domingo, 15 de marzo de 2009

La mayor parte de los niños desaparecidos son de sexo femenino y del norte del país

---

Jornal de Notícias

14-3-09

El sesenta por ciento de los jóvenes desaparecidos en Portugal en 2008 fueron del sexo femenino, revelan datos de la Asociación Portuguesa de Niños Desaparecidos, que fueron divulgados este sábado, durante la inauguración de la sede Norte/Centro, en S. Pedro do Sul.

La Asociación Portuguesa de Niños Desaparecidos (APCD), que tiene como principal objetivo social ayudar a los niños desaparecidos y sus respectivas familias, encuentra en la diferencia de sexos en cuanto a la transición de edades la justificación para que la aplastante mayoría de las desapariciones pertenezcan al sexo femenino.

“Las preadolescentes y las adolescentes lidian peor con el cambio de edad que ellos”, sustenta a la Agencia Lusa Paulo Cristóvão, presidente de la APCD, que también revela que el 95% de los casos de desapariciones son resueltos en un máximo de 72 horas después de denunciada la desaparición.

Las circunstancias pueden ser clasificadas, pero Paulo Cristóvão dice que, por regla general, las desapariciones resueltas en un plazo de tres días tienen como motivo un novio, las malas notas y los festivales de música.

Aunque la regla tiene excepciones y el ex inspector de la Dirección Central de Combate contra la Delincuencia de la Policía Judiciaria (PJ) apunta otros motivos, como las desavenencias familiares, ejemplificando con el caso de Sara Reis, 17 años, localizada el 13 de febrero en Lisboa, después de haber estado desaparecida un año.

El presidente de la APCD apunta además la existencia de “una petición a través de Internet”, como el de “una niña de 14 años que se dejó seducir por un individuo de 34 años, que le prometió ver mundo y dinero, llevándola a huir de casa para vivir con él”.

“Una cosa lleva a la otra y es evidente que estos casos tienen un componente sexual”, considera Paulo Cristóvão, alertando que no “se origine una realidad que emane de raptar para explotar sexualmente” o incluso “para traficar”.

Según los registros de la APCD relativos al año pasado, desaparecieron un total de 90 niños o adolescentes, un número que “es similar a las verificadas en 2007”.

En cuanto a la distribución geográfica, el 75% de las desapariciones en 2008 ocurrieron en el norte, en cuanto a la segunda mayor incidencia de casos dice con respecto a Lisboa con cerca del 25 por ciento, perteneciendo un valor residual al Algarve y al Alentejo, región en la que registraron tasas significativas de suicidio entre los jóvenes.

A pesar del dramatismo de las situaciones, Paulo Cristóvão cree que la situación no es alarmante si se compara con las realidades de España, Francia o el Reino Unido, “incluso teniendo en cuenta las diferencias proporcionales del territorio y el número de población”.

“Los españoles están mucho peor que nosotros y en Reino Unido, en el momento de la desaparición de Madeleine McCann, en el Algarve (el 3 de mayo de 2007), había cerca de 95 niños desaparecidos, Portugal tenía solamente seis por recuperar”, destacó.

Paulo Cristóvão, que participa hoy en una sesión informativa subordinada al tema “Niños Desaparecidos y Sexualmente Explotados”, en el Auditorio Municipal de S. Pedro do Sul, habla de la existencia de “ocho o nueve niños desaparecidos en Portugal actualmente”.

Traducción de Mercedes