miércoles, 22 de octubre de 2008

Caso Madeleine McCann - Declaración Matthew Oldfield

Hasta que se sepa la Verdad

Declaración de Matthew Oldfield – 10 de mayo de 2007 – 16h00

Declara conocer a todas las parejas desde hace varios años, pero subraya que los matrimonios con los que posee mayor relación sería con los matrimonios de RUSSELL O’BRIEN Y JANE TANNER Y DAVID PAYNE Y FIONA PAYNE.

Declara conocer a GERALD MACCANN Y KATE HEALY desde hace cuatro años, los conoció en la boda de DAVID Y FIONA PAYNE, durante el verano de 2003 en Italia.

Dice saber que los MCCANN ya se relacionaban con los otros dos matrimonios, habiendo realizado vacaciones junto con el matrimonio PAYNE.

Habla de que debido a esta amistad, habría efectuado un viaje con los dos primeros matrimonios a Grecia, viaje durante el cual habían acordado esas vacaciones en Portugal.

Preguntado, aclara que al igual que en esta ocasión habían viajado con los niños.

Preguntado sobre el motivo de que el matrimonio MCCANN no participó en ese viaje, realizado a Grecia, alegó desconocer el motivo.

Aclara que nunca había efectuado un viaje anterior en el que hubiera participado el matrimonio MCCANN, aparte de este a Portugal.

(…)

Preguntado, dice que DAVID asumió personalmente el pago de la totalidad de la reserva, devolviéndole el dinero posteriormente cada uno de ellos.

De este modo dice que llegaron a Portugal el día 28 de mayo, alojándose en el OCEAN CLUB GARDEN, teniendo reserva hasta el 5 de mayo.

Preguntado sobre los motivos por los cuales eligieron la operadora MARK WARNER explica (…) se refiere a que los matrimonio dieron preferencia a los emplazamiento que disponía del servicio de "baby listening".

Instado a definir el servicio "baby listening" aclara que es una forma de vigilancia del tipo "ronda" en el exterior del apartamento, donde solamente se verifica que no hay ruido en el interior de los lugares donde se encuentran los niños durmiendo, si hubiera ruido, alertaría a los respectivos progenitores de esta situación. Este servicio no incluye la vigilancia permanente del menor.

Aun así, desea aclarar que, cuando hicieron las reservas, la operadora les informó de la INEXISTENCIA de este servicio de "baby listening" en el OCEAN CLUB GARDEN.

Tal hecho habría dejado a alguno de los matrimonios –en concreto al declarante- reticentes ante la posibilidad de viajar a Portugal, ya que todos los matrimonios tenían niños pequeños.

Dice que en ese momento recuerda que, en una conversación con DAVID PAYNE, que tuvo lugar en una fecha que no recuerda con precisión, aunque dice que sobre los días 7 u 8 del presente mes, éste último le había confidenciado que, en ese momento, KATE HEALY, le había manifestado que era particularmente reticente ante este viaje a Portugal, ya que había tenido un mal presentimiento, relacionado con los niños que acompañaban por la inexistencia del supra mencionado "baby listening".

Explica que en el momento de ese hecho habían cambiado impresiones sobre este problema, y decidieron efectuar el viaje tal como estaba previsto, ya que la operadora les aseguró que los apartamentos estarían juntos, de forma que, en conjunto, podrían asegurar la vigilancia de los respectivos descendientes.

En consecuencia, DAVID se encargó de negociar que todos los apartamentos estuvieran situados en un lugar próximo los unos de los otros.

No obstante, y a pregunta nuestra, afirma que al salir de Inglaterra, desconocían los apartamentos exactos que les correspondía a cada uno.

Dice que DAVID había solicitado a la tour operadora que tuviera en cuenta que debían ser alojados en apartamentos próximos, al tratarse de un viaje de grupo y que pretendían asegurar de esta manera el control sobre el conjunto de los niños de cada matrimonio.

No obstante, admite que no les comunicaron su respectivo apartamento hasta que llegaron a Portugal.

Sobre las condiciones del plan de viaje, dice que todos estaban en régimen de media pensión. Lo que implicaba que iba incluido el vuelo, desplazamientos, aojamiento, desayuno y cena.

En este sentido, dice que todos los miembros del grupo tomaban las comidas mencionadas en el restaurante del grupo OCEAN CLUB en los siguientes términos: el desayuno en el restaurante MILLENIUM, que está ligeramente apartado del bloque en el cual se encontraban alojados (cerca de la calle principal, camino a Lagos, a unos 10 minutos a pié) la cena tendría lugar en el restaurante TAPAS, sito junto a la piscina del mismo bloque residencial).

La única excepción a esta regla la protagonizaron los McCann, que tomaban el desayuno en su apartamento, el declarante que cree que el motivo era que tenían tres hijos muy pequeños y la distancia entre el apartamento y el MILLENIUM.

Además, desea señalar que, la noche del 28 de mayo, el grupo había comido en el MILLENIUM, ya que el TAPAS estaba cerrado.

Salvo este día, comieron todos los demás en el TAPAS. En cuanto al almuerzo dice que, los matrimonios acostumbraban a tomarlo en grupo en uno de los apartamentos de los cuatro matrimonios, subrayando que normalmente lo hacían en el apartamento de DAVID Y FIONA PAYNE, por ser el más grande.

Instado sobre las reservas para la cena efectuadas en el restaurante TAPAS, dice que la primera vez que hicieron su reserva fue el domingo, desconociendo quien la había hecho. Preguntado si habría sido RUSSELL quien efectuó la reserva, el testigo admite que es posible, reiterando que desconoce con precisión que lo hizo.

En cuanto a los restantes días, aclara que, el lunes, su mujer hizo la reserva, subraya que la había hecho para la totalidad de los días restantes hasta el 4 de mayo, ya que esa noche iba a realizarse una cena adscrita al Club de Tenis. Aclara que la citada reserva fue realizada para nueve personas, a las 20h30.

(… identificación de los apartamentos)

Preguntado sobre el criterio utilizado para la distribución entre los matrimonios de los apartamentos, dice que fue la empresa MARK WARNER quien se había encargado de hacerlo, por este motivo desconoce el criterio utilizado. (…)

En relación con la rutina diaria de los cuatro matrimonios durante el período anterior a la desaparición de MADELEINE MCCANN, dice que se dedicaban todos, de forma general, a la práctica de modalidades deportivas.

En su caso particular, dice que se dedicó prioritariamente a la práctica de deportes náuticos (como la vela) y además, a la práctica del tenis.

En cuanto a los demás, dice que se dedicaban también a la práctica de varios deportes, subrayando que los MCCANN nunca habían realizado deportes náuticos.

A este propósito, dice que en una fecha que no recuerda con precisión, aunque un día de la semana pasada, un día que había llovido en PDL (cree que el día anterior el 2 de mayo, víspera de la desaparición de MADELEINE MCCANN) se había dispuesto a efectuar, durante cerca de 40 minutos, un recorrido corriendo por las calles circundantes al emplazamiento, con la madre de MADELEINE, KATE.

Preguntado sobre si se había ausentado de PDL, respondió que no, diciendo que, al igual que los demás miembros del grupo, no se había programado hacerlo ya que no tenían medio de transporte que les permitiera realizar ningún desplazamiento.

Por lo tanto, a la pregunta realizada, dice que ninguno de los matrimonios disponía de coche alquilado. Niega la posibilidad de que algunos de los miembros del grupo les hubiera podido prestar alguien un coche, ya que ninguno de ellos tenía amigos o conocidos residiendo o pasando las vacaciones en las inmediaciones.

Instado a proceder a la reconstrucción temporal de los hechos acaecidos el día 3 de mayo, el declarante lo hace en los siguientes términos.

Se levantó entre las 6h30 y las 7h00, desayunó en el restaurante MILLENIUM sobre las 8h00. Desayunó con su mujer y su hija. No recuerda que se juntó con ellos. Sabe que GERALD Y KATE con sus respectivos hijos no desayunaron allí, ya que lo tomaban siempre en el apartamento. En cuanto al resto de los miembros del grupo, con consigue recordar quien estaba en el restaurante aquella mañana. Está seguro que no estaba todo el grupo, cree que estaban presentes DAVID Y RUSSELL y sus respectivos hijos.

Asegura que, a medida que iban pasando los días, eran cada menos los miembros del grupo los que desayunaban en el MILLENIUM, optando por hacerlo en sus respectivos apartamentos, por la distancia que había hasta allí.

Después de desayunar, se dirigió a la playa, donde llegó sobre las 9h30, con la finalidad de practicar la vela. Sabe que esa mañana también estaban DAVID Y FIONA, no se acuerda si alguno de ellos fue con él hasta allí o ya estaban cuando él llegó. Estuvo practicando la vela hasta cerca de las 11h00. Por este motivo llegó tarde a la clase de tenis que tenía programada para las 11h00. Era una clase con su mujer.

Sobre las 12h10 fue en compañía de su mujer a buscar a su hija a la guardería. Después los tres se dirigieron al apartamento del matrimonio PAYNE, para comer.

Aclara que el almorzó allí con el matrimonio PAYNE, sus hijos y su suegra, así como con RUSSELL Y JANE. No recuerda si estaban KATE y GERALD.

Posteriormente, entre las 13h30 y las 14h00, el declarante y su familia se fueron a su apartamento, poniendo a su hija a dormir, permaneció allí hasta las 14h15 / 14h30, en ese momento decidió ir a buscar a RUSSEL, por lo que se dirigió a su apartamento para llamarlo ya que ambos iban a practicar la vela.

Después de practicar este deporte (o sea, en un momento que sitúa entre las 15h30 y las 15h45) ambos fueron a la playa, donde se encontraron con el resto del grupo (incluidos los respectivos niños), quedándose allí hasta las 17h00. Aclara que GERALD, KATE y los respectivos hijos no estaban en la playa.

Cuando se fueron de la playa, fueron a un restaurante sito en la misma, donde cenaron los niños, mientras que los adultos se limitaron a tomarse unas bebidas.

Cerca de la 18h10, el declarante, RUSSELL y DAVID, fueron a un partido de tenis, que tenía lugar en el complejo, reservado a los elementos del sexo masculino. Estuvo allí hasta las cerca de la 19h00. Aclara que cuando llegaron a este encuentro, GERALD ya estaba allí, estando KATE y los niños viendo aquel partido, uniéndose posteriormente al grupo el resto de las mujeres.

A las 19h00 el declarante, RUSSEL y DAVID finalizaron dicho partido, habiéndose dirigido seguidamente a sus respectivos apartamentos, en los cuales ya se encontraban los restantes miembros del grupo.

El declarante dice haber permanecido en su apartamento hasta las 19h45 (Inciso: creo que esto se trata de un error de transcripción y debería decir 20h45), momento en el cual, junto con su mujer se dirigió al restaurante TAPAS, donde ya se encontraban GERALD y KATE, después llegó JANE. Después de ella, sobre las 20h50 habría llegado al restaurante RUSSEL.

El declarante afirma que, como DAVID, FIONA y DIANNE aun no habían llegado y ya que estaba viendo desde el restaurante las luces de su apartamento, decidió ir a buscarlos, aclarando que no llegó hasta el apartamento ya que se los encontró cuando ya iban de camino al restaurante. Aclara que los encontró en las inmediaciones del bloque de apartamentos, junto a la esquina más próxima de la puerta de entrada principal del apartamento de los MCCANN.

Aprovechando el hecho de que se encontraba cerca del bloque de apartamentos, afirma que por iniciativa propia, habría realizado una "verificación auditiva" junto a la habitación de MADELEINE y de los gemelos, cree que sobre las 21h05. Que se limitó a aproximarse a la ventana de la habitación desde el exterior del apartamento, para verificar si los niños estaban llorando. Afirma que no oyó ningún ruido, ni se percató de nada anormal. En los mismos términos, verificó las ventanas de las habitaciones donde dormían su hija y las hijas de RUSSEL.

Después de esta verificación, y pasados cerca de 5/10 segundos, regresó al restaurante constatando que todos los restantes miembros del grupo estaban allí. Seguidamente pidieron la comida y acto seguido GERALD se dirigió a su apartamento para verificar a sus hijos.

Preguntado, si en ese momento, JANE también se dirigió a su respectivo apartamento, el declarante dice que no se acuerda, subrayando que, si ocurrió, lo habrían hecho al mismo tiempo, saliendo juntos.

Por otra parte, dice que no consigue precisar cual de los dos volvió primero. Aun así, desea subrayar que no tiene ni idea de que alguien hubiera mencionado la posibilidad de que hubieran estado juntos,

Preguntado el motivo de que GERALD hubiera ido en ese momento al apartamento, ya que el declarante acababa de estar allí, dice que GERALD no oyó al declarante decir que estaba todo bien, afirmando que él no había verificado personalmente a sus hijos desde hacía bastante tiempo.

Preguntado sobre si había instituido algún acuerdo sobre la verificación de los hijos de todos los matrimonio, dice que normal levantarse un miembro de cada matrimonio cada quince minutos, con la finalidad de verificar a sus respectivos hijos.

Algunos minutos más tarde, o sea sobre las 21h25, el declarante se desplaza a su apartamento a fin de realizar una nueva verificación, habiendo ido juntamente con RUSSEL, que pretendía hacer lo mismo en relación con sus hijas Ev. Y E.

En ese momento, también efectuó una verificación en la habitación de Madeleine.

Preguntado sobre los motivos por los cuales había hecho esa verificación, que iba en contra del procedimiento que se estaba llevando a cabo – o sea, por qué razón habían ido dos personas a realizar la verificación de tres apartamentos (en este caso, el testigo y RUSSELL, a fin de verificar sus respectivos apartamentos y el de GERALD), el declarante explica que ambos habían sugerido a KATE que se quedase en el restaurante, asumiendo la responsabilidad de verificar a sus hijos.

No obstante, preguntado, dice no conseguir recordar si la sugerencia partió del declarante o de RUSSELL, afirmando no conseguir aclarar el motivo por el que lo hicieron, pero, en caso de haber sido el declarante quien hizo la sugerencia eso se debería al hecho de que pasados esos días de vacaciones juntos ya tenían más confianza con el matrimonio para entrar en su apartamento.

Que en esa ocasión RUSSEL y el declarante se dirigieron a sus respectivos apartamentos, con la finalidad de verificar a sus respectivas hijas. Después de salir de su apartamento, fue al de RUSSELL. Utilizó el recorrido más corto entre su apartamento y el de RUSSELL y la puerta lateral de entrada al patio trasero de la residencia de los MCCANN, a la cual accedió por la puerta corredera de cristal que accede a la sala de estar del apartamento. La puerta estaba cerrada pero no con pestillo, como KATE dijo que estaría.

No llegó a entrar en el dormitorio donde dormía MADELEINE y sus hermanos. Recuerda que la puerta de ese dormitorio estaba medio abierta, formando un ángulo de 50 grados. No sabe a qué distancia de la puerta se quedó. Se acuerda de haberse fijado en las cortinas verdes de la ventana, estaban cerradas, pero no consigue precisar si ventana estaba abierta o cerrada. En cuanto a la persiana aclara que no vio si la misma estaba abierta o cerrada. Se acuerda de haber considerado que en la habitación más claridad que en el dormitorio de su hija (donde las persianas están siempre totalmente cerradas), afirmando haberse quedado con la sensación de que esa luz venía del exterior – siendo de destacar que ambos dan a la misma calle. Consecuentemente, admite la posibilidad de que la luz que vio pudiera deberse al hecho de que la persiana estuviera levantada, negando se capaz de evaluar si lo estaba o no.

A pregunta realizada, dice estar seguro de que, cuando se desplazó la primera vez a las inmediaciones de la ventana de ese dormitorio por la parte exterior, con la finalidad de hacer la verificación auditiva, la persiana se encontraba bajada.

Consecuentemente, dice estar convencido de que, cuando hizo la segunda verificación la persiana estaría más abierta que en la primera ocasión, ya que considera que la luz que había visto en el interior de la habitación de MADELEINE, indudablemente provenía del exterior, algo que no podría ocurrir si la persiana estuviera totalmente bajada.

En seguida, convencido de que todo se encontraba dentro de la normalidad, al no percibir ningún ruido que le hiciera creer lo contrario, y ya que había conseguido ver a los dos hermanos gemelos de MADELEINE en el interior de sus cunas, el declarante regresó al restaurante.

Preguntado aclara que no vio a MADELEINE que estaba acostada en la cama de dicho dormitorio, porque desde el lugar que se encontraba, cuando hizo la verificación, no tenía visibilidad a su cama.

A pregunta realizada, dice que cree que volvió al TAPAS entre las 21h25 y las 21h30, diciéndoles a los demás miembros del grupo que se encontraba todo bien.

A pregunta realizada, dice que no le comentó a los padres de MADELEINE el hecho de haber encontrado la puerta del dormitorio abierta hasta la mitad, ni de que había percibido la existencia de la citada luminosidad en el interior de su habitación, dice que no lo hizo porque no le dio importancia.

Preguntado, dice que en ese momento, estaban reunidos en la mesa del restaurante todos sus compañeros de viaje, con excepción de RUSSEL, que se quedó en su apartamento, por la indisposición que padecía su hija.

Preguntado, dice que al ser un grupo bastante numeroso, compuesto por nueve adulto (los cuatro matrimonio y la madre de FIONA PAYNE), el declarante y los demás ocupaban siempre la misma mesa, ya que era la única lo suficientemente grande.

Preguntado, dice que desde el lugar donde estaba situada la mesa, el grupo podía ver los apartamentos en donde se encontraban los niños.

Aun así, admite que se trataba de una visibilidad bastante tenue, debido a la distancia a que se encontraban (de 50 a 100 metros) así como por el hecho que el local disponía de toldo transparente que cubría la zona en la cual se encontraban las mesas.

Por consiguiente, admite la posibilidad de que alguien hubiera podido entrar en los apartamentos de la planta baja sin que se dieran cuenta, a través de los patios que se encontraban en la parte de atrás del bloque de apartamentos.

Aun así, dice no haber dado cuenta de ningún movimiento en la parte trasera del apartamento de los MCCANN, mientras hacía las verificaciones que por consiguiente, habría sido una enorme sorpresa enterarse de la noticia de la desaparición de la menor MADELEINE MCCANN.

Sobre esto, aclara que la misma habría sido transmitida a todos los presentes en el restaurante TAPAS por KATE, en la secuencia del hecho de que se había desplazado personalmente a su apartamento, con el fin de verificar que sus hijos se encontraban bien.

A pregunta realizada, dice que esta fue sola en un momento que sitúa sobre las 21h50.
Constatando esta desaparición, KATE regresó en pánico al restaurante en el cual se encontraba el declarante, con el fin de comunicar este hecho a su marido GERALD.

A pregunta hecha, dice que está convencido de que, cuando dio la noticia estaban todos en el restaurante, razón por la cual supone que había unido a ellos el propio RUSSELL.

Ante tal noticia, todos los miembros del grupo fue corriendo al apartamento de GERALD, al cual accedieron a través de la puerta trasera (la corredera de cristal).

Preguntado, dice que cuando entró nuevamente en el apartamento de los MCCAN, es cuando recuerda que no había entrado en la habitación de MADELEINE MCCANN, razón por la cual no consigue facilitar, como quisiera, ningún pormenor sobre el estado del mismo.

Preguntado, el declarante niega que se hubiese dado cuenta de ningún movimiento sospechoso en la fecha de los hechos ni en los días anteriores.

Del mismo modo, dice que no se da cuenta de haber notado ningún movimiento sospechoso, ni de coches en las proximidades. Sobre esto, dice que se dio cuenta de la presencia de un coche de reparto de color azul, en las inmediaciones del OCEAN CLUB GARDEN.

En relación a los hechos, dice desconocer en absoluto lo que había sucedido o el motivo que pudo darle origen.
De la misma forma, desconoce en absoluto la existencia de problemas conyugales, profesionales o de otra índole, que eventualmente pudieran haber dado origen a que alguien se llevase a la niña.

A pregunta hecha, reitera que a lo largo de la estancia del grupo en PDL, habían cenado siempre en el TAPAS, a excepción de la primera noche, en la que lo hicieron en el MILLENIUM.

Por otra parte, dice que siempre formó parte de la mesa de ese grupo y negó el hecho de que se hubiera sentado en la misma alguien de apellido IRWIN, refutando igualmente que llegara a conocer a nadie con ese apellido.

A pregunta hecha, dice que la primera vez que entró en el apartamento de los MCCANN había sido precisamente la noche de su desaparición, en la segunda verificación de las informadas, sobre las 21h25.

A pregunta hecha dice que no hubo ninguna alteración relacionada con el sueño. No recuerda episodios de somnolencia, ni de "sueño más pesado".

Preguntado sobre las otras alteraciones relacionadas con su estado de salud o el de su familia, recuerda que los tres tuvieron problemas intestinales: el declarante el 28 de abril; seguido de su mujer el 20 de abril o el 1 de mayo y su hija el día 7 de mayo.

No sabe si los demás miembros del grupo tuvieron alteraciones de salud.

Instado acerca de la relación de amistad, o de otras, del declarante o de los demás miembros del grupo, con personas residentes en Portugal, el testigo dice que no conoce a nadie en este país y que cree que los demás tampoco.

Tampoco conocía a nadie que estuviera pasando allí las vacaciones. Cree que los demás tampoco.
Preguntado sobre la ingestión de bebidas alcohólicas por parte de los miembros de este grupo, el declarante admite que todos los miembros lo hacían (incluido el testigo), admitiendo aun que ambos lo hacían en cantidades inusitadamente elevadas, en virtud de que se encontraban de vacaciones.

Aun así dice que el hecho informado en el párrafo anterior no les privaba de su capacidad cognitiva, asegurando, a modo de ejemplo, que los mismos podrían consumir cerca de seis botellas de vino.

A pregunta hecha, dice que esta había sido la segunda vez que se desplazaba a este país (…)

Instalado a revelar cualquier elemento nuevo que eventualmente pudiera contribuir al esclarecimiento de los hechos investigados, el declarante dice que no pude hacerlo, alegando total desconocimiento de otras circunstancias que eventualmente lo hubiesen podido rodear.
A pregunta hecha, dice que durante su estancia en Portugal, había utilizado siempre el mismo móvil que usaba en Inglaterra, con nº 0044… … ….

(…)

Y no dice más. Leído y debidamente traducido el presente auto, está conforme, se ratifica y lo firma junto con la intérprete.

Comentario de Mercedes: Esto por lo que parece es "la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad".

Traducción de Mercedes