lunes, 23 de febrero de 2009

Caso Madeleine McCann - Las muchas bajas en el caso de la niña raptada en el Algarve

---

SOS MADDIEEspañol y portugués

La investigación sobre la desaparición de Maddie, además de por su enorme mediatización en el mundo entero, quedó marcada por un importante número de bajas entre los diplomáticos y policías que participaron o tuvieron relación con este caso san sensible.

En Portugal, después de la marcha de Gonçalo Amaral, apartado de la investigación del caso Maddie a petición de las autoridades británicas, se fueron además de la Policía Judiciaria el entonces director nacional, Alípio Ribeiro, así como otros inspectores.

Guilhermino Encarnaçao, director nacional adjunto, responsable de la Directoria de Faro en el momento de la desaparición de Madeleine McCann, podría ser la próxima baja confirmada en este caso. El hombre que es recordado en la investigación por haber impedido a Gonçalo Amaral proceder con el interrogatorio de Kate McCann en un momento en que esta estaba, según los varios inspectores que se encontraban presentes en el lugar, “lista para hablar”, está de baja prolongada por motivos de salud y no volverá al servicio activo.

No obstante los problemas de salud de ex director, según una fuente interna de la PJ del Algarve adelante que Guilhermino Encarnaçao se habría dado de baja después de las declaraciones de un antiguo detective privado español revelando la existencia de un “topo” en el seno de la PJ que habría facilitado, durante meses, información a la agencia Método 3 que trabajaba para los McCann.

Según las declaraciones del antiguo operacional de Método 3, confirmadas además por una fuente de la PJ, el “topo” no sería el director de la PJ de Faro sino alguien próximo y protegido por él.

También del lado británico cayeron algunos diplomáticos y policías, entre ellos el embajador y el cónsul en Portugal, respectivamente Johan Buck y Bill Henderson.

El embajador John Buck fue sustuido el 10 de septiembre de 2007, al día siguiente de la constitución de Kate y Gerry McCann como arguidos. Un mes antes, en agosto del mismo año, el cónsul en el Algarve, Bill Henderson, se apartó abandonando completamente la carrera diplomática. Su sustituta, Célia Edwards, acabaría también no permanecer mucho tiempo en Portugal.

Del Foreign Office también se marcharon Sheree Dodd y Clarence Mitchell, la primera para incorporarse como responsable de comunicación del parlamento inglés y el segundo, como portavoz oficial del matrimonio McCann, manteniendo mientras tanto, durante algún tiempo, una “relación privilegiada” con el gobierno británico.

Publicado por Duarte Levy

Versión en inglés publicado en DUARTE LEVY..: Las muchas "casualidades" del caso Madeleine

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí

0 comentarios :