domingo, 26 de abril de 2009

Caso Madeleine – Dos años después de la desaparición de Madeleine McCann, sus padres están desesperados intentando mantener su nombre e imagen vivos

News Scotsman.com

By Jeremy Watson

La playa no tiene mucho movimiento, pero poblada con buscadores del sol primaveral holgazaneando sobre arenas doradas antes de la agitación veraniega. En los bares y cafés del paseo marítimo resuena el murmullo del negocio mientras los comensales se deleitan con el calor del mediodía en el Algarve. El bonito pueblo pesquero de Praia da Luz está ocupado haciendo lo hace mejor – ofreciendo a los turistas europeos unas vacaciones perezosas en una de las costas más soleadas del continente.

Solo en el interior de la pintoresca iglesia Católica de Nuestra Señora de la Luz, ahora tan familiar para miles de boletines informativos y fotógrafos de periódicos, no hay ninguna señal de que hace dos años el próximo domingo, la pequeña comunidad, sus habitantes y visitantes por igual, fueron golpeados por un cataclismo de que todavía no se ha recuperado totalmente.

Junto al altar está la fotografía de Madeleine McCann en la piscina, tomada durante los días felices antes de que desapareciera de su habitación en el resort la noche del 3 de mayo. Iluminada por la luz de las velas, simplemente dice “Reza por Mi”

El domingo, al igual que hizo el año pasado en el primer aniversario de su desaparición, el Padre Haynes Q Hubbard, capellán de la iglesia donde los padres Kate y Gerry McCann iban para buscar consuelo durante las largas semanas después de que su hija desapareciera solo 10 días antes de su cuarto cumpleaños, mantendrá una “misa de esperanza” en portugués y en inglés.

Haynes, comprensiblemente cansado de las preguntas de los periodistas de todo el mundo, dijo la semana pasada que esto es lo único que cree que puede hacer: “Lo hacemos porque aquí nada ha cambiado. Han pasado dos años y Madeleine está todavía desaparecida. Pero deberíamos mantener viva su memoria”.

Más de 700 días después la desaparición de Madeleine de un apartamento en el Ocean Club y del lado de sus hermanos gemelos que dormían mientras sus padres cenaban con unos amigos en el Tapas Bar a solo unas yardas de distancia, no se ha descubierto la respuesta al misterio.

Esto a pesar de unas de las mayores búsquedas de la historia por una criatura desaparecida, implicando a cientos de policías e investigadores privados y un ejército de medios de comunicación de todo el planeta. Nadie implicado en el caso parece saber más sobre lo que le ocurrió a Madeleine de lo que sabían durante los minutos inmediatamente posteriores a su desaparición, supuestamente robada por un secuestrador desconocido.

Este fin de semana, la pareja se encuentra en Estados Unidos grabando una entrevista para un especial de una hora con Oprah Winfrey, programa que será emitido el 3 de mayo (Inciso: El 4 de mayo). Kate y Gerry serán entrevistados por la estrella americana de la televisión (Inciso: Estrella en el baño de su casa) ante una audiencia en directo como parte de su campaña mundial para mantener el nombre e imagen de Madeleine vivos y para persuadir a las fuerzas policiales del mundo entero que adopte métodos más racionales al lanzar alertas cuando desaparece un niño.

Después, el 7 de mayo, Channel Four emitirá la grabación de una reconstrucción de los hechos acaecidos hace dos años, en el cual 15 actores han sido contratados para interpretar el papel de los principales personajes. El equipo de televisión y actores tuvieron pleno acceso al Ocean Club de Mark Warner para realizar la grabación. También ha sido producida una imagen creada por ordenador de cómo sería Madeleine a los seis años por especialistas forenses utilizados por el FBI coincidiendo con la emisión. Permanece la angelical inocencia junto con la marca distintiva de su ojo derecho que podría, desgraciadamente, desaparecer con la edad.

Así que, durante los dos últimos años ¿ha conseguido mejor la campaña de los McCann la seguridad infantil? ¿Durante cuánto tiempo puede sostenerse una campaña semejante ante la caída de los fondos monetarios?

En Praia da Luz, existe una pequeña hostilidad hacia los McCann, pero no obstante los sentimientos están a flor de piel tanto entre la gran comunidad de emigrantes como entre los residentes locales portugueses que dependen del turismo como medio de vida. Sienten que el foco mediático debería alejarse del pueblo.

Un propietario británico de un bar que ayudó durante la búsqueda inicial de la niña de tres años, pero que no quiso hacer público su nombre, dijo: “Debemos seguir adelante. Por supuesto, todo el mundo todavía siente simpatía por la familia; nadie es indiferente a lo ocurrió. ¿Cómo podríamos serlo? Pero no queremos que Praia siga siendo asociada con lo que ocurrió. Este era un lugar precioso y seguro antes de que ella desapareciera y sigue siendo un lugar precioso y seguro ahora.

“Todos hemos perdido algo de negocio durante el año siguiente a lo que ocurrió e intentamos superarlo. Nuestro mayor problema ahora es la fuerza del euro, así que no necesitamos más publicidad negativa.”

Las imágenes de la desaparecida Madeleine son ahora difíciles de encontrar en el pueblo. “Hay un par de vallas relacionadas con la reconstrucción para la televisión, pero eso es todo.”

Una situada en la avenida principal de entrada al pueblo que fue emborronada solo un día después de ser colocada. Le echaron pintura al cartel y el número de la campaña Find Madeleine fue borrado. Cuando Gerry McCann visitó a principios de mes, junto con Jane Tanner y Matthew Oldfield, dos miembros de los “Tapas Siete”, para asesorar la reconstrucción, se informó que el padre de Madeleine había sido abucheado por ex empleados del Ocean Club que acababan de perder sus trabajos debido al descenso del negocio.

La preocupación por el dinero también afecta a la campaña Find Madeleine. En su primera visita a Praia da Luz desde que a él y su esposa les fuera oficialmente levantado su estatus como “arguidos” el pasado año, Gerry McCann reveló que el fondo se estaba agotando. A principios de años, los periódicos informaron que el fondo había caído hasta las 600.000 libras.

“Todavía queda dinero”, dijo el Sr. McCann. “No se agotará durante los próximos meses, sino probablemente hacia finales de año al paso que estamos gastando.”

Las cuentas publicadas detallando los gastos del año pasado, engrosadas por una indemnización por libelo de 550.000 libras abonadas por un Grupo británico de periódicos que difamó a la pareja y 375.000 libras pagadas a los Tapas Siete, se ha ido. Durante el primer año, incluye 250.000 libras gastadas en investigadores privados, incluida la agencia Método 3 con sede en Madrid (Inciso: Barcelona), cuyo director aseguró que él encontraría a Madeleine en tres meses.

Otras 133.000 libras fueron gastadas en la gestión de la campaña en un momento en que la pareja estaba siendo asediada por los medios de comunicación de todo el mundo, gastado en gran medida en asesores de imagen. Los gastos legales se tragaron 120.000 libras, 88.000 libras en anuncios a través de carteles, televisión y periódicos. También hubo gastos de los viajes de la pareja para publicitar su campaña para mejorar un sistema de alerta infantil mejorado.

Lo que la pareja quiere es que la Alerta Amber utilizada en los Estados Unidos sea introducida en Europa. Las personas que los apoyan han sido críticos por las 12 horas que le llevó a la policía portuguesa alertar a la policía fronteriza española situada a solo dos horas por carretera del lugar de donde desapareció Madeleine.

El sistema fue introducido a mediados de los 90 después de la terrible captura y asesinato de una niña tejana. Una vez la policía es alertada de que un niño ha desaparecido, los datos de la criatura son enviados inmediatamente a las televisiones y emitidas en los carteles electrónicos de las autopistas. Se le ha acreditado el haber salvado la vida de alrededor de 400 niños.

Los McCann presionaron (lobbied) al parlamento europeo para que introdujera la Alerta Amber en Europa. Aunque la UE no consiguió implantar un sistema conjunto, recomendó a las estados miembros que implantasen sus propios sistemas. Francia, Grecia y, a principios de este mes, Irlanda, han aceptado crear un sistema nacional de Alerta Amber, pero, en Reino Unido, la decisión ha sido dejada a cada fuerza policial.

Para los McCann, la recomendación de la UE por lo menos fue un paso adelante ante la ausencia de cualquier información sobre Madeleine en persona. Su portavoz, Clarence Mitchell, poniendo el mejor brillo que pudo sobre la decisión de la UE, dijo: “Sea un sistema centralizado o individual, todo lo que Kate y Gerry quieren ver es una cooperación mejor y más rápida entre países.

“Cuando desaparece un niño, cada minutos cuenta. Kate y Gerry continuarán empujando por el mejor sistema de alerta para los niños. El cómo ocurra eso es algo que los ministerios deben decidir.”

El próximo fin de semana, se espera que los McCann conmemoren el aniversario en su casa de Rothley, Leicestershire, en privado con sus gemelos de cuatro años Sean y Amelie. En Praia da Luz, en la iglesia donde se ha orado durante siglos por los pescadores desaparecidos, el Padre Hubbard leerá una vez más el mensaje de esperanza de Kate de que un día su hija sea encontrada. A las 21h15, una nueva vela será encendida, hora en la que sus padres creen que desapareció. “Continuamos teniendo esperanza porque no hay nada que indique lo contrario”, dijo. “Lo único que podemos hacer es darnos la mano, llorar y rezar.”

¿Dónde están ahora?

Robert Murat

Empleado por la policía portuguesa en el escenario como traductor, este agente inmobiliario que vive cerca del Ocean Club con su madre fue nombrado arguido por los investigadores. Este estatus fue revocado y Murat, de 35 años, demandó a varios periódicos consiguiendo una indemnización por difamación de 600.000 libras.

Gonçalo Amaral

Amaral era el investigador al mando pero fue destituido del caso después de alegar que los padres de Madeleine estaba implicados. El año pasado, hizo pública su versión de los hechos a través de un libro, La Verdad de la Mentira, que no ha sido publicado en inglés pero se ha dicho que ha vendido miles de copias en el continente. Afirma que Madeleine murió en un “trágico accidente” en el apartamento.

Jane Tanner

Una de los “Tapas Siete” cuyo testimonio apoya la teoría de que Madeleine fue secuestrada. Tanner viajó a Praia da Luz este mes para ayudar con la reconstrucción ya que ella dice que vio a una niña descalza siendo transportada del apartamento pero no lo consideró extraño en ese momento. El año pasado, dijo: “Me despierto con esa imagen todos los días. Lo veo allí, escapándose a zancadas, transportando a Madeleine e intento desesperadamente recordar más detalles.”

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí