miércoles, 25 de marzo de 2009

Caso Madeleine McCann - El Algarve invadido con 10 mil fotos de Maddie

24 Horas

Texto – Duarte Levy y Miguel Ferreira

Los padres de Madeleine McCann lanzaron una nueva campaña en Praia da Luz, Lago, Algarve, para intentar encontrar a su hija, desaparecida hace casi dos años en ese pueblo. Fueron colocados decenas de nuevos carteles en paredes, paradas de autobuses y transportes públicos, donde son visibles imágenes de Maddie.

La idea de la iniciativa es la de hacer que la población de Vila da Luz no olvide el rostro de la niña (Inciso: Rostro que no conocen porque sus padres no se han molestado en hacer una progresión de su imagen), desaparecida el 3 de mayo de 2007, como explicó a 24horas un representante de Kate y Gerry McCann.

Según la información del portavoz del matrimonio, los padres de la niña creen que su hija sigue viva y admiten que descuidaron, de cierta forma, el contacto con los habitantes locales, que van ahora a recibir en su correo 10 mil panfletos pidiendo ayuda y posible información sobre lo que habría sucedido la noche de la desaparición de Maddie.

Los residentes fueron olvidados en la investigación

Según la información puesta ahora a disposición del matrimonio, durante los días que siguieron a la desaparición de Maddie “nunca fue pedida correctamente la colaboración de los residentes portugueses de Praia da Luz y de las zonas circundantes”, habiendo “sido puesto más énfasis en los llamamientos internacionales”.

El anuncio de la campaña, que sorprendió a la gran mayoría de residentes algarvios, es visto con desconfianza. “No creo que esta gente venga ahora a decir que necesitan nuestra ayuda después de haber insultado a los portugueses,” dijo a 24horas Rute Fernández, añadiendo que “es una pura pérdida de tiempo ya que no existe una sola persona en el Algarve que no conozca el caso y que no sepa quién era la niña.”

Durante meses, hasta la salida de Gonçalo Amaral, la Policía Judiciaria investigó innumerables pista en el Algarve y en el extranjero, aunque siempre acabaron volviendo al grupo de los nueve ingleses que acompañaban a Madeleine, entre ellos sus padres, Kate y Gerry McCann. El matrimonio tuvo en el Algarve detectives privados españoles y hombres británicos ayudando, aunque todas las supuestas informaciones obtenidas se revelaron como falsas o sin ningún interés para el caso, lo que acabó incluso por acentuar las sospechas apuntando al matrimonio.

“La experiencia muestra que las respuestas cruciales están en el entorno inmediato, alguien en la zona podría casi con toda certeza tener información vital que podría ayudar al regreso de Madeleine con su familia”, argumentan ahora los McCann, a través de su portavoz, sugiriendo además que, pasados dos años, alguien pude haber recibido información que conduzca a la solución del misterio y que la información podría ser dada de forma anónima a través del una llamada de teléfono, SMS, e-mail o por correo.

¿Quién realiza la campaña?


El origen de la iniciativa, aceptada por Kate y Gerry McCann, está en el fondo “Find Madeleine” sin que entre tanto se conozcan los nombres o caras asociados a la misma. La ejecución gráfica de la campaña fue encomendada a “Atelier do Sul”, según una fuente de la empresa, por ser “esta bilingüe y tener su sede en el Algarve”.

La nota de prensa a partir de ahí fue dirigida a los periodistas, acabó siendo publicada más tarde en la Web “findmadeleine.com”. Sigue sin existir, de momento, ninguna referencia a las personas que pueden explicar en Portugal lo que va a suceder. Puede leerse que “se pide a los residentes portugueses de la localidad de Luz información que pueda ayudar a encontrar a Madeleine”. Y la misiva continúa, “la experiencia demuestra que las personas casi siempre confían en otro, (…) la familia de Madeleine tiene esperanza de que los habitantes locales pueden ser una ayuda real”. Aclara además que la campaña se prolongará durante dos semanas.

Contactado por 24horas, Clarence Mitchell, asesor de los McCann, atribuyó la campaña a “voluntarios” y por la mañana desconocía aun las horas y lugares donde iban a discurrir las acciones como distribuir panfletos en mercados de Luz y Lagos.

Hay Carteles en Lagos y en Praia da Luz

Muchos habitantes reaccionan mal a los “carteles” de los McCann

La nueva campaña para encontrar a la niña inglesa desaparecida en 2007 pasa por la colocación de carteles entre Lagos y Praia da Luz, en las ventanillas posteriores de los autobuses que circulan hasta Sagres y en la distribución de folletos entre la población. Sobre los colores amarillo y negro, se repite la imagen del rostro de la niña, el detalle del ojo derecho y los mensajes “ayúdame” y “no te olvides de mi”

Han puesto en marcha una página Web y números de teléfono para quien quisiera comunicar algún detalle, alguna pieza que pudiera encajar en el puzzle en que se transformó el caso Maddie. El mensaje es claro: no se calle, comunique, incluso anónimamente, cualquier pista que pueda esclarecer la desaparición.

El mensaje debería llegar también por correo a casa de los habitantes de Luz comunicando “además estamos a tiempo de salvarla”.

La campaña arrancó ayer sin gran visibilidad para los habitantes ya que pocos se fijaron en los carteles y los que se dieron cuenta del regreso de la imagen de niña y de la intención de buscarla allí, vieron poco interés en la iniciativa.

Muchos incluso se mostraron enfadados, “la vergüenza continúa, los padres sabe donde está”, decía un transeúnte. Otro pedía: “¡Déjennos en paz, estamos hartos!”. Y otro: “Es más un tema de marketing, ¿por qué después de tanto tiempo?”.

En la puerta del consulado
El rostro de Madeleine McCann también encontró sitio en las nuevas instalaciones del consulado británico de Portimão. La inauguración del edificio fue el viernes y ya en ese momento la fotografía de la niña estaba pegada en la entrada principal. Por allí pasaron, además del embajador y el cónsul, inspectores de la policía judiciaria.

La ausencia de noticias es bueno
Kate y Gerry dicen que siguen creyendo que su hija está viva. En la Web “findmadeleine.com” refieren como hecho positivo la ausencia de noticias, “nada sugiere que alguien haya causado algún daño a Madeleine”. Y recuerdan casos recientes y mediáticos como los de “Elizaabeth Smart, Shawn Hombeck y Natacha Kampusch”.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí