jueves, 11 de diciembre de 2008

Caso Maddie: Gato Encerrado con el rabo de fuera


TV MAIS - Edición Impresa

Por Hernâni Carvalho

Memorias de los teléfonos del matrimonio borradas, registros no coincidentes y un CD muy incompleto son el resultado de un análisis detallado realizado a los teléfonos de los McCann y del grupo de amigos que oyeron a Kate proferir la célebre frase “Se la han llevado” el 3 de mayo de 2007

Como dice el proverbio portugués “a bota não diz como a perdigota” (No encaja una cosa con otra). Con excepción de dos llamadas muy curiosas, ha desaparecido todo de la memoria de los móviles de Kate y de Gerry. Sucedió poco después de haber anunciado la desaparición de su hija Maddie.

Quien borró la memoria de los teléfonos móviles del matrimonio se olvidó de borrar los registros de las operadoras portuguesas y británicas. Siempre que llamamos por teléfono, las antenas registran ese movimiento y el lugar desde donde hacemos la llamada. O quizás alguien sabía que la operadora británica no entregaría los datos a la PJ. Aun incompletos por falta de medios, el excelente análisis realizado por un inspector de la PJ a los teléfonos de lo nueve amigos que cenaban en el restaurante Tapas del Ocean Club es modesto. No recibió la debida atención por parte de las autoridades competentes y, tal vez por eso, no recibió los medios u órdenes para ir más lejos.

Una cosa es cierta. Los datos y las declaraciones prestadas a la PJ no coinciden ni con lo que fue encontrado en la memoria de los teléfonos de Gerry y Kate McCann ni con los informes entregados por las operadoras de telefonía. Decir que alguien miente sin pudor en este proceso es hoy una verdad casi igual que la que enunció el señor La Palice.

Borrado

Está claro que el borrar las llamadas realizadas y recibidas puede haber sido un accidental. Pero la pregunta es ineludible: ¿por qué razón se borrar las llamadas que hizo y recibió Kate aquel día 3 de mayo (día en el se anunció la desaparición de Maddie)?

En el borrado del teléfono de Kate, ¿qué importancia o lectura tienen las dos excepciones curiosas e intrigantes? Una fue una llamada recibida “por error”. Esa llamada fue realizada en PDL a Kate. O sea, una persona de Swansea, Inglaterra, de vacaciones en PDL, llamó a Kate, que también estaba en PDL. Pero fue “por error”. Así lo declaró Kate. Por coincidencia, el error se produjo el día en la niña desapareció. Y el día en el que las memorias de los teléfonos “desaparecieron”… Por coincidencia, solo ese registro no fue borrado del teléfono de Kate. Ni ese ni una llamada que hizo a Gerry a las 23h17. Pero otras 40 llamadas fueron completamente borradas.

Teléfono inteligente pero distraído…

El teléfono de Gerry tiene una memoria diferente al de Kate McCann. La primera llamada encontrada en el móvil del padre de Maddie fue a las 00h30 del día 4 de mayo. O sea, hasta la llamada que recibió de su mujer a las 23h17 del 3 mayo fue borrada.

Leyendo el informe del análisis de la antena, cruzado con el de las operadoras y con lo que la PJ analizó, desaparecieron 24 llamadas (entre llamadas y mensajes) del teléfono de Gerry, ¿Por qué? Misterio. ¿Para quién? Misterio. ¿Qué decían los mensajes? Misterio. El teléfono de Kate activó la antena nueve veces, pero no el de Gerry. Y, mientras tanto, ambos afirman no haber realizado llamadas en esos momentos. Según cuenta Pamela Fenn (la vecina de los McCann en PDL), Maddie lloró y llamó desesperadamente a su padre en las 22h30 y las 23h45 del día 1 de mayo. La antena del móvil de Kate ese día registra seis llamadas entre las 22h16 y las 22h27 y apuntan como origen el apartamento 5A del Ocean. Ninguna de las llamadas fue realizada a los amigos del Tapas. Además, Clarence Mitchell jura que durante la cena nunca llevaban los móviles… Todo esto ocurrió el célebre día en que Gerry se quedó en la cena con la instructora de gimnasia y Kate se marchó al apartamento. La misma noche en la que ambos reconocen no haber dormido en la misma cama. ¿Será que Kate llegó a oír llorar a Maddie? Es difícil de saber. Depende del día en que se analicen sus declaraciones.

El CD divulgado por la PJ sobre el proceso Maddie cuenta con información importante. Pero incompleta. Sobre las llamadas telefónicas en las que los móviles de los nueve amigos del Tapas Bar hacen, muchas están por esclarecer. Unas por imperativo oficial, otras por ausencia de información y otras aun por mentiras dichas voluntariamente o no. Pero algunas fueron detectadas a posteriori. Concretamente cuando fueron estudiados los informes de las antenas y cruzada esa información con otros informes de la operadora de telefonía británica.

Del trabajo de la PJ en esta materia puede destacarse el estudio realizado por el inspector Días. Pero quedó mucho por serle dicho, revelado o facilitado. Los McCann dieron autorización para que se consultase el registro de los teléfonos pero nunca han autorizado el acceso a los textos intercambiados en los mensajes. ¿Por qué? Misterio. ¿Será que alguien imaginó que los registros de las innumerables llamadas realizadas a los periódicos y televisiones británicas la noche de la desaparición de Maddie desaparecerían solo con borrar la memoria del teléfono?


EL HABITUAL TABU DE NAVIDAD

Buscando mantener el caso en la memoria de todos, los padres de Maddie hacen tabú sobre el lugar donde pasarán la Nochebuena, mientras prometen la divulgación de otro vídeo, a imagen del que hicieron la pasada Navidad. A través de su portavoz, el matrimonio anunció esta semana que siguen convencidos de que su hija está viva en algún lugar. De lo que se conoce de la campaña de Navidad de los McCann ara este año incluye un mensaje de un personaje conocido en casi todo el globo y una nueva fotografía de la niña nunca vista antes. Mensajes vía internet y diversos teléfonos completan la campaña de Navidad de los McCann. La cena de Nochebuena ya tiene menú asegurado (pavo, vino y pudding), pero aun no se sabe si será comida en Escocia o en Liverpool.

Es el tabú McCann. El año pasado (el primero de los McCann sin Maddie), el matrimonio y los gemelos estuvieron con los familiares de Kate en Liverpool. En ese momento, el gobierno escocés les envió un oso de peluche. La víspera de Nochebuena de 2007, los McCann hicieron llegar a sus canales de televisión preferidos un video con imágenes de Maddie entusiasmada abriendo los regalos de la Navidad anterior. No se vio en esas imágenes a la “histérica” e hiperactiva Maddie descrita en los escritos de Kate. Para completar el mensaje sobre Maddie, el matrimonio envió a las televisiones un mensaje de Navidad grabado en Orchard House, la casa de los McCann en Rothley. En 3 minutos y 18 segundos enviaron mensajes para Maddie y para su supuesto raptor. “Nuestra querida hija debería estar en casa con nosotros, para Navidad. Por favor, ayúdennos”, decía Gerry. “Ten valor, cariño mío”, decía Kate en la grabación.

Donde antes hacía llamamientos diarios y dejaba textos sobre su lectura de las cosas, Gerry escribe ahora de cuando en cuando. Pero la Web FindMadeleine seguirá abierta para recibir donativos hasta que la niña sea oficialmente dada como muerta.

© Traducción de Mercedes