viernes, 27 de marzo de 2009

Caso Madeleine McCann - Empiezan a hablar los vecinos

Tony Bennett – The Three Arguidos

Esta carta llegó a The Madeleine Foundation ayer de alguien que vive en un pueblo muy cerca de Rothley, Leicestershire y que acaba de leer “60 Razones”.

Doy fe que es literal:

"Estimado Tony

Bien, desde que lo recibí he leído su cuadernillo de principio a fin. Fue realmente enganchador.

Si soy honesta tengo que decir que siempre he tenido dudas sobre Madeleine y su “desaparición” y los puntos de este cuadernillo no han hecho más que reforzar mi opinión.

Esa pequeña niña murió aquella noche, bien en el apartamento o fuera al final de las escaleras. Siempre he pensado que si se despertó y salió a buscar a su mamá y su papá y se cayó durante el proceso, encontrándola uno de los “comensales”, decidiendo este que pareciera un secuestro, de ahí su completo y devastador silencio.

Por supuesto que pudo haber sufrido un accidente real en el interior del apartamento que la llevó a la muerte y entraron en pánico urdiendo este plan. De cualquier forma, tristemente siempre he sentido que estaba muerta.

Hay muchas cosas que nunca han sido analizadas y una de ellas es el constante y devastador efecto del gobierno británico en sus más altas instancias ha tenido sobre la investigación.

Dije en aquel momento que si se hubiese tratado de una madre soltera de vacaciones con sus hijos y los hubiese dejado solos en casa y esto hubiese ocurrido realmente, hubiese sido arrestada al día siguiente, encarcelada y los demás hijos puesto bajo custodia de los servicios sociales.

¿Por qué los McCann siendo médicos de clase media hacen que “esté bien” dejar a tres niños solos en casa en la oscuridad durante horas, noche tras noche para poder ir a beber y cenar con sus amigos?

Huele tanto a un encubrimiento de altas instancias.

¿Por qué nadie ha sido hasta el momento lo suficientemente valiente como luchar contra este par y hacerles las preguntas que yo y muchas personas que conozco nos estamos haciendo?

Todo empezará de nuevo muy pronto durante el segundo aniversario de su desaparición, el 3 de mayo.

Tendremos que sufrir a los medios de comunicación aparcados otra vez en nuestras puertas, siendo muy intrusivos con la vida de un pueblo, que hasta hace muy poco era muy tranquilo, sin ningún interés especial por hacerse famoso y por supuesto nunca quisimos este tipo de fama.

Está en lo cierto que en Rothley y en muchos pueblos de los alrededores la gente está completamente dividida sobre este tema y no es bienvenida si alguien tiene una opinión contraria.

Es una situación extraña en un país donde tenemos “liberad de expresión” - ¿o no?

¿Puedo preguntarle a dónde espera que llegue esto? ¿Tiene esperanza de una futura investigación o teme como yo que los poderes que existentes bloquearán cualquier sugerencia de que esto tenga lugar?

Nada produciría más alegría que Madeleine fuese encontrada sana y salva, pero me temo que ese día nunca llegará y muchas personas saben exactamente lo que ocurrió aquella noche en Portugal, ¿solo hace falta una persona próxima y que sepa a donde puede conducir?

Saludos cordiales,"

La persona que escribe esta carta facilitó sus datos, no es anónima, aunque por supuesto el Sr. Bennett no los ha publicado.

Traducción de Mercedes