jueves, 19 de marzo de 2009

Caso Madeleine McCann - Mi desafío de un millón de dólares a Gerry McCann

.

El desafío a los McCann de un millón de dólares

Un recordatorio de algunos hechos:

1 / Una mujer llamada Gail Cooper estaba de vacaciones en Portugal, incluso antes de que tu llegaras allí. Dice que vio a un hombre recaudando dinero para la beneficencia. ¿Le convierte eso en un secuestrador de niños? No. Dice que vio a un hombre en la playa cuando llovía. ¿Le convierte eso en secuestrador de niños? No. Ella dice que el hombre le dio la "escalofríos" por su forma de mirar/por su aspecto. ¿Le convierte eso en un secuestrador de niños? No. Significa que puede ser que necesite salir más, pero no hay ninguna razón para creer que tuviera algo que ver con Madeleine.

2 / Una de sus colegas de vacaciones, Jane Tanner, afirma que no vio la cara del hombre que convenientemente afirma haber visto, así que no me digas que vio al mismo hombre que vio Gail Cooper. Desgraciadamente no sabría si era el mismo hombre, si solo le hubiera visto la cara.

3 / En vuestra página web mostráis dos fotos del hombre que convenientemente afirma haber visto vuestra colega y dos fotografías del hombre que la Sra. Cooper dice haber visto.


Claramente queréis que todos nosotros pensemos que el hombre que vio la Sra. Cooper es el mismo que afirma haber visto vuestra amiga y quieres hacernos creer que es el "probable secuestrador de Madeleine".

Mi desafío

Le desafío a que presente pruebas concluyentes que demuestren que el hombre que vio la Sra. Cooper probablemente secuestró a Madeleine. Necesito o bien pruebas forenses, pruebas circunstanciales muy sólidas o testimonios de testigos. No creo que haya pruebas de que el hombre que vio la Sra. Cooper probablemente haya secuestrado a su hija. Tampoco tiene ninguna prueba de que el hombre que convenientemente afirma haber visto vuestra colega haya secuestrado a Madeleine.

Creo que es algo que usted se ha inventado y publicó deliberadamente una mentira en su página web. No pretenda no ser consciente de que está en su web. ¿Qué padre de familia con una hija perdido no miraría su propia web diseñada para encontrar a su hija? Creo que es usted un mentiroso. Un hombre controlador como usted sabría muy bien lo que se ha publicado en su página web.

Si estoy equivocado y usted puede proporcionar las pruebas forenses, pruebas circunstancias sólidas o testigos para fundamentar su afirmación de que ese hombre probablemente secuestró a Madeleine, yo donaré 1.000.000 de dólares a su fondo. Puede utilizarlo para pagar completamente su hipoteca y cogerse otras vacaciones. Esperamos que esta vez vuelva con los mismos hijos que con los que se marchó.

Puede aceptar mi desafío y publicar las pruebas en su página web o rechazarlo y eliminar sus mentiras de su web. La elección es suya, pero cuanto más tiempo permanezcan sus mentiras en su página web más gente se dará cuenta de que es usted un mentiroso.

Si no puede aceptar mi desafío, otros se preguntan por qué no. Otros se preguntan por qué ha mentido. ¿Por qué ha fingido ante el público que un hombre probablemente secuestró a Madeleine cuando no tiene pruebas que apoyen esa afirmación?

Otros sabrán que es usted un mentiroso. Otros se preguntarán por qué mintió. Yo sólo puedo pensar en una razón para que haya mentido, porque desea crear una cortina de humo, una distracción de lo que realmente sucedió.

Usted está recaudando fondos del público en su página web basándose en la afirmación de que el hombre que vio la Sra. Cooper probablemente secuestró a Madeleine. Si no puede sustentar esa afirmación y se desprende de ello que ha mentido, es mejor que devuelva cada centavo a todos aquellos a quien ha cogido dinero, porque eso le convertiría tanto en un ladrón como en un mentiroso.

Tom Franks

Actualización: El 8 de abril de 2009, tres semanas después de haberse lanzado este reto, los McCann retiraron de su página Web toda referencia al “probable secuestrador de Madeleine.” Los McCann no fueron capaces de corroborar su afirmación, algo que les hubiera permitido conseguir el millón de dólares para buscar al hombre que ellos querían que creyéramos se había llevado a su hija. Los McCann no han facilitado una disculpa por engañar al público, ni se han disculpado por recaudar dinero del público basándose en mentiras.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí