miércoles, 7 de enero de 2009

Caso Leonor Cipriano - “El Ministerio Público cayó en una trampa”

---

Diario de Noticias

Licinio Lima

Entrevista – Por primera vez, uno de los inspectores de la PJ acusados de mandar agredir a Leonor Cipriano, madre de Joana, habla sobre el juicio

Se le acusa de haber torturado a una mujer junto con un grupo de policías y ex policías. ¿Cómo se siente?

Nos sentimos muy ofendidos. Pero el Ministerio Público (MP), en poco tiempo, se dará cuenta de la trampa en la que cayó. De todos modos, la acusación no es por tortura física, sino “por mandato”, esto significa, que nos acusan de facilitar el acceso de alguien, desconocido, que habría entrado en el edificio de la policía para agredir a la señora.

Esto es algo que la opinión pública no tiene claro.

Leonor Cipriano ha denunciado que alguien le habría pegado, siendo cierto que a lo largo del proceso presentó seis versiones. Durante el juicio presentó dos más. Pero los hechos han comenzado a ser deshojados y el MP ya se ha dado cuenta que fue engañado.

¿El proceso es una cábala contra la PJ?

No creo en cábalas. Pero observé que hubo una secuencia de hechos durante las dos semanas anteriores a llegar nosotros al Algarve y que fueron aprovechados para tapar problemas.

¿Qué problemas?

Tenemos un establecimiento penitenciario en Odemira que estaba a punto de sufrir una inspección, en el marco de varias quejas presentadas por guardias de la prisión contra la directora. Esto, de por si, ya revela que algo anda mal. Ahora, si se sabe, en cualquier momento, que la detenida más mediática de la prisión presenta marcas de una agresión, no parece que eso concurriese hacia un buen resultado durante la inspección.

¿Leonor Cipriano fue agredida o no?

Debe haber sido agredida en tres o cuatro ocasiones diferentes. Quien lo constata es el propio examen médico forense.

¿Las marcas de los ojos fueron debidas a agresiones en más de una ocasión?

Aquellas marcas en los ojos fueron explicadas por los peritos. Hay un fuerte golpe contra una pared. La sangre desciende por la fuerza de la gravedad, de ahí aquellas marcas.

También hay marcas en el cuerpo…

Estamos ante cardenales con diversos tipos de evolución, con períodos que oscilan entre los tres y los 18 días. Todo esto estaría bien si no fuese por un pequeño detalle sobre el que nadie se ha pronunciado: es que, en la fecha de las citadas agresiones, nosotros estábamos en el Algarve desde hacía solo dos días.

Eso significa…

Si quisiéramos ridiculizar, eso significa que dos o tres semanas antes estábamos en Lisboa ordenando torturar (a una persona), cuando aun no teníamos nada que ver con la investigación.

¿Vieron las marcas de la agresión que Leonor Cipriano tenía en el cuerpo?

Ni nosotros ni los peritos médico forenses vimos el cuerpo de la señora. La acusación está basada en fotografías. Nadie las vio nunca, excepto quien más interés tenía en que se dijera que la PJ le había pegado, que es alguien del establecimiento penitenciario de Odemira, donde fueron tomadas las fotos. Por eso, creo que el MP cayó en una trampa.

Trducción de Mercedes