jueves, 9 de octubre de 2008

9 de Octubre de 2007

---
Traducción de Mila
---

SOS Madeleine

Marcos Aragão Correia: tiene una "visión" del caso Cipriano

Marcos Aragão Correia, quien se distinguió convirtiéndose en protagonista en el caso de Madeleine McCann, sería el nuevo abogado de Leonor Cipriano en el juicio contra los inspectores de la Policía Judicial (PJ) acusados de torturar a la madre de Joana Cipriano.

La Fiscalía portuguesa acusa a tres inspectores de la PJ de torturar a la madre de Joana Cipriano, en el momento de su interrogatorio, uno es acusado de falsificación de documentos y el quinto, Gonçalo Amaral, es acusado de no asistencia y omisión de denuncia.

Marcos Aragão, que sustituye a João Grado, es el abogado que citó ante la Justicia portuguesa a los servicios postales acusándolos de no haber entregado en propia mano una carta certificada dirigida a los McCann en la que, según él, indicaba pistas que podría ayudar a la investigación. Marcos Aragão en contacto con la agencia de detectives Método 3, había entonces puesto en marcha las investigaciones en la presa de Arade, a pocos kilómetros de donde desapareció Madeleine McCann, no habiendo encontrado mas que basuras y algunos huesos de animales.

Inicialmente, el abogado alegó poseer información sobre la ubicación del cadáver de Madeleine, pero finalmente termino reconociendo que las búsquedas en la presa de Arade - la pista que quería comunicar a los McCann - se realizaron a raíz de una visión que habría tenido sobre la desaparición de la pequeña británica.

El abogado era ya conocido en este caso como autor de un informe de la Asociación Contra la Exclusión por el Desarrollo (ACED), publicado en abril de este año, que sostenía la existencia de un crimen de tortura perpetrado por agentes de la PJ. El informe, opuestamente a las declaraciones de Leonor Cipriano - que no ha parado de cambiar de versión desde el inicio del proceso - acusa a Gonçalo Amaral de estar presente en el momento de las presuntas agresiones. El antiguo coordinador de la DIC de la PJ en Portimão ha decidido demandar al abogado ante la justicia.

Un juicio que pone de relieve el conflicto entre la Fiscalía y la PJ.

Gonçalo Amaral, antiguo coordinador del Departamento de Investigación Criminal (DIC) de la Policía Judicial (PJ) en Portimão, está acusado por el Ministerio Publico de no-asistencia y de no haber denunciado las presuntas agresiones de los inspectores de la PJ a Leonor Cipriano.

Después de la desaparición de Joana Cipriano, el 12 de septiembre de 2004, su madre, Leonor, y su tío, Joao, fueron condenados a 16 años de prisión por los crímenes de homicidio y ocultación de cadáver.

Según el testimonio de los inspectores, después de su interrogatorio, la madre de Joana logro burlar la atención de los inspectores y afirmando querer suicidarse, se habría arrojado por las escaleras. Herida, habría sido entonces conducida por los inspectores ante un médico y trasladada a la cárcel.

Una carta de otra detenida, dirigida a las autoridades después de las acusaciones formuladas contra los inspectores, refuerza esta versión: según este testigo, la madre de Joana habría admitido ante otras detenidas que cayó por las escaleras, pero que, después de una reunión con la directora de la prisión, ella cambió su versión afirmando haber sido torturada y esperando recibir una indemnización.

Confrontada a Gonçalo Amaral, Leonor Cipriano confirmó que el antiguo coordinador de la DIC de la PJ en Portimão nunca la había agredido. A pesar de varias confrontaciones con los otros inspectores, la madre de Joana nunca consiguió identificarlos como sus agresores, lo que no impidió al Fiscal avanzar con el juicio, admitiendo que él tampoco podía garantizar si se trataba de los buenos inspectores o si la agresión tuvo lugar realmente.


---
Traducción Mercedes
---

TVMais – Edición impresa

Especial Hernâni Carvalho y Luís Maia – Colección “En la Escena del Crimen” para tvmais

El otro lado de la historia

Hacían pareja en TVI, escribieron juntos “Maddie 129” y ahora lanzan con tvmais seis libros que analizan algunos de los crímenes más mediáticos de los últimos tiempos.

“Maria da Dores – La Asesina de la Jet Set”, “Cabo Costa – Mi Vecino es Un Asesino en Serie”, “Maddie – Ni Verdad Ni Consecuencias” y “El Infierno de Joana” son los títulos a los cuales se juntan “Esmeralda – Un niño Dos Padres” y “Casos Sin Solución” son los que componen la colección de tvmais “En la Escena del Crimen”.

Lo que ofrecen estos libros es un poco de nuestro de trabajo de investigación y recuerdan todo lo que sucedió. En el fondo, condensan no toda la verdad, porque eso es imposible, pero rememoran el proceso. E, inevitablemente, tienen cosas nuevas, fruto del trabajo que desarrollamos”, explica Hernâni Carvalho, colaborador de tvmais.

“Hablamos de casos actuales, que seguimos paso a paso, pero también del pasado, como el del Destripador de Lisboa. Hacemos una investigación a posteriori, indagación, tratamiento y análisis de datos”, afirma Luís Maia.

A través de estas obras, los autores pretenden “hacer que las personas vean el otro lado de la historia”, ya que a través de un trabajo minucioso es posible dar a conocer pormenores que, según Luis Maia, despiertan el interés del público. “Cuando vemos una noticia en la TV, conocemos el hecho: que hubo un individuo que murió o hubo una mujer que lo mandó matar. Pero después se escapan una serie de detalles de la investigación criminal, pormenores familiares y profesionales de las personas que las llevan a cometer diferentes actos. De ahí que también tenemos la opinión y análisis de psicólogos en nuestros libros”.

El periodista devela aun cual es el método seguido por la pareja de escritores. “Dudar, dudar y desgranar para después, al final, casi por exclusión de las partes, llegar a una explicación. Ir eliminando, eliminando, hasta llegar a la única hipótesis posible. Esto es lo que despierta la curiosidad de las personas”, dice. “Hernâni acostumbra a decir que para él “el periodismo es dudar y escoger” y estos libros acentúan esto. Tomamos una serie de premisas o de hechos comúnmente aceptados como verdad y después vamos analizando y describiendo, en cada caso, las cosas que no son verdad desmenuzando estos cabos sueltos que no tienen sentido.”

Muchas sospechas

Quieran o no quieran son abordados en la calle con preguntas. “Creo que esto es natural. Las personas tienen cada vez más sospechas en relación con la honestidad de la Justicia, cada vez creen menos en ella”, explica Hernâni Carvalho. Al final, “hay cosas que son impensables. Cuando una criatura sobre la cual Protección de Menores dice que no hay motivo para preocuparse aparece muerta… O cuando un hombre es cogido seis veces seguidas robando un coche y es enviado seis veces a la calle. Las personas se hacen preguntas.

Caso Maddie

La desaparición de la pequeña Madeleine McCann continúa siendo uno de los casos que levantan más dudas y curiosidad en el público. “Nos preguntan muchas veces qué es lo que averiguamos, si los padres están implicados o si la niña está muerta”, dicen los autores, que, Hernâni Carvalho, “por una cuestión ética y de pudor” dejan esas consideración “para las autoridades”. “Si los padres son culpables o no, solo ellos pueden responder”, subraya Luís Maia.

A pesar de que el responsable del título “Crimen, Dice él”, en TVI, no destaca ninguna de estas historias, su compañero de profesión es tajante al afirmar que el caso Maddie fue el que más los marcó. “Tuvo mucho impacto, por la dimensión internacional que adquirió. Además de eso, pasamos mucho tiempo trabajando en él, fue el que nos hizo quemar más pestañas.”

Sobre la posibilidad de añadir más títulos a esta colección de tvmais, el periodista Hernâni Carvalho no descarta esta hipótesis, pero prefiere “aguardar para saber cuál es la reacción de los lectores. Si la acogida fuese buena, tal vez continúen el proyecto.


---
Traducción de Mila
---

Enfants Kidnappés


8 de octubre, 2008

Audición de Charlotte Pennington.

Estamos a 7 de mayo de 2007. Las audiciones de los diferentes empleados continúan. Bien se trate de los empleados del Kids Club, del Bar Tapas o del Millenium. Ese día, fue escuchada Charlotte Pennington. El intérprete que tradujo sus palabras no fue otro que Robert Murat.

En la materia, se dice:

La declarante es escuchada en calidad de testigo. La declarante de nacionalidad inglesa, no domina el idioma portugués ni en su forma escrita ni en la hablada, la audición se lleva a cabo en presencia de un traductor: Robert Murat.

Ella llegó a Portugal el 28 de abril, fecha a partir de la cual empezó a trabajar para el OCEAN CLUB en la guardería de niños.

La declarante precisa que en el período comprendido entre el 29 de abril y el 4 de mayo de 2007, ella asumió sus funciones con un grupo de niños de vacaciones en el seno de la empresa mencionada, cuyas edades iban de los 4 meses a 1 año. Este grupo se llama "BabyClub". El grupo "Babyclub" se subdivide en otros tres grupos de dos bebes y cada subgrupo está bajo la responsabilidad de un animador diferente.

En el marco de la investigación actual la declarante advierte que en el curso de sus funciones en el Ocean Club, estuvo en varias ocasiones con una niña llamada Madeleine McCann. Aunque no pertenecía al grupo del que era responsable, era algo normal, dado que ambos grupos se encuentran en locales adyacentes. Así , Madeleine McCann pertenecía al grupo llamado : "MiniClub" en el que los niños tienen entre 3 y 4 años y ella explica que el grupo "MiniClub" y "BabyClub" están en el mismo edificio, cerca de la recepción del OCEAN CLUB. Razón por la que la declarante estaba en contacto personalmente con la menor desaparecida.

La declarante precisa que habitualmente, durante el “período de la siesta" comprendido aproximadamente entre las 9:00 y las 10:30 y entre las 14:30 y las 15:00, la declarante participaba en la "recepción" de los niños de su grupo pero también de los de sus colegas ya que los niños que ella guardaba estaban durmiendo. Ella acudía incluso para los niños del "MiniClub" y participaba en algunas actividades con ellos.

La declarante precisa que dos días distintos, es decir, el domingo 29 de abril de 2007 y el jueves 3 de mayo de 2007, la declarante ha estado personalmente en contacto con Madeleine McCann contándole historias y hablando con ella.

De manera que la declarante describe a Madeleine McCann como una niña inteligente, tímida en un primer momento pero que una vez que conoce a la gente que está con ella, habla normalmente para su edad aun siendo tranquila.

La declarante añade, que era habitual que Madeleine fuera llamada "Maddie" dado que fue con ese nombre que Madeleine se presento a la declarante , lo que corresponde al diminutivo de su nombre.

El 3 de mayo de 2007, hacia las 22:15, mientras que la declarante estaba de servicio para el grupo "MiniClub" durante el servicio denominado "Período de la cena", junto con sus colegas Amy y Jackie, una señora que ella no conocía pero que debía ser una turista, llego a sus instalaciones preguntando si estaban al corriente de la desaparición de una niña cuyo nombre era "Maggie" o "Maddie"?

Preguntada sobre el "período de la cena", la declarante precisa que la guardería de la empresa ofrece gratuitamente a los padres la posibilidad de dejar a sus hijos al cuidado de los educadores durante el periodo de la cena entre las 19:15 y las 23:00.

Ante la confirmación de que una niña había desaparecido y, basándose en el nombre que la señora les había comunicado, estimaron que debía tratarse de Madeleine. Razón por la que Amy contacto por teléfono con su superior, Lyndsay, y la informo de la desaparición de Madeleine. El procedimiento de “búsqueda de niño perdido" fue lanzado. Se trata de una búsqueda organizada en diferentes sectores de la sociedad concernida.

Así, la declarante ha participado en esta búsqueda haciendo equipo con su colega Amy y ellas cubrieron distintas áreas de la empresa que les fueron asignadas. Cubriendo la zona que da la espalda a las residencias, donde vivía Madeleine, los gemelos y sus padres, ella pudo ver, que mientras tanto, varias personas se encontraban en el interior del apartamento sin poder decir si eran amigos o empleados. Ella participó en las búsquedas hasta la 01h30 de la mañana (4 de mayo de 2007) y luego regreso a su casa.

En las búsquedas que ella ha llevado a cabo conjuntamente con sus colegas, también participaron otras personas (turistas, empleados de la empresa). Más tarde, sin poder decir la hora, constató que la policía se encontraba in situ y ponía en marcha las medidas para este tipo de situación. La declarante informa que la búsqueda por parte de los miembros del OCEAN CLUB terminó alrededor de las 04:00 horas de la madrugada, el 4 de mayo de 2007, sin resultado.

Por solicitud nuestra la declarante precisa que habiendo tenido poco contacto con Madeleine y sólo como niñera presente en la sala vecina, ella no conoce los hábitos de la niña o de sus padres y no ha observado ninguna situación que hubiera considerado extraña a propósito de la niña desaparecida durante el período de tiempo en el que trabajó en Portugal.

La declarante añade que habitualmente Madeleine era depositada hacia las 09,15 en la guardería y que los padres depositaban después a los gemelos.

A nuestra pregunta la declarante nos dice que no tiene conocimiento de cualquier situación de la que sospeche una relación, de manera directa o indirecta, con la desaparición de Madeleine McCann.

No tiene nada que añadir. Después de la lectura en compañía del traductor que le explica, se ratifica y firma.