Duarte Levy (Vigo - España)

---

Faro de Vigo

En el caso Madeleine la política abortó la investigación policial

"Fui atacado, denigrado y humillado por prensa británica innoble", clama Gonçalo Amaral, ex inspector de la Policía Judiciaria portuguesa.

F. FRANCO / VIGO Aquella desaparición de una niña la noche del 3 de mayo de 2007 en el Algarve portugués mientras sus padres ingleses, el matrimonio McCann, cenaban con varios amigos a cien metros del apartamento en que dormía con los hermanos, no era más que eso. Una trágica desaparición como miles que se producen en la geografía mundial y ni siquiera algo especialmente singular por su dramatismo. Sin embargo, se convirtió en un fenómeno universal e invasivo por efecto de los medios de comunicación. Su libro en Esquilo, "Maddie, la verdad de la mentira", aclara los interrogantes.

-¿No se ha sobredimensionado este caso?

-Se entiende que los padres acudan a los medios en casos como este pero creemos que en esta ocasión lo han hecho intentando una victimización para ocultar lo que ha pasado. Estoy de acuerdo con usted en que los hay mucho más dramáticos que no son tan mediáticos, que no transcienden al mundo entero.

Veo a Gonçalo Amaral entre volutas de humo, un cigarro tras otro, cráneo contundente y mirada hecha de cristales rotos.

-Le pusieron fino a usted...

- Ciertamente, fui atacado, denigrado y humillado por cierta prensa británica innoble que contribuyó con sus andanadas a que la investigación fuera interrumpida y, por tanto, la Justicia. A Portugal lo trataron como un país tercermundista y hay una cosa en que se comportó como tal: en apartarme a mí, al responsable de la investigación en curso. Hubo razones no policiales sino políticas para ello. La política abortó la investigación.

- ¿Es que su investigación contradecía sus intereses

Por supuesto. Las tesis últimas de nuestro trabajo quedaron en el sumario y se resumen en que la menor murió en el apartamento, ocurrió un simulación de rapto, el matrimonio es sospechoso de la ocultación del cadáver, la muerte pudo haber sido accidental y existen indicios de negligencia en el cuidado de los padres por dejarlos solos aunque estuvieran a cien metros.

- ¿No se habrán precipitado usted al imputarlos?

¿Cómo se puede hablar de precipitación cuando los imputamos cuatro meses después de los hechos? Al contrario, creemos que uno de los errores de la investigación fue haber tratado a la pareja "con pinzas". Pronto vimos que había cosas que no concordaban y ellos fueron tratados con privilegios. Podrían haber sido imputados antes...

"El ciudadano paga para tener derecho a su seguridad"

Equipos y perros especiales para la búsqueda de Madeleine viva o muerta, horas, días y meses de trabajo policial en medio de un gran ruido mediático internacional, cadenas de partidarios o detractores... ¿Puede una hacienda pública destinar tanto dinero a la investigación de cada caso? Amaral piensa que por parte portuguesa no hubo gastos especiales salvo la contratación de un laboratorio inglés y los policías británicos fueron pagados por su país. "Aún así -dice- la investigación criminal no tiene precio porque los ciudadanos pagan sus impuestos para tener su seguridad".

- Lleva usted 28 años en la policía. Habrá trabajado en casos para llenar un libro de misterio...

-(sonrisa). Cierto. Por ejemplo, me tocaron casos interesantes de narcotráfico en algunos de los cuales trabajamos con la policía gallega pero los que más me tocaron emocionalmente fueron algunos en que había niños incursos. Un padre que mata a su hijo de tres años, por ejemplo, por celos. Más trágico que el de Maddie aunque no haya sido tan mediático.

-¿Hasta qué punto los medios de comunicación pueden interferir en la labor policial?

Ese es un tema muy complejo y con muchos matices. Nuestra Policía Judiciaria no tiene un gabinete de prensa a la altura de los retos actuales, ni asesor de imagen su director general, ni una retaguardia que vaya examinando lo que aparece en prensa o Internet. Con esa orfandad no se puede responder a una prensa británica que parecía muy encauzada hacia la tesis del rapto en sus andanadas informativas y que influyó en la investigación hasta detenerla.