jueves, 16 de abril de 2009

Caso Madeleine McCann – Investigación: Despidos en el resort del Algarve

Correio da Manhã

“Las mentiras destruyeron Luz”

“Las mentiras del matrimonio destruirán Luz. Hoy, el Ocean Club es una sombra de los fue. Nuestro enfado es con el matrimonio, porque ha sido una invención lo que ha destruido nuestras vidas. Muchos se han quedado sin empleo y la hipótesis del cierre es cada vez más probable.

Este desahogo, es de un empleado del pueblo del Algarve –de donde desapareció Madeleine hará dos años el próximo día 3-, ilustra el “enfado” con los McCann. Que son acusados de simular un rapto y de provocar la desbandada de turistas del pueblo del Algarve.

Ahora, los más de cien trabajadores despedidos en estos dos últimos años prometen procesarlos y exigir el pago de los perjuicios. “Estamos buscando un abogado que sea especialista en Derecho Laboral. Lo que pretendemos es que se haga justicia. La empresa achacó los despidos al descenso en la facturación y en las cartas de despido se refirieron expresamente que se debía al caso McCann. Fue por causa de que ellos hubieran planteado la versión del rapto lo que ha motivado que Luz dejase de ser atractiva para el turismo. El pueblo fue el primero en sentir la crisis”, dice el mismo empleado, que declina identificarse.

Incluso así, los trabajadores del Ocean Club aseguran que la empresa tuvo un comportamiento correcto con ellos. “Después de la confusión que provocó la familia McCann, era imposible que consiguiéramos resistir. Los clientes fueron a menos, las reservas cayeron después de ese verano. Los puestos de trabajo fueron puestos en peligro.”

La dimensión del descalabro fue tal que, en mayo de 2007, cuando desapareció Madeleine del apartamento, el Ocean Club, que administra 400 apartamentos, daba empleo a 130 personas. “Hoy somos 27. ¿Pero hasta cuándo?, se pregunta el mismo testigo.

Las historias de desesperación son muchas. Mujeres y hombres con 40/50 años que, de repente, se quedan sin empleo. “El pueblo es pequeño y todos fueron afectados con el caso. No hay capacidad para arreglar alternativas y hay muchas familias con problemas graves. Gente que tenía más de 20 años de servicios y ahora, de repente, no sabe qué hacer. Muchos de los comerciantes también están haciendo un esfuerzo para mantener la puerta abierta hasta el verano. Solo que, se el negocio no mejora, podrían verse obligados a cerrar”, concluyó un ex empleado.

La imposibilidad del rapto de la niña

Dos años después se mantiene el misterio. Sin que se haya descubierto el cuerpo de la niña, la hipótesis del homicidio tuvo que ser formalmente abandonada. Quedan las contradicciones que difícilmente sustentan la tesis del rapto dada por los padres y que convirtieron el Ocean Club en un lugar maldito.

Los McCann aseguraron, entonces, que dejaron a Maddie durmiendo con sus hermanos que fue Kate quien descubrió la ausencia de la niña. Serían cerca de las 22h00 y, el matrimonio asegura, que cada 15 minutos algún adulto del grupo vigilaba las habitaciones para verificar que no entraba ningún intruso. La primeras horas después de la desaparición, Kate aseguró que la ventana había sido forzada. Un raptor había accedido a la habitación y se había llevado a la niña.

Los análisis realizados no confirman la tesis. En la ventana solo había vestigios de ADN de Kate. No hay rastro de ningún extraño. La cama donde estaba durmiendo la niña también parecía estar intacta. El raptor tendría que haber pasado entre los otros dos niños para llegar a Maddie. La hipótesis de la red de pedofília fue descartada por tratarse de una niña de tres años. También resulta extraño que Madeleine no hubiera gritado ni se hubiera despertado cuando se la llevaron.

Entrevista

“VOY A SER TESTIGO” (Gonçalo Amaral, ex inspector de la PJ)

Correio da Manhã – Los empleados del pueblo pretenden avanzar con una proceso contra el matrimonio, después de los despidos. ¿Entiende el motivo?

Gonçalo Amaral – No solo lo entiendo sino que creo que tienen razón. Estoy dispuesto a ser su testigo, si así lo desean. Porque el rapto es mentira.

¿Cómo afectó este caso al pueblo de Luz?

Hoy, Praia da Luz es un pueblo fantasma. Los ingleses dejaron de ir.

¿Y deben ser culpados los padres?

Entiendo que sí porque contaron una mentira. Ellos saben que Madeleine está muerta y que no había raptores.

Tânia Laranjo

Traducción de Mercedes