martes, 18 de noviembre de 2008

Caso Leonor Cipriano - Médico dice que las lesiones no se corresponden con las fotos

---

iol Diario - Portugal

18-11-2008 - 15:05h

El médico que asistió a Leonor Cipriano en el Centro de Salud de Odemira algunas horas después de la supuesta agresión dijo hoy en el tribunal que las lesiones que vio no se corresponden con las que son visibles en una de las fotografías que le tomaron, informa la agencia Lusa.


Reconociendo que no es especialista en medicina legal, al ejercer la medicina general, el médico, que prestó declaración por video conferencia, afirmó que las lesiones visibles en la foto que le fue mostrada, no se correspondían con las que vio.

Leonor Cipriano va a solicitar una acusación independiente contra Gonçalo Amaral

El médico fue el segundo testigo en ser oído durante la cuarta sesión del juicio, después de que el tribunal hubiese finalizado el turno de preguntas a la funcionaria de prisiones que fotografió a Leonor Cipriano, interrumpida en la sesión anterior del juicio, hace dos semanas.

Según el médico, la madre de Joana presentaba lesiones en la zona facial, frontal y temporal derecha y no del lado izquierdo, tal como aparece en la fotografía que le fue mostrada por el tribunal, en la que Leonor presenta lesiones en ambos lados de la cara, en la zona de los ojos.

De acuerdo con el médico, a pesar de que es posible que hubiera un derrame de sangre en sentido descendente pasadas algunas horas de haber sido infligida la agresión, es poco probable que eso hubiera ocurrido, salvo que Leonor hubiese estado acostada durante horas sobre el lado izquierdo.

“Lo que vi fue un único golpe y muy fuerte, del lado derecho”, aseguró, observando que, en su opinión, sería “imposible” que las lesiones se extendieran hacia el lado izquierdo de la cara, incluso porque Leonor debió de estar sentada o de pié ese día y nunca acostada. Añadió que Leonor Cipriano se negó a enseñarle el cuerpo, alegando que no tenía ninguna otra lesión aparte de las que presentaba en la cara y que no valía la pena que el médico la reconociera más pormenorizadamente.

Según el facultativo, a pesar de haber confiado en la información de la paciente, fue en ese momento cuando le extrañó la explicación dada para las lesiones –que se había dado un golpe con la cabeza en la pared cuando intentaba tirarse por las escaleras en un intento de suicidarse- ya que una caída de esa naturaleza provocaría lesiones corporales.

Acusación contra Gonçalo Amaral

También fue oído por la mañana el director de la Dirección Central de Combate y Vandalismo (DCCB) en el momento de los hechos, José Ferreira Leite, que confirmó el desplazamiento de un equipo al Algarve para reforzar la investigación. Aunque afirmó desconocer quién era el responsable de coordinar las operaciones del caso Joana, si Gonçalo Amaral o el director nacional adjunto, Guilhermino da Encarnaçao, ya que era la comisaría de Faro quien decidía las acciones sobre el terreno.

Al final de la primera parte de la audiencia, Rodrigo Santiago, del Colegio de Abogados, que se constituyó asistente en el proceso, presentó un requerimiento para solicitar que se oído en el tribunal el presidente del Instituto Nacional de Medicina Legal, ya que tiene conocimientos específicos de ciencias médico legales.

A la salida del tribunal, el abogado de Leonor Cipriano, Marcos Aragão Correia, se reiteró en su intención de que el Ministerio Público deduzca acusación contra Gonçalo Amaral, en un proceso independiente, por la supuesta tortura, ya que él es el “principal responsable” de la agresión de la que Leonor supuestamente fue víctima.

“La acusación fue incompleta y no puedo aceptar que el principal responsable de la tortura no sea castigado”, dijo a los periodistas, recordando además las supuestas falsas declaraciones proferidas en el tribunal por Gonçalo Amaral y que merecían la presentación de una demanda criminal, por parte de la defensa de Leonor.

El abogado de Gonçalo Amaral, António Cabrita, afirmó que prefiere esperar para ver que si se presenta o no una demanda y subrayó que durante el juicio no ha existido una alteración de los hechos ni se han producido nuevas pruebas que justifiquen un nuevo proceso.

Comentario de Mercedes: Esto no puede ser cierto. Ya nadie tiene vergüenza. A ver qué médico forense tiene “bemoles” para subirse a un estrado y decir que se corrió la sangre por la cara de la Leonor mientras dormía… por los McCann.

Con nuestro agradecimiento a Pato

Traducción de Mercedes