sábado, 7 de marzo de 2009

Caso Madeleine McCann - Informe sobre el encuentro de Clarence Mitchell, Oxford Union, 6 de marzo

---

Tony Bennett - The 3 arguidos

Un informe breve ya que es tarde

La entrega del folleto en Bonn Square en el centro de Oxford comenzó sobre las 15h00 continuó hasta las 18h00

Se utilizaron un par de pancartas para atraer la atención, en las que se podía leer:

“¿Qué le pasó realmente a Madeleine McCann?”

Se produjeron unas cuantas conversaciones interesantes, se vendieron o entregaron unos 12 cuadernillos y se entregaron varias docenas de folletos sobre Clarence Mitchell. Una reportera, Amanda, del Oxford Mail se acercó a vernos en Bonn Square y charló con nosotros durante unos 20 minutos sobre el motivo de que estuviéramos allí, y otro reporteros del Oxford Mail asistió a la charla de Clarence Mitchell.

Había cinco miembros de la Madeleine Foundation entregando los folletos y seis más se unieron a nosotros poco antes de las 18h00

Los seis conseguimos entradas para la charla de Clarence Mitchell, dos de nosotros como resultado de haberle entregado a una Sra. el folleto en Oxford Street hace 10 días. Resultó que se había graduado en Oxford y tenía una tarjeta de la Oxford Union vitalicia; no había estado en la Oxford Union desde hacía años y estuvo encantada de inscribir a dos de nosotros como invitiados.

Se entregaron entre 100 y 150 folletos a los estudiantes que entraban en la Oxford Union entre las 19h15 y las 20h30, nuevamente entre conversaciones útiles; no obstante, la mayor parte asistía para reunirse o votar en las elecciones anuales para oficiales O.U.

Tristemente mi entrada como invitado me fue retirada justo cuando estaba a punto de entrara en la Sala Gladstone donde Clarence Mitchell estaba hablando; un oficial me dijo: “Lo lamento, usted estaba entregando folletos frente a la Union en contra del conferenciante y las reglas de la Unión no permiten que asista al encuentro”.

Por lo que mi breve informe sobre la charla de Clarence Mitchell está basada lo que me contaron cinco personas después:

* Vi llegar a Clarence Mitchell un minuto o dos tarde por lo que el encuentro comenzó unos minutos tarde.

* La sala estaba dispuesta con una 50 sillas pero solo la mitad estaban ocupadas. Sin contar a nuestros cinco, solo había 20 personas escuchando a Clarence Mitchell (más temprano ese mismo día había habido una gran asistencia a la charla de Howard Dean.

* Clarence Mitchell fue descrito como “nervioso” “inquieto”, “turbado”, “incómodo”, “rimbombante”, “amenazador” e “gesticulante”. Habló durante 30 minutos y contestó preguntas durante otros 15.

* Parecía tener prisa por marcharse y justo antes de las 21h30 dijo “Bien, eso es todo, no más preguntas, me tengo que ir”. La impresión clara que dio es que quería salir de allí, algo que fue reforzado por el hecho de que se quedó para charlar en el bar como hacen normalmente los conferenciantes.

* Debbie Butler, Presidente de MF, hizo una pregunta, pidiendo que aclarase el tema de quién exactamente estaba pagando el sueldo de Clarence Mitchell, y cómo había cambiado esto con el tiempo siendo objeto de información contradictoria, tal como apuntó Debbie. Se encontró con una respuesta muy defensiva y rimbombante que explicaré con más detalle en un informe posterior, pero como dato aislado diré que dejó caer que era “Brian Kennedy quien se había hecho cargo de su salario.

* Grenville Green estaba sentado al fondo de la sala lejos de los demás miembros de la MF. Cuando surgió el tema de la Madeleine Foundation, preguntó cuántos miembros de la MF estaban presentes en el encuentro y dijo: “Bien yo puedo ver a Grenville al fondo. Prueba de que Clarence Mitchell lee los 3 arguidos.

* Durante su charla dio un sumario de la cobertura mediática sobre la “desaparición” de Madeleine McCann que él dijo fue atroz, con los medios fuera de control.

* Esto condujo a su último y siniestro punto, concretamente que si los medios, la prensa e Internet no podían controlarse a sí mismos, entonces, tal como apuntó, sería necesaria en el futuro una creciente “regulación”.

Informe complementario

Las pancartas en la plaza atrajeron una atención considerable. Muchas personas les echaron un vistazo para después detenerse a verlas mejor. La pancartas rezaban: “¿Qué le pasó realmente a Madeleine McCann?”. Muchos autobuses se detuvieron en la plaza y la gente miraba las pancartas. Relativamente pocas personas se dirigieron a nosotros; abordamos a varios de aquellos que se encontraban en los alrededores y mantuvimos muchas conversaciones interesantes.

Los miembros del público con los que hablamos fueron desde una señora que claramente pensaba que éramos de la organización “Find Madeleine” y se paró para decir: “He seguido esto desde el principio y sigo manteniendo la esperanza de que sea encontrada”, a un hombre expresivo e inteligente que “no tuvo ninguna duda desde el primer día de que Madeleine estaba muerta y que los padres lo estaban encubriendo”.

Las conversaciones con los estudiantes en la puerta de la Oxford Union fueron normalmente mucho más cortas, del estilo: “¿Qué dices que le ocurrió a Madeleine”, “¿Por qué estás aquí?” “¿Cuál es tú objeción a este conferenciante?” “¿Estás diciendo que existe una conspiración?”

Un tema común fue: “No hemos oído mucho sobre este caso recientemente. ¿Hay algún nuevo descubrimiento?”. Explicamos que la publicidad había ido disminuyendo desde que el estatus de arguidos los McCann se había levantado.

Debbie Butler hizo una pregunta después de que varios estudiantes habían preguntado. Clarence Mitchell debió de reconocer a Debbie ya que estuvo presente en el encuentro LSE el 30 de enero de 2008 y tuvo un encuentro cara a cara con Mitchell en el mismo. Me informaron sobre este encuentro así:

DB: Sr. Mitchell, me pregunto si podría aclararme una cosa. Usted ha dicho varias veces que su sueldo por trabajar para los McCann estaba siendo pagado por el gobierno, por un patrocinador anónimo, por Brian Kennedy, y ahora en un artículo de The Independent el pasado domingo dijo que el “Fondo Helping to Find Madeleine” pagaba parte o todo su salario ¿Por favor, cuál es la verdad?

CM: (Apuntando con el dedo a Debbie): Tú eres de la Madeleine Foundation, ¿no es así? ¿Simplemente qué está haciendo en este encuentro? (Inciso: ¿Y a él qué le importa?)

DB: He venido porque queremos verdad y justicia para Madeleine. Queremos respuestas sobre lo que le ocurrió realmente.

CM: ¿Y quién te da el derecho de preguntarme cuánto estoy cobrando? ¿Cuánto cobras tú? ¿Para quién trabajas? (Inciso: Dicen que no hay mejor defensa que un ataque. Esa NO ERA LA PREGUNTA y él lo sabía… ¿Se cree el Sr. Mitchell que es el único RP del planeta?)

DB: Bien, soy un trabajador autónomo, trabajo para mi, dirigió mi propio negocio…

CM: No tengo mucho que decir sobre cómo me están pagando, nadie tiene que decir cuánto cobra (Inciso: Y ya van dos veces que se equivoca de pregunta ¿Es tonto o se lo hace…?)

DB: Sr. Mitchell, no le he preguntado cuánto cobra en ningún momento, simplemente le he peguntado QUIÉN le está pagando…

CM: Bien, yo trabajaba para el gobierno cuando saltó la noticia del secuestro de Madeleine (Inciso: supuesto secuestro… No estudiamos todos en la misma escuela, pero eso no quiere decir que él lo haga mejor). Me pidieron que fuese a Portugal para ayudar con el frenesí mediático (Inciso: ¿Qué frenesí podía haber 12 horas después de un suceso como este?... El que ÉL CREÓ). En septiembre decidí que quería trabajar a tiempo completo para ayudar a los McCann con su campaña así que dejé mi puesto en el gobierno y Brian Kennedy empezó a pagar mis honorarios. Hace algunos meses Brian Kennedy dejó de financiarlo así que la Helping to Find Madeleine Trust es quien me paga actualmente para ayudar a continuar con la búsqueda de Madeleine. (Inciso: ¿De verdad que el Sr. Mitchell se cree que alguien va a tragar que una persona deja un puesto gubernamental con el SUELDAZO que estaba cobrando para ayudar a una pareja de médicos de Rothley? Si fuese tan humanitario lo haría igual que lo estamos haciendo TODOS NOSOTROS… GRATIS… Eso es caridad, todo lo demás es un abuso). Esta es la única pregunta que voy a contestar a la Madeleine Foundation esta noche. ¿Alguien más por favor…? (Inciso: ¿Entonces no hubo explicaciones INOCENTES?)

De hecho otro defensor de la MF sentado bastante cerca a Debbie consiguió hacer otra pregunta. Parecía bastante paranoico cuando ella le preguntó y dijo: “¿Eres un miembro de la Madeleine Foundation también? Ella contestó cortésmente “No” y siguió adelante con su pregunta.

Después del encuentro hubo una charla entre los 5 miembros/defensores de la MF y los estudiantes en el bar, con multitud de preguntas sobre el motivo de la creación de la MF y lo que estábamos haciendo. No eran hostiles. Entregamos unos cuantos cuadernillos más a aquellos que mostraron auténtico interés. Una profesora, ex graduada de Oxford, dijo: “Por Dios, ¿quién es ese hombre? Si yo fuese su jefe, no le daría trabajo de ningún modo”.

Como impresión general del día, es que la gente ha perdido interés por Madeleine desde que los McCann fueron liberados de su estatus como arguidos y algunas personas necesitan mucho para convencerse de que Madeleine no fue secuestrada. Empiezan diciendo que Madeleine fue “secuestrada” y si esa idea ha echado raíces será muy difícil de cambiar. Eso por supuesto es prueba del éxito de Clarence Mitchell – y si fue encomendado para mantener la historia del secuestro utilizando sus influencias para asegurarse de que los McCann no eran acusados por ningún delito, en ese marco ha tenido éxito.

La relativamente baja audiencia en el encuentro refuerza la idea de que la cuestión de por qué y cómo “desapareció” Madeleine ya no es objeto de mucho interés; incluso después de hacer circular nuestro folleto, algunos estudiantes decidieron que el evento definitivamente no era para ello. Había varios eventos que competían en lo que era una noche de viernes, y había un acto mucho más importante del congresista americano Howard Dean más temprano ese mismo día.

Nos encontramos con alguna incredulidad en las calles sobre el hecho de que pudiera existir alguna otra explicación para desaparición de Madeleine, después de varios minutos de charla y explicaciones sobre los perros pisteros, las contradicciones obvias y cambios de la historia, la falta de pruebas de la existencia de un secuestrador etc. la gente estaba interesada, querían saber más y felizmente se llevaron nuestros folletos y/o un cuadernillo.

Un par de miembros de este foro estaban entre el grupo de 5 personas que asistieron al encuentro y puede que quieran añadir algo a lo que yo he dicho.

Traducción de Mercedes