jueves, 6 de noviembre de 2008

Los límites del secreto médico


Los límites del secreto medico

El pequeño Marc, de 5 años, murió en enero de 2006. Se trataba de un niño martirizado. Hoy,  dos médicos se encuentran en el banquillo de los acusados ante el Tribunal de Douai. Se les reprocha el no haber reaccionado, a pesar de las marcas de golpes, las heridas ...

Una semana antes de su muerte, Marc tenía una fractura de la pelvis y costillas rotas. "¿Cómo no llevo usted a cabo un examen completo?" pregunta el Fiscal General al médico de cabecera . El otro balbucea.

Sin embargo, ninguno de los dos profesionales se refugia tras el secreto médico. En efecto, desde una ley de 2004 (artículo 226-14 del Código Penal) el secreto médico es levantado cuando se trata de maltrato de niños.



Este no era el caso hace unos pocos años. Por ello, Catherine Bonnet, pedo-psiquiatra, fue condenada a nueve años de prohibición de ejercicio de su profesión por el Colegio de Médicos de Ile-de-France, al haber señalado a las autoridades judiciales el caso de niños víctimas de abuso sexual por parte de sus padres. Después de apelar ante el Consejo del Orden Nacional ( Nota : de médicos ) , la pena fue reducida a 15 días y dos amonestaciones. Pero esta mujer, autora de varias obras sobre los niños, cuya autoridad médica es incuestionable, sufrió en ese momento presiones increíbles. Se quedo sin empleo y la gente se aparto de ella. ¿Qué le reprochaban? Haber traicionado el juramento Hipocrático: «Admitido en el interior de las casas, mis ojos no verán lo que allí ocurre, mi lengua callara los secretos que me sean confiados..."

La legislación actual libera por lo tanto al medico del secreto profesional en presencia de un niño maltratado. Sin embargo, una pizca hipócrita, el legislador no obliga a los médicos a denunciar los hechos. Dice que puede hacerlo sin riesgos . En tal situación, el médico tiene, por lo tanto, dos papeles. Como médico, tiene una obligación de cuidados , y como ciudadano una obligacion de asistencia.

Muy extrañamente, el Código Penal no nombra a los abogados. Si en el ejercicio de sus funciones, uno de ellos se entera por ejemplo, de que su cliente martiriza a un niño, no puede hacer nada.

No hacer nada como abogado.

Esto me recuerda una réplica en una película, Blade 2, creo (si hay un cinefilo?). Es una reunión de vampiros en la que participa un hombre joven, con traje y corbata. "¿Y él es un ser humano? pregunta uno de los vampiros. No, responde el otro, es un abogado".

©Traducción de Mila