jueves, 30 de abril de 2009

Caso Madeleine McCann - La madre de Maddie no sale de casa y el padre está cada vez más distante de su mujer. Hasta los vecinos se han apartado.

Flash! – Edición impresa

Dos años después de la desaparición de la niña, la abuela Susan dice a Flash que perdió “a su hija y a su nieta aquella noche maldita”

Kate McCann se ha convertido en una mujer muy solitaria. Su compañía preferida son sus dos hijos, los gemelos Sean y Amelie, de 4 años. Sale de casa por ellos, tal como cuenta a flash! una fuente ligada a la familia, en Rothley, Inglaterra, donde viven los padres de la niña desaparecida el 3 de mayo de 2007 en el Algarve. Dos años después, esta fecha fatídica coincide con el Día de la Madre. “Nunca volví a ver la verdadera sonrisa de Kate (Inciso: Habrá leído poco la prensa, porque lo que ha sido difícil de ver son las lágrimas). Pasados dos años, sigue teniendo muchas reticencias en salir de casa. Solo sale para ir a la peluquería y para llevar a los gemelos al colegio u otras actividades. Va a la peluquería mientras sus hijos están en natación”, relata esta fuente, a través de una conversación telefónica desde Rothley.

La vida de la madre de Maddie se resume a poco más de eso y en salir a correr de vez en cuando. Desde la desaparición de su hija, Kate ha cambiado mucho, dejo de trabajar (Inciso: Los días que lo hacía), era médica, y se dedica a sus hijos. Gerry ya ha vuelto a trabajar. “El está mucho más ocupado que ella. Va a trabajar en bicicleta y vuelve tarde a casa,” dice la misma fuente. El regreso a la actividad y el aislamiento de Kate “los está apartando cada vez más”. “Es obvio que su matrimonio ha sufrido con todo esto”, destacando que parecen más unidos cuando están con los gemelos. Además, “Amelie se parece cada vez más a Maddie”. Los gemelos tienen ahora la edad que tenía la niña cuando desapareció.

La madre de Kate declaró a flash! que su hija y yerno aun se quieren: “Gerry es muy amigo de Kate. Ellos se quieren y sufren juntos, caminan junto por el futuro y felicidad de Sean y Amelie”.

Incluso la comunidad de Rothley se apartó del matrimonio, igual que en el Pueblo de Luz. “Cuando van a misa, algunas personas más mayores siguen dándoles apoyo, pero en general, la población del pueblo está más fría con ellos. Hoy en día, el matrimonio ya no forma parte, como hacía antiguamente, de las actividades sociales del pueblo. “Están muy aislados”. La población está cansada del mediatismo, dice. Por esto tiene a rechazarlos. Apenas van a casa los familiares más próximos y tres. “Del grupo de 9 amigos (7 amigos) que estaban con ellos en el Algarve cuando desapareció Maddie, apenas David y Fiona Payne y Jane Tanner aun tienen trato con ellos.” (Inciso: Es decir “sospechosos” de pedofília y mentirosas demostradas…)

“Kate nunca intentaría suicidarse”

Sin el apoyo de la comunidad y amigos, la antigua complicidad de Gerry y sin su hija Madeleine, Kate se siente muy sola. “Se ve que Gerry está mucho mejor que ella”. Además, “nunca intento suicidarse” como fue informado, asegura esta fuente y la propia madre de Kate. Susan Healy a nuestra revista. “Eso es absurdo. Ni se imagina lo que me cuesta responder a eso. Mi hija ya pasó por muchas cosas durante estos dos años. No es fácil vivir sin saber donde está tu hija, mi nieta Madeleine, pero ella nunca intentaría matarse. Ella quiere a Sean y Amelie que son su razón de vivir”, dice furiosa la madre de Kate. Más calmada, aunque preocupada por su hija, Susan Healy continúa: “No puedo decir que está bien. Perdí a mi hija cuando perdía mi nieta aquella noche maldita hace dos años. Me cuesta verla así, cuanto más si dicen que se intentó matar.”

Una fuente también ligada a la familia no lo cree: “Ella no consigue volver al trabajo, retomar su vida, es obvio que está deprimida, pero no creo que intentase suicidarse. Es una madre racional por encima de todo e incluso en los peores momentos siempre pensaría en Sean y Amelie”. Según esta amiga. Kate incluso ha disminuido la medicación. “Ya dejó los antidepresivos, ahora toma algo que tiene el mismo efecto pero es más suave. A pesar de todo, ganó algo de peso y cuando sale de casa le gusta arreglarse”. Sobre el próximo día 3 de mayo, lo más probable es que el matrimonio se quede en Inglaterra con la familia. Además, para Kate “es impensable volver a Portugal. Por el momento. No lo consigue”. Más valiente, Gerry McCann ya volvió a nuestro país dos veces, por lo menos, conocidas. Como ya enfatizó muchas veces, él y Kate siguen empeñados en encontrar a su hija Madeleine, hoy con seis años.

El sí a Oprah

Después de varias negativas para ir al programa “The Oprah Winfrey Show”, los McCann decidieron finalmente decir que sí a la presentadora más poderosa del mundo. La entrevista con el matrimonio –con partes grabadas el viernes- será emitida el 4 de mayo y, según Clarence Mitchell, portavoz de los McCann, “no serán pagados”. “Ellos aceptaron porque es un programa visto en 144 países, lo que puede ayudar a encontrar a Maddie.” El ir a este programa de entrevistas –el más visto en los Estados Unidos- es visto por muchos como un acto de desesperación del matrimonio después de la polémica que rodeó el caso Maddie. Oprah, sin embargo, rechazó la presencia de Gonçalo Amaral, ex inspector de la PJ que investigó el caso. Él solicitó estar presente pero Oprah no quiso (Inciso: Esta información “por lo que sabemos” es errónea. El Sr. Amaral NUNCA ha pedido estar en el programa de Oprah).

Traducción de Mercedes