viernes, 16 de enero de 2009

El caso Cipriano: Leonor cambia de historia de nuevo y acusa al tío haber matado a Joana

---

SOS Madeleine

Leonor Cipriano, la madre de Joana, la niña de siete años desaparecida al sur de Portugal en diciembre de 2004, de nuevo ha cambiado su versión de los hechos, esta vez con respecto a la muerte de su hija.

Juzgada y condenada por el asesinato de Joana, Leonor Cipriano participa hoy en el juicio de los cinco inspectores de la Policía judicial (PJ) portuguesa, acusados por la Fiscalía de haber cometido actos de tortura a su contra.

Ayer, como ya había “predicho” por otra parte su abogado, Marcos Aragão Correia, con motivo del lanzamiento de su libro, Leonor Cipriano acusó al tío de Joana de haber asesinado a la niña después de haber intentado venderla.

Según Leonor, en un documento firmado ayer en prisión, João Manuel Domingos Cipriano habría matado a Joana después de haber fallado la entrega de la niña a sus compradores.

En la actualidad, sobre las 16 horas (15 h en Portugal) Marcos Aragão Correia, el abogado de Leonor, acompañado del padrastro de Joana, António Leandro David Da Silva, leerá un comunicado a la prensa, a la entrada del Tribunal de Faro donde se desarrolla el juicio de los inspectores de la PJ. Tras este comunicado, el documento, con un total de ocho páginas, será entregado a la Fiscalía.

Un asunto revivado para servir el caso Madeleine McCann

Después de rezagarse por los cajones de la Fiscalía durante varios años, durante los cuales los distintos fiscales nunca consiguieron establecer con certeza si Leonor Cipriano fue verdaderamente agredida y por quien, ha sido necesario el caso Madeleine McCann y otro “divorcio” entre la policía y los magistrados, para que cinco inspectores de la Policía judicial (PJ) estén acusados de actos de tortura… entre ellos el responsable de la investigación de la desaparición de Maddie.

Asombrosamente, Gonçalo Amaral no se convirtió en arguido en este pleito hasta después haber considerado a los padres de Maddie como sospechosos en la desaparición de su hija, lo que todo policía habría hecho habida cuenta de los distintos elementos de la investigación.

Aunque todos los especialistas están de acuerdo al afirmar que el asunto Joana Cipriano no tiene ninguna relación con la desaparición y muerte de Madeleine McCann, los medios de comunicación británicos (y algunos portugueses) incitados “a reavivar” esta historia con el fin de cuestionar al responsable de la investigación en la Policía Judicial, Gonçalo Amaral.

En la actualidad, cuatro años después del asesinato y desaparición del cuerpo de Joana, Marcos Aragão Correia, el abogado que ha trabajado con los detectives españoles de Método 3 al servicio de Kate y Gerry McCann se convirtió también en el abogado de Leonor Cipriano y sigue queriendo vincular los dos asuntos, queriendo cuestionar el trabajo de Gonçalo Amaral.

“Independientemente de todo lo que se refiere al caso Cipriano - el cual le importa un bledo - si Marcos Aragão Correia consigue desmerecer la imagen de Amaral, al mismo tiempo habrá conseguido restablecer la imagen de los McCann,” afirma a un especialista en comunicación de la Policía judicial, destacando que ese “era el objetivo trazado con los Españoles”.

Publicado por Duarte Levy

Traducción de Mila

Para hacer comentarios: Aquí