domingo, 28 de diciembre de 2008

Caso Madeleine McCann - 10 cosas del 2008 para olvidar

---

Ampliada la información sobre el Caso Caylee Anthony. Lo malo de crear fondos... Es que después hay que rendir cuentas


Jornal de Notícias

(…)

4

La precipitación, la presión política, la manipulación, la subordinación a Inglaterra y el exceso de mediatismo, que determinaron el fracaso de la investigación que más tinta ha hecho correr. El rastro de Madeleine Beth McCann se perdió a los tres años el 3 de mayo de 2007, en Praia da Luz, Lagos.

Archivado por falta de pruebas, el caso deja profundas cicatrices en la historia de la Policía Judicial (PJ), que ha demostrado ser frágil y vulnerable. Ha puesto de manifiesto la falta de independencia de la institución y sus dificultades para hacer frente a un entorno adverso del que no faltan ejemplos - la falta de cooperación de la policía británica y diligencias que la PJ no pudo llevar a cabo por la recusación del Ministerio Público y del juez de Instrucción de Portimão.

Por primera vez, la Judiciaria ha sido escrutada y atacada por varios frentes, dentro y fuera de la institución. Con el embajador británico viajando de Lisboa hacia Praia da Luz, para apoyar públicamente al matrimonio McCann, en nombre del gobierno de su país, comenzaba a elaborarse el camino que condujo a un callejón sin salida. En los días siguientes a la desaparición, la PJ se vio obligada a anunciar que Madeleine había sido secuestrada, que ya había un sospechoso y un retrato-robot. Falso. Poco después, el capricho de la prensa inglesa fue satisfecho con el nombramiento forzado de un portavoz, un inspector que nada tenía que ver con el proceso.

Los padres de la niña no ayudaron en nada. En numerosas reuniones, insistieron en la tesis del rapto y prestaron declaraciones contradictorias, al igual que los amigos que pasaban con ellos las vacaciones. Enviar los vestigios biológicos al laboratorio de Birmingham se convirtió en el gran disparo al pie. Los resultados tardaron y fueron inconcluyentes. Nada cambió, ni cuando el coordinador, Gonçalo Amaral, fue destituido en octubre de 2007, en un momento en que la teoría de homicidio accidental cobraba fuerza. No pudiendo soportar “la falta de apoyo", pidió a la jubilación anticipada y escribió un libro, “La Verdad de la Mentira" para dar a conocer su teoría. A mediados de este año, en la etapa de Paulo Rebelo (nombrado por la PJ para encabezar el departamento de Portimão y dirigir la investigación), el proceso acabó siendo archivado. Se concretizaba así, la “profecía” del procurador general de la República, Pinto Monteiro, que anunciaba en el mes de mayo “temer” el fracaso de la investigación. Hacía tres meses que el entonces Director Nacional de la PJ, Alipio Ribeiro, había admitido que había habido "precipitación" al constituir arguidos a Kate y Gerry.

(…)

Traducción de Mercedes

Comentario de Mercedes: ¿Seguro que deberíamos OLVIDAR? Creo que no debíamos olvidarlo NUNCA, y sobre todo, no debemos consentir que se repita JAMÁS.

Para hacer comentarios: Aquí