miércoles, 4 de febrero de 2009

Google soplón de la policía

---

El Blog de Georges Moréas

Hace unos días, navegando en Google Earth, a la policía suiza le llamó la atención una extraña parcela de tierra: un rectángulo de 150 metros por 50, delimitado por un hermoso color amarillo, mientras que su centro era de color verde.

El portavoz de la policía cantonal de Zurich declaro en “La Tribune de Genève”: "El hombre cultivaba allí cannabis y había plantado maíz alrededor. Como la planta del cáñamo es menos alta, no se podía ver nada desde la calle."

Así fue como los policías lograron una buena redada, poniendo al descubierto el tráfico de cannabis más importante que Suiza ha conocido hasta ahora. En total, fueron acusadas dieciséis personas y fueron aprehendidas varias toneladas de cannabis, marihuana y hachís, así como 400.000 euros.

Para ser completamente sincero, la policía estaba investigando ese tráfico desde hacia más de un año, y Google sólo sirvió para detectar a uno de los productores. "Esto fue más bien un golpe de suerte que un proceso sistemático", reconoció un investigador.

Decididamente, la empresa de Silicon Valley esta en todas partes. Nos enteramos de que va a permitirnos explorar el fondo del mar, y hace unos quince días, Google Street View permitió encontrar a una niña de 9 años que había desaparecido.

Los hechos tuvieron lugar en Massachusetts. En que se lanzo la alerta de la desaparición, los policías localizaron la posición GPS del teléfono móvil de la pequeña Nathalie, lo que les proporciono una zona de búsqueda. Entraron las coordenadas en Google Maps y, a continuación, analizaron la zona con la ayuda de Google Street View. Calle por calle, edificio por edificio. La niña fue encontrada en un hotel. Había sido secuestrada por su abuela.

En los EE.UU., de acuerdo con una ley de 2005, los operadores de telefonía móvil deben ser capaces de localizar a sus clientes en un radio máximo de 300 metros. En consecuencia, la mayoría de los teléfonos móviles están equipados con un GPS. Para la niña fue... un buen uso de una ley liberticida.

Google, soplón de la policía, nuestro móvil, chivato de la policía. Vivimos una época de lo más particular.

Traducción de Mila