domingo, 26 de abril de 2009

Caso Madeleine McCann – Comerciantes desgastados con el mediatismo

Correio da Manhã

“Recuperar nuestro sosiego”

Dos años después de haber desaparecido Madeleine McCann del apartamento de Praia da Luz, en el Algarve, habitantes y comerciantes solo desean regresar a la normalidad: que pasaría por la recuperación del anonimato y normalidad de un pueblo conocido como tranquilo y marcado esencialmente por el fuerte turismo inglés.

“Solo queremos recuperar nuestro sosiego. Volver a vivir la normalidad de antes”, asegura una comerciante, a pocos metros del Ocean Club, recordando aun los días de agitación vividos en mayo, cuando Madeleine fue vista por última vez.

“Creo que la quiebra del negocio no es solo por eso. La verdad es que hay menos poder adquisitivo y este año abril no ha tenido sol suficiente para atraer al turismo”, asegura a su vez Fátima Pereira, que hace diez años que vende sombreros junta al arenal.

Alda Almeida, dueña de un pequeño establecimiento junto a la playa, recuerda a Maddie y al matrimonio McCann. Eran clientes habituales, los veía a diario con los niños y ella también ayudó en la búsqueda durante los primeros días. Hoy, solo quiere que el tiempo vuelva atrás y que nada de esto hubiera ocurrido.

“En el fondo vivimos una crisis anticipada. El año pasado esto ya fue muy malo, pero este año está peor. Vinieron menos ingleses, el negocio empeoró mucho. Estamos cansados con todo esto, tampoco nos implicamos y la verdad es que los acontecimientos posteriores con nuestra policía también nos dejaron muchas dudas. Los padres deben aclarar todo esto”, asegura.

La crisis provocada por el caso Maddie es además extensible al Ocean Club. El resort está prácticamente desierto y son pocos los ingleses que escogen el local. “La demanda era muy alta.

La desaparición de la niña dejó el establecimiento con graves problemas financieros. Basta ver los despidos y las tasas de ocupación de ahora. Es una tragedia”, concluyó un empleado.

PORMENORES

DESPIDOS

El Ocean club tenía más de 130 empleados cuando desapareció la niña. Hoy, el resort tiene apenas 27, después del último despido colectivo.

ACCIÓN CRIMINAL

Los empleados despedidos del Ocean Club admiten avanzar con un proceso civil contra los McCann. Exigen que prueben la tesis del rapto que continúan defendiendo.

NO SE LO PIERDA: EL JUEVES

El próximo jueves, el “CM” pone a disposición de los lectores (por 6,95 euros + el periódico) el DVD que reconstruye los hechos investigados y que revela imágenes inéditas. Una nueva luz sobre el caso Maddie.

Traducción de Mercedes