jueves, 22 de enero de 2009

Caso Leonor Cipriano - Las lesiones de Leonor Cipriano fueron hechas en “dos” momento distintos

---

Diário Digital

Una especialista en Medicina Legal dijo hoy en el Tribunal de Faro que las lesiones de Leonor Cipriano presenta en las fotografías habrían sido hechas en dos momentos distintos y que pueden ser consecuencia de una caída por las escaleras o por una agresión

Durante el juicio sobre la supuesta agresión a Leonor Cipriano por inspectores de la Policía Judiciaria (PJ), la especialista en Medicina Legal Rosa Maria da Silva defendió que “hay por lo menos dos episodios traumáticos” para las lesiones de la demandante en este proceso.

Rosa María da Silva, autora de una opinión en calidad de especialista sobre las lesiones de Leonor Cipriano basándose en algunas fotos incluidas en el proceso, dijo además en el tribunal que no era posible decir con certeza si las lesiones eran consecuencia de una caída por las escaleras o por una agresión.

“No es posible decir que las lesiones son solo de agresiones, ni solo de una caída por las escaleras. Los resultados de las equimosis son idénticos tanto en una agresión, como por una caída”, explicó que el mecanismo de la lesión es similar a cuando “una superficie golpea el cuerpo humano o viceversa”.

Rosa María da Silva y otra especialista, Tânia Maio, ya habían defendido en otra sesión de este juicio, el 27 de noviembre, que las lesiones de Leonor Cipriano documentadas en las fotografías captadas en la prisión de Odemira no habían sido producidas todas en el mismo período de tiempo ya que “presentaban colores diferentes”.

“Existen lesiones en la cabeza, tronco, miembros superiores y tórax, pero no todas tienen la misma temporalidad, porque tienen colores diferentes”, dijo la médico forense, durante la sexta sesión del juicio contra los inspectores de la PJ.

La sesión de hoy quedó marcada por la suspensión preventiva del abogado de Leonor Cipriano, Marcos Aragão Correia, emitida por el Consejo Deontológico de Madeira.

La notificación tuvo lugar en una sala del Tribunal de Faro, antes del inicio de la sesión de hoy del juicio, porque Aragão Correia, anteriormente residía en Madeira, aunque no había facilitado su domicilio de Portimão, donde dice estar viviendo en la actualidad.

La próxima sesión del juicio quedó fijada para el día 20 de febrero, viernes, a las 10h00.

El “caso Joana” se remonta al 12 de septiembre de 2004, día en que la niña de ocho años, desapareció del pueblo de Figueira, ayuntamiento de Portimão, el Algarve, y cuya madre, Leonor Cipriano, y su tío João Cipriano (ambos hermanos), están condenados por el Tribunal Supremo a 16 años de prisión por los crímenes de homicidio y ocultación del cadáver de la niña.

Antes de encontrarse cumpliendo condena en la prisión de Odemira, la madre de Joana se encontraba en prisión preventiva y fue interrogada varias veces por los inspectores en la Directoria de la PJ de Faro.

La acusación del Ministerio Público contra los inspectores de la Judiciaria surgieron en el marco de los interrogatorios en la PJ de Faro, tres inspectores está acusados por un delito de tortura, uno por no haber prestado auxilio y por omisión de denuncia y un quinto por falsificación de documento público.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí