sábado, 25 de abril de 2009

Caso Madeleine McCann – Madeleine todavía desaparecida

Agua va...

The National

David Sapstead

24 de abril de 2009

Cada día durante meses en 2007, parecía imposible coger un periódico británico sin encontrarte el inocente ojo y ligeramente enigmática sonrisa de Madeleine mirándote.

Incluso ahora, dos años después de que la niña rubia desapareciera de su cama de un apartamento turístico que sus padres habían alquilado en el resort portugués de Praia da Luz, la familia McCann todavía hace titulares.

Aunque no tan a menudo. Y algunas veces no del modo que le gustaría a los McCann.

El tono de la cobertura ha cambiado diciendo poco sobre la continua, búsqueda mundial de Madeleine, quizás porque los resultados hasta el momento indican que hay muy poco que decir.

Pero los padres Gerry y Kate McCann todavía intentan hacer noticia. Ellos saben que es la mejor oportunidad de conseguir revigorizar el interés del público que podría un día ayudar el destino que sobrevino a su hija aquella terrible noche del 3 de mayo de 2007.

Es por lo que del lunes en una semana, los McCann aparecerán en un programa de televisión americano en lo que será su primera entrevista con Oprah Winfrey, desvelando una impresión de artista de cómo Madeleine, que tenía casi cuatro años cuando desapareció, podría parecer ahora.

Será uno de los eventos mediáticos para conmemorar el segundo aniversario, incluido un documental para la televisión británica que será emitido el 7 de mayo y que recreará la noche del secuestro (Inciso: presunto) y mostrará el último retorno del Sr. McCann a Praia da Luz.

A pesar de todo, estos días, muchos de los artículos escritos, las palabras dichas y las fotografía tomadas no siempre reflejan positivamente o incluso cariñosamente a los McCann y su búsqueda.

El último viaje del Sr. McCann al resort del Algarve, por ejemplo, no fue como en el guión. Fue abucheado por los lugareños –las mismas personas que aparecieron a cientos dos años antes para ayudar a rastrear el pueblo, sus playas y las zonas colindantes- porque el daño del asunto “Maddie” había causado a la reputación del resort y, como consecuencia, a su mercado turístico.

Hace dos semanas, Gonçalo Amaral, el policía portugués originalmente al frente de la búsqueda de Madeleine hasta que fue saqueado del caso después de cinco meses por sugerir que los McCann tenían a la policía británica “en el bolsillo”, emitió un controvertido (Inciso: ¿En dónde?) documental para la televisión en Portugal.

En el mismo, recreó su propia reconstrucción, que sugiere que la pequeña niña no ha sido secuestrada en absoluto sino que murió en un “trágico accidente” en el apartamento turístico y su muerte encubierta.

Ahora el fondo que crearon sus padres (Inciso: 9 días después de la desaparición) para encontrar a Madeleine se está quedando sin fondos. Fueron donadas más de 2 millones de libras por el público británico (Inciso: y de todas las partes del mundo, incluido portugueses) y benefactores, otras 875 mil libras llegaron a través de indemnizaciones por libelo de los periódicos británicos (Inciso: No debemos olvidar las 375 mil libras que cobraron lo Tapas 7 y que “presuntamente” también fueron a parar a dicho fondo) que sugirieron que los McCann estaban implicados en la desaparición de su hija.

Mucho del dinero ha ido a parar a los investigadores privados (Inciso: El 13%) de todo el mundo que continúan siguiendo hasta la más pequeña, más implausible pista con la esperanza de conseguir algo que les conduzca a Madeleine (Inciso: ¿Alguno de estos investigadores ha leído el sumario? Lo digo porque quizás se ahorren algo de trabajo).

“Hemos gastado y seguiremos gastando mucho dinero con el objetivo de intentar aumentar las posibilidades de encontrarla” (Inciso: El 13% de incremento de posibilidades), dijo el Sr. McCann en un reciente artículo para un periódico.

“No se agotará en los próximos meses, pero probablemente hacia finales de años al paso que estamos gastando (Inciso: Repito, despidiendo a los abogados y asesores de imagen seguro que dura mucho más ¿Por qué no lo hacen?).

“Es una posibilidad que no la volvamos a ver, pero hasta que tengamos pruebas definitivas de lo que le ocurrió a Madeleine, no podemos dejar de buscar.”

La noche que cambió sus vidas hace dos años, Gerry y Kate McCann estaban cenando en el Ocean Club con siete amigos en el Tapas Bar, a unos 120 metros del apartamento 5A, donde Madeleine y sus hermanos gemelos de dos años dormían.

Los niños estaban solos, sin supervisión de un adulto, pero los McCann o alguien de su grupo de amigos, a quienes se les conoce como los Tapas Siete, caminarían desde el restaurante, pasando por delante de la piscina, al apartamento de planta baja para comprobar que los niños estaban bien.

Sobre las 21h30, Matthew Oldfield, uno de los amigos, hizo el viaje, abrió (con la llave) la puerta principal del apartamento y echó un vistazo al dormitorio de los niños. Vio a los gemelos, pero la cama de Madeleine estaba fuera de su campo visual, por lo que no llegó a verla. (Inciso: Otro que debería leer el sumario. El Sr. Oldfield, si es que se levantó de la mesa, algo que todavía no está demostrado, entró por la puerta trasera que según los amigos estaba abierta. Resulta tendencioso ofrecer una visión de un apartamento convenientemente cerrado para proteger a los niños. Tampoco debemos olvidar que según la declaración del Sr. Oldfield la ventana de dicho dormitorio estaba cerrada, contradiciendo la versión de su querida amiga Miss Tanner)

Estaba tranquilo y, asumiendo que los niños estaban todos dormidos, regresó al Tapas Bar.

Sobre media hora más tarde, la Sra. McCann fue a controlar. Entro en la habitación y, para su horror, encontró que la cama de Madeleine estaba vacía y la ventana de la habitación abierta (Inciso: Según consta en el sumario las únicas huellas encontradas en la misma son las de Kate McCann, por lo que cualquier persona con media neurona deduciría que fue ella misma quien la abrió)

Charlotte Pennignton (Inciso: la aspirante a actriz), una nanny del Ocean Club que estaba en las cercanías, recordó (Inciso: convenientemente ya que según el sumario esto es imposible que haya ocurrido) más tarde haber oído a la Sra. McCann gritar: “Se la han llevado, se la han llevado. Madeleine no está”

Según los McCann, la policía fue llamada a los 10 minutos, realizando la llamada no después de las 22h15. Según la policía, la llamada fue realizada a las 23h50, siendo registrada la desaparición de Madeleine hacia las “22h40”. (Inciso: Se ha liado. Los McCann dijeron muchas cosas que no son ciertas. Según consta en el sumario, a través de los registros de las llamadas, se efectuaron DOS llamadas a la GNR. La primera de ellas a las 22h40 y la segunda unos 15 minutos después. Aun no sabemos porque tardaron tanto en llamar)

Más tarde, Jane Tanner, una de los Tapas Siete, recordó, haber visto a un hombre transportando una criatura y que iba caminando por la calle que bordea el apartamento de los McCann. El hombre, que nunca ha sido localizado (Inciso: Resulta bastante complicado buscar fantasmas. Teniendo en cuenta que NINGUNO de los Tapas 9 siguió la pista de Miss Tanner, no parece que nadie la considerase como CREIBLE), fue descrito como de 1,70m de estatura y de entre 35 y 40 años. El jefe de policía Olegario de Sousa dijo que la descripción encajaba con la de un sospechoso buscado por la policía española por el secuestro de dos niños en las Islas Canarias (Inciso: Esto es de juzgado de guardia. Como española me siento ofendida de que utilicen a MI policía para encubrir a unos mentirosos).

A pesar de todos los intentos y voluntad la investigación criminal no ha avanzado desde este punto (Inciso: Resulta difícil avanzar luchando contra personas como la que escribe este artículo... y demás)

Pruebas vitales pueden haberse perdido porque los científicos forenses no empezaron recogiendo muestras del apartamento hasta después de varios días, después de que docenas de personas e incluso perros de la policía hubieran pasado por la escena del crimen (Inciso: Otra mentira)

La Policía Judiciaria siguió dos líneas de investigación, según los medios de comunicación portugueses (Inciso: Que un periodista que tiene a su alcance el sumario oficial desde hace casi un año, cite como fuente a otro periódico resulta cuanto menos VERGONZOSO. Sr. mío haga su trabajo y deje de escribir basura como esta). Una era que Madeleine había sido secuestrada por una red de pedofilia; y la otra que había sido secuestrada por delincuentes que trabajaban para una red de adopciones. (Inciso: Este hombre nos toma el pelo. La teoría de la red de pedofilia no fue contemplada por ABSURDA. Se investigó el avistamiento de Miss Tanner y la implicación de los McCann. Esas fueron las dos líneas principales de investigación. La primera quedó descartada por el Ministerio Fiscal que reconoció que Madeleine había muerto la noche del 3 de mayo, aunque no habían conseguido pruebas suficientes para acusar a sus padres... Muy distinto a decir que los consideraban inocentes de cualquier implicación.)

Las búsqueda de la zona, incluidas las alcantarillas bajo Praia da Luz, no revelaron nada y, después de 11 días, la investigación se volvió hacia la casa de Jennifer Murat, una emigrante británica que vive cerca del Ocean Club.

Su hijo Robert, ahora de 35 años, que vivía en Inglaterra pero que tiene la doble nacionalidad Luso-Británica y que visitaba a su madre frecuentemente, había estado ayudando a la policía como traductor en la búsqueda de Madeleine (Inciso: Nuevamente error. Robert Murat vivía con PdL con su madre y viajaba frecuentemente a Inglaterra para visitar a su hija, así como para acometer unas reformas en la casa de su abuela... Este tipo está documentadísimo)

Se dijo que el Sr. Murat estaba profundamente preocupado por la desaparición porque, tras su reciente divorcio, había perdido la custodia de su propia hija de tres años, que guarda un sorprendente parecido con Madeleine (Inciso: No estaba divorciado sino en proceso. Tampoco había perdido la custodia, que sepamos).

Una periodista británica, sospechó de los motivos del Sr. Murat e informó a la policía (Inciso: ¿Y no sospechó de las mentiras de los McCann y sus siete amigos?). El 15 de mayo, el Sr. Murat fue arrestado junto con Sergey Malinka, de 22 años, un ruso que lo había ayudado a diseñar una página Web.

Aunque el Sr. Malinka negó haber estado en contacto con el Sr. Murat desde hacía más de un año, los registros de las llamadas de teléfono demostraron que ambos habían hablado a las 23h40 la noche en que Madeleine desapareció (Inciso: El Sr. Malinka no negó tal cosa)

El Sr. Murat fue formalmente nombrado arguido el 15 de mayo. Aunque, ninguna prueba, fue encontrada nunca contra él y fue formalmente exonerado de cualquier implicación el año pasado (Inciso: Sin olvidar que hasta Miss Tanner dijo que se había equivocado cuando lo identificó como el hombre que ella “presuntamente” había visto).

Las semanas pasaron en medio de una cobertura internacional, mucha de la cual estaba basada en falsos rumores (Inciso: ¿Y este artículo está basado en?). Hubo supuestos avistamientos de Madeleine en Marruecos, Argentina y varias lugares de Europa, además de un aparentemente soplo creíble desde los Países Bajos que indicaba que la niña estaba enterrada en una ladera a 14 kilómetros al noreste de Praia da Luz (Inciso: Soplo que fue debidamente investigado y descartado).

Pero nada se encontró, en septiembre, Gerry y Kate McCann fueron formalmente nombrados arguidos por la policía portuguesa, supuestamente después de que se encontrasen rastros de sangre de Madeleine en el maletero de un coche que ellos habían alquilado más de tres semanas después de la desaparición.

“La policía no quería un asesinato en Portugal y toda la publicidad acerca de que no tienen leyes de pedofilia aquí, por eso nos están culpando”, dijo el Sr. McCann en aquel momento (Inciso: Algo que también es mentira).

No había, por supuesto, ninguna prueba contra los McCann. Los análisis conducidos más tarde en Reino Unido a las muestras recogidas en el coche resultaron en inconcluyentes (Inciso: ¿En cuál de los informes emitidos y firmados por vuestros “competentes analistas”)

Aun así, los McCann tuvieron que soportar su estatus como arguidos, y con ellos llegó la sospecha del público (Inciso: las sospechas del público llegaron mucho antes), hasta julio del año pasado. Los Tapas Siete fueron reinterrogados y algunos sectores de los tabloides, tanto en Portugal como en Reino Unido, empezaron a correr historias ridículas y totalmente erróneas alegando la implicación de los padres de Madeleine y sus amigos (Inciso: ¿Qué parte de las historias eran ridículas?)

“Ver una portada insinuando que estas implicado en la desaparición de tu propia hija fue increíblemente ofensivo”, dijo el Sr. McCann. (Inciso: ¿Alguien conoce a un culpable que diga “fui yo”?)

“Vimos como la presión sobre los periodistas para producir historia cuando, realmente, no había nada de que informar. Madeleine fue convertida en un negocio y debían conseguir beneficios” (Inciso: ¿Habla quizás de sus padres?).

Más razonablemente, quizás, los McCann fueron ampliamente criticados por haber dejado solos a sus hijos en el apartamento mientras ellos cenaban con unos amigos. El Ocean Club tenía una guardería y un servicio de cuidadoras pero los padres no utilizar ninguna de estas facilidades.

Entonces, el pasado verano, la policía portuguesa admitió que no había pruebas contra nadie y cerró su búsqueda de Madeleine (Inciso: Indicando en este mismo momento que Madeleine McCann había muerto la noche del 3 de mayo).

No obstante, para Kate y Gerry McCann, no puede haber un final de la búsqueda. Una página Web y un grupo de apoyo han sido creados en Reino Unido, junto con un fondo para financiar un esfuerzo mundial para rastrear a la niña. En algún momento, tuvo más de 2 millones de libras. Ahora tiene menos de la cuarta parte de esa cantidad (Inciso: Es que los gastos legales y de imagen de mentirosos sale muy cara)

Por lo menos cinco grupo de investigadores privados han estado implicado en distintos momentos, aunque, el último avistamiento de Madeleine por un tercero sigue siendo el de Miguel Matias, el gerente de un restaurante.

Él vio al Sr. McCann bailando con su hija risueña mientras la familia cenaba en el restaurante Paraíso el 3 de mayo de 2007 (Inciso: Otra mentira. Madeleine pasó la tarde en la guardería, al igual que sus hermanos gemelos, mientras los McCann disfrutaban de su tiempo libre con actividades lúdicas. Madeleine McCann merendó con los demás niños de la guardería en el Tapas Bar... Tal como consta en el sumario.)

Desde entonces... nada.

Los periodista británicos preguntan ahora cuánto tiempo Maddie –un nombre que sus padres nunca usan (Inciso: Algo que también ha sido demostrado que es mentira) – continuará ocupando espacio en sus páginas.

Aunque, dos personas, están determinadas a no darse por vencidas: Gerry y Kate McCann (Inciso: Van listos. Afortunadamente somos muchos más de dos los que no pensamos irnos a ninguna parte hasta que estos nueve cuenten LA VERDAD). “Como padres de Madeleine, no podemos y no dejaremos de hacer todo lo que está en nuestras manos,” dijeron en una declaración esta semana (Inciso: y la anterior, y la anterior a esa...)

“Con la aproximación del segundo aniversario del secuestro (Inciso: presunto) de Madeleine, seguimos centrados en nuestro objetivo – encontrar a Madeleine y traerla de vuelta a casa sana y salva.

“La búsqueda de Madeleine continúa con la misma fuerza y determinación y, afortunadamente, hay muchas personas que continúan ayudando de muchas formas (Inciso: De los que trabajan para los McCann ninguno lo hace GRATIS).

“La reducción de las noticias en los medios de comunicación no significa una falta de esfuerzo – muy lejos de eso. Por el contrario, la búsqueda de Madeleine sigue con renovado vigor y gran experiencia.

“Hemos trabajado muy duro de forma sigilosa y persistente: explorando todos los posibles caminos en orden a conseguir esa información clave. Alguien, en alguna parte sabe donde está Madeleine.

“Es imposible que ignoremos el día a día del dolor de la desaparición de Madeleine pero persiste un hecho muy importante y positivo – a pesar de todo el trabajo de investigación realizado, todavía no hay absolutamente nada que sugiera que Madeleine haya sufrido algún daño y, por lo tanto, un posibilidad real de que Madeleine esté viva y bien.

“Es vital que nunca, nunca nos demos por vencidos en la búsqueda de Madeleine”.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí
Artículo distinguido con el "Premio urinālis