jueves, 29 de enero de 2009

Caso Rui Pedro - Carta de una madre a su hijo desaparecido:

---

Cuando pienso en ti, una mezcla de dolor y alegría invaden mi ser, de repente me pongo melancólica y feliz y siento una angustia en el pecho que no sé definir. ¿Pensar en ti? ¡Pienso siempre! ¡Estas! Tú estás en las cosas más sencillas y también en las más complicas, me haces soñar con otros tiempos y sufrir en el presente… Quiero decirte tantas cosas que seguro que una mirada sería suficiente, una abrazo y mil besos y… ¿cómo estás? ¿Has cambiado? ¿Has crecido mucho? ¿En qué piensas? ¿Te duele algo? ¿Qué puedo hacer por ti?

Aquí tengo tus cosas, tus objetos, tu ropa, tus perfumes, tu imagen del pasado se me aparece a cada instante… pero de repente “recuerdo” y veo que no estás aquí “realmente”, y sufro, a veces lloro, otras veces simplemente me quedo quieta con la mirada perdida! ¡¡¡No quiero creer en esa realidad!!! Quisiera verte en mi regazo, fundirnos en un enorme abrazo, sentirme pequeña y con el corazón derritiéndose de felicidad porque estás aquí, porque estaríamos todos y ¡no existe mayor felicidad que esa! Te echo de menos.

Hasta siempre, Tú Madre Filomena Teixeira

Traducción de Mercedes