jueves, 15 de enero de 2009

Caso Madeleine McCann – Los McCann recurren a espías para reabrir el proceso

---

SOL

La investigación sobre la desaparición de Maddie no está finalizada. Los McCann han contratado a antiguos agentes secretos para que arreglen nuevas pruebas y obligar a las autoridades portuguesas a continuar con la investigación.

El matrimonio McCann quiere que las autoridades portuguesas vuelvan a la carga en la investigación sobre la desaparición de Madeleine. El caso fue archivado, pero, según el 24horas, los padres de la niña creen que aun es posible encontrarla, y que para eso el caso tiene que ser reabierto.

Para intensificar la búsqueda de Maddie, los McCann anunciaron la contratación de un equipo reforzado de detectives privados. Del que forman parte, entre otros, ex agentes de las más especializadas fuerzas policiales de Gran Bretaña, concretamente destacados ex miembros de los poderosos M15 y M16, los mejores servicios secretos de espionaje británico.

“Queremos que sean estudiadas nuevas pistas que puedan indicar el paradero de la niña. No voy a adelantar cuales son, pero puedo decir que hay datos nuevos que pueden ser importantes”, aseguró a 24horas Clarence Mitchell, portavoz de la familia McCann.

Una fuente de la policía judiciaria aseguró al periódico que hasta el momento no se ha recibido “ninguna nueva prueba relevante” sobre Maddie. Pero la puerta no está cerrada a una nueva investida policial.

“Eso realmente podría suceder. Es preciso tener en cuenta que para que la investigación sea retomada tienen que llegar hasta nosotros nuevos hechos que nos lleven a entender que es realmente útil retomarla”, explicó la misma fuente de la PJ.

Un millonario a disposición

El escocés Bryan Kennedy ha sido el ángel de la guarda de las finanzas del matrimonio McCann. Este multimillonario es el responsable de las recientes inyecciones de dinero en el cada vez más vacío Fondo por Madeleine, el cual está integrado por donativos de anónimos y ha recibido cada vez menos contribuciones.

Bryan Kennedy, de 47 años, apoya desde el principio a Kate y Gerry. Según 24horas, incluso llegó a considerar “increíbles y torturantes” las sospechas que recaían sobre los McCann en cuanto a la eventual culpa de la desaparición de la niña.

Así, ha sido la benevolencia de Kennedy que ha permitido continuar con la investigación privada en busca de la hija mayor de los McCann, desaparecida en el Algarve el 3 de mayo de 2007.

SOL

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí