domingo, 18 de enero de 2009

Las madres de Yeremi, Sara y Amy idean una plataforma para apoyar a las familias

---

La Provincia.es

Las tres mujeres se reúnen en Gran Canaria para que no se olvide a sus hijos y ayudarse mutuamente

MONTSE DE LEÓN ACUÑA - SANTA LUCÍA. La madre de Amy, la niña de 15 años desaparecida hace un año, está en Gran Canaria para aunar fuerzas con las madres de Yeremi Vargas, desaparecido en Vecindario hace casi dos años, y de Sara Morales, ilocalizada desde el verano de 2006. El objetivo es reforzar las investigaciones y apoyarse mutuamente.

Yeremi, Sara y Amy son tres menores que continúan en paradero desconocido. Por este motivo, sus familias han querido aunar fuerzas y reivindicar más ayuda por parte de las autoridades. Para ello, la madre de Amy, la joven de quince años desaparecida el 1 de enero de 2008 en Mijas (Málaga), pasará dos semanas en Gran Canaria con el objetivo de reunirse con Nieves Hernández, madre de Sara Morales, menor desaparecida hace dos años y medio en Las Palmas de Gran Canaria y con Ithaisa Suárez, madre de Yeremi, desaparecido en Vecindario desde el 10 de marzo de 2007.

Audrey Fitzpatrick, madre de Amy y propulsora de esta iniciativa, asegura que a pesar de que es irlandesa y no sabe español "las tres madres conocemos el dolor por el que pasamos y un abrazo es la traducción de este apoyo". La madre de Amy, natural de Irlanda, pero residente en Málaga, ya está en Gran Canaria y tiene previsto concertar una reunión en estos días en el sur de la Isla con las madres de los niños grancanarios desaparecidos. La portavoz de Fitzpatrick, Susan Méndez, afirma que "la intención es aunar fuerzas y hacer que las autoridades sigan haciendo lo posible para devolvernos a nuestros hijos, ya que en los tres casos las desapariciones han sido en circunstancias muy extrañas y de las cuales no se ha sabido mucho".

El objetivo de la reunión es crear una plataforma de apoyo a estas familias y de esta manera hacer que los casos de estos niños no caigan en el olvido. Por su parte, Ithaisa Suárez, madre de Yeremi Vargas, alaba la iniciativa de la madre de Amy, ya que considera que "todo lo que hagamos para recuperar a nuestros hijos es poco. Creo que siempre es positivo que los padres nos apoyemos porque sólo nosotros conocemos nuestro sufrimiento. El compartirlo nos hace bien".

La reunión, que será mañana en el sur de la Isla entre Ithaisa y Audrey, que luego visitarán a Nieves en su domicilio, y en la que las madres se plantearán las iniciativas para apoyar a las familias de niños desaparecidos, supone un paso más en estos casos, ya que la propia Guardia Civil asegura que "la actitud de los padres en estos casos y su receptividad son fundamentales".

Audrey Fitzpatrick se puso en contacto desde principios del mes pasado con la madre de Yeremi y a través de una portavoz, ya que ella no sabe español, le comunicó su intención de viajar hasta la Isla para hablar personalmente y "hacer algo por nuestros hijos". "Desde que me llamó me pareció una buena idea", asegura Ithaisa Suárez. "Por mi parte estoy satisfecha con el trabajo que realiza la Guardia Civil con la búsqueda de mi hijo, pero cualquier iniciativa o unión entre los padres que sufrimos este tipo de casos me parece algo positivo. Estoy segura que a Nieves, la madre de Sara Morales, también le vendrá bien este apoyo ya que todos hemos sufrido mucho y seguimos sufriendo", añade.

TRATOS DISTINTOS. En muchas ocasiones se han suscitado quejas acerca del trato tan dispar con el que se ha tratado en diferentes medios de comunicación las desapariciones de estos niños en España y el de Madeleine McCann.

El despliegue de medios con los que contó en su momento la familia McCann distaba mucho de los que disponían las familias canarias, sin embargo, las palabras de la madre de Yeremi en este caso siempre eran las mismas: "el sufrimiento es el mismo para las dos y ninguna ha logrado recuperar a nuestro ser querido". Para la familia de Yeremi es muy importante la discreción en la investigación, recomendación de la Guardia Civil que ellos han llevado a rajatabla. Pese a ello, el tiempo corre en contra de estas familias , que ven como no hay ninguna noticia de sus hijos desaparecidos y por este motivo han querido salir a la luz pública y defender una investigación que debe continuar hasta el final.

En el caso de la familia de Yeremi, están convencidos que el niño sigue con vida y que no ha salido de Vecindario. "Según los expertos el 80% de las desapariciones de niños como Yeremi tienen que ver con su entorno vecinal y por ahí van ahora las investigaciones", decía Ithaisa Suárez tras cumplirse 21 meses desde la desaparición del niño. Una llamada hace meses a la familia de Yeremi del entorno vecinal se convierte en la línea de investigación con más peso. La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil investiga desde ese momento el entorno de Vecindario en lo que ellos considera "la prueba más elocuente de que el menor puede estar vivo".