jueves, 12 de marzo de 2009

Caso Madeleine McCann - Memorando presentado por la Comisión de Quejas de Prensa al Comité parlamentario

---

Dentro del marco del Comité parlamentario de investigación: Estándares de la prensa, privacidad y libelo

Parliament.uk

7.0 McCann

7.1. Normalmente no comentaríamos nada sobre los contactos mantenidos con particulares, pero tenga en cuenta que la Comisión Parlamentaria ha pedido pruebas sobre los McCann y los medios de comunicación. En concreto, ha preguntado por qué los McCann no presentaron una queja ante el Comisión de Quejas (PCC) por las historias difamantes publicadas por el Grupo Express y por qué no invocamos nuestra propia investigación después de que el asunto fue resuelto.

7.2 La Comisión Parlamentaria debería ser consciente de que la Comisión de Quejas se interesó muy pronto por la situación de los McCann, contactando con la Embajada Británica el 5 de mayo de 2007 (dos días después de la desaparición de Madeleine, mucho antes de que la historia alcanzase su posterior importancia). Hemos adjuntado en un apéndice el intercambio de correspondencia con la embajada, en la cual queda claro que la PCC ofreció sus servicios de forma activa.

7.3. Posteriormente, el 13 de julio de 2007, el Presidente de la PCC, Sir Christopher Meyer, se reunión con el Sr. McCann y su entonces asesora de prensa, Justine McGuinness, en Londres. Les dijo cómo podía ayudarles la PCC –si fuese necesario– y les dio algo de nuestra literatura. Hubo otra reunión, más breve, con el Sr. y la Sra. McCann el 29 de febrero de 2008 durante la cual Sir Christopher repitió que la PCC estaba preparada para ayudar, si era necesario.

7.4 Además, la PCC tuvo un papel más formal aconsejando a los representantes de los McCann sobre cómo asegurar que la fiesta de cumpleaños de sus gemelos pudiera tener lugar lejos de los medios de comunicación, algo que se consiguió exitosamente. También hablamos con el consejero local de Charnwood sobre cómo los vecinos de los McCann podían ser ayudados (furgonetas y coches de la TV, periodistas de prensa y radio estaban supuestamente bloqueando la entrada a su calle, impidiendo a algunos de ellos llegar al trabajo). En una entrevista radiofónica, el portavoz de los McCann Clarence Mitchell –mientras explicaba por qué los McCann emprendieron acciones legales- dijo sobre este trabajo:

“la PCC ha sido muy útil para Kate y Gerry –están muy satisfechos con su asesoramiento sobre los aspectos más prácticos de cómo tratar con la prensa, como por ejemplo la presencia constante de fotógrafos en la puerta de su casa y el acoso…” (4)

7.5 Esto demuestra que hubo una clara línea de comunicación entre la Comisión de Quejas y los McCann, ilustrar también que la PCC buscó activamente el modo de ayudarles si era posible.

7.6 Pero la PCC normalmente no inicia investigaciones sobre asuntos sin la participación de los principales implicados. Haberlo hecho en este caso no solo habría sido una impertinencia hacia los McCann a la luz de nuestro contacto previo, hubiese existido el riesgo de que pareciera un intento cínico de explotar la publicidad que rodeaba el caso. Sin la implicación e instrucciones de los McCann, también hubiese sido altamente improbable haber conseguido demasiado. Dicho esto, Sir Christopher Meyer concedió una serie de entrevistas en el momento del acuerdo en las que condenaba el libelo, y aprovechó la oportunidad para marcar la diferencia entre el papel de la PCC y el papel de la ley al examinar asuntos de libelo

7.7 Para reiterar la observación realizada en el párrafo 2 de este informe, no se espera que la PCC investigue cada ejemplo de presuntas irregularidad de la prensa. Las infracciones a las leyes de libelo, copyright, protección de datos, desacato y demás en relación con el material publicado deberían ser estudiadas en los tribunales. La PCC aplica pruebas distintas y en cualquier caso, tiene sanciones diferentes. Cuando existe cualquier solapamiento imaginable entre la jurisdicción de la PCC y los tribunales, deben decidir los demandantes que foro utilizar. Si bien este caso altamente inusual y trágico atrajo una enorme publicidad, el uso de las leyes de libelo para remediar una demanda de libelo fue difícilmente inaudito. Sería por lo tanto difícil, en nuestra opinión, poder ampliar ninguna conclusión sobre la eficacia general y registro de la PCC de este lamentable episodio.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentario: Aquí