martes, 21 de abril de 2009

Caso Madeleine McCann – PJ investigó la vida de predadores sexuales en el Algarve

Correio da Manhã - Edición impresa

Pedófilos portugueses divulgados en el caso Maddie

La PJ investigó a 15 delincuentes sexuales de la ciudad de Portimão en el caso Maddie. Todos están reinsertados y solo uno se encontraba en esa fecha nuevamente preso. Al contrario de los pedófilos ingleses investigados en este proceso, cuyos miembros están protegidos por el secreto de sumario, los datos de los portugueses son públicos.

La decisión de retirar a los predadores ingleses del dossier del proceso no fue aplicada a los casos que implicaban a ciudadanos portugueses. En el primer volumen, hay un informe de una diligencia externa en la que la PJ realiza un exhaustivo análisis de la vida de 15 individuos que residen en Portimão y que han sido investigados por prácticas sexuales con niños o adolescentes.

En lo que concierne a los pedófilos portugueses, seis investigadores siguieron la pista de los sospechosos y comprobaron si era posible o no que estuvieran implicados en la desaparición de la niña. En ninguna de las situaciones se descubrió ninguna pista y las autoridades verificaron que todos ellos residen en Portimão –excepto uno, que estaba en prisión- y estaban reinsertados.

Incluso hubo un caso, en una inmobiliaria, donde el dueño y un empleado ya han estado implicados en casos de pedofília. Pero ninguno de ellos había estado en Luz la noche del 3 de mayo, la fecha en que Maddie fue vista por última vez.

Aparte de esa información de servicio que fue recopilada por la PJ, otros predadores sexuales fueron investigados. Algunos de ellos portugueses, pero también ingleses, que fueron denunciados por varios motivos.

Intercambio de información

Cuando se mencionó la posibilidad de que el proceso fuese archivado –con la interrupción inmediata del secreto de sumario- los ingleses corrieron a Portimão. Requirieron ante el tribunal, que algunas partes del proceso permanecieran bajo secreto, defendiendo que debería prevalecer esta medida en todo lo relacionado con el intercambio de información entre ambos países. Los datos que implicaban a los pedófilos era una de esas preocupaciones. Los requerimientos fueron concedidos y el dossier fue guardado en la oficina del fiscal responsable del caso.

Los algarveños quieren que la lista se haga pública

Los algarveños están indignados por el hecho de que la lista de pedófilos ingleses que residen en el sur de Portugal sea ocultada a la PJ. El sentimiento generalizado es que por lo menos las autoridades nacionales deberían tener acceso a la lista con los nombre de los individuos condenados.

Este es el caso de Carina Encarnaçao, de 24 años y estudiante en la Universidad del Algarve, que dice que “la policía debe tener conocimiento sobre este asunto, tiene que ser divulgado”.

Por otra parte, António Vasco, un entrenador personal, de 39 años, cuando fue confrontado con la información que avanzó CM en su edición del domingo, estaba sorprendido y “sin palabras”, incluso más ya que, tal como menciona, “la obligación de la PJ es saber de todo”. Con opiniones bastante firmes sobre el asunto, también considera la posibilidad de que si la lista está siendo retenida por la Oficina del Fiscal General, es porque “el fiscal probablemente no quiere que la lista sea conocida”. Y no puede entender la razón de tanto secreto.

Para Verónica Soares, de 23 años, una estudiante, “no tiene sentido que en un tema de tanta importancia, a la PJ se le niegue el acceso a esta información”.

Para Joaquin Amaral, de 80 años, retirado, este no es un caso “extraño”, lo que dice con alguna ironía.

“En cada dos ingleses, hay tres pedófilos”, dice, en tono crítico sobre los súbditos de Su Majestad. Y por lo tanto, “es obligatorio que la policía tenga acceso inmediato” a las pruebas, defiende.

Los padres facilitan la teoría del secuestro

La teoría del secuestro, que fue inmediatamente facilitada por los padres, estaba basada en la posibilidad de que la pequeña niña pudiera haber sido secuestrada por un pedófilo.

Se evaluaron todas las posibilidades por la Policía Judiciaria, pero nada fue confirmado. Ningún sospechoso fue encontrado, viviendo en el Algarve, que hubiese cruzado su camino con Maddie. Incluso hubo un caso de un pedófilo inglés que aseveró que el secuestro por motivos de pedofília era imposible, porque la pequeña niña era demasiado joven.

La PJ intentó recoger vestigios en el dormitorio

La Policía Judiciaria recogió varios vestigios en el Ocean Club, en el pueblo de Luz.

Los técnicos buscaron huellas, ADN, pero nada fue encontrado. El único vestigio que fue encontrado en el dormitorio de donde desapareció Maddie, coincidía con otro niño que había estado de vacaciones allí, unos meses antes.

Perfiles encajan en sospechas

Los perfiles de Robert Murat y Sergey Malinka resultaron una correspondencia “perfecta” como sospechosos potenciales del secuestro de Maddie.

Robert Murat era el traductor demasiado solícito que incluso intentó, en un momento dado, averiguar datos del proceso durante los interrogatorios a los que asistió. Por otra parte, un testigo que dice que él lo conocía desde niño, también habló sobre sospechas de abusos sexuales, lo que condujo a la PJ a admitir que él podría formar parte de una red de pedofília.

Su amigo ruso, Sergey Malinka, con quien había contactado la noche en que la pequeña niña inglesa desapareció, también tenía un pasado que levantó serias dudas entre los investigadores portugueses. En las grabaciones telefónicas de las que fue objeto, la Judiciaria incluso admitió que Malinka podría estar manteniendo una relación con una menor de edad.

En aquel momento, los expertos ingleses aseveraron que ambos encajaban en el perfil de un posible predador sexual.

Datos

Perros ingleses – Las pruebas que fueron recogidas por los perros que detectaron olor a cadáver y restos de sangre fueron enviados enviadas al laboratorio inglés, que es considerado como uno de los mejores del mundo. Pero los expertos nunca consiguieron determinar con precisión a quien pertenecía el ADN recogido, aunque era similar al de la niña inglesa.

Colaboración inicial – Durante los primeros meses, los ingleses demostraron una colaboración casi sin límites con la Policía Judiciaria. Pero después de que los padres de Maddie fueron nombrados arguidos, el descontento con la investigación se hizo visible.

Aniversario – El aniversario de la desaparición de Madeleine no será celebrado en Praia da Luz. Los padres, Kate y Gerry, eligieron participar en un programa de la televisión americana.

Medidas preventivas – Algunos de los sospechosos de pedofília ingleses hablaron con las autoridades inglesas para informarles sobre sus actividades los días anteriores y posteriores a la desaparición de Maddie. Lo hicieron de forma preventiva.

Dossier bajo llave – El dossier que contiene los datos de los pedófilos no es accesible, ni siquiera para la PJ, que podría utilizar los datos para investigar casos en los que están implicados niños portugueses.
..................................................................................................................

Un comentario personal de astro sobre este artículo

He comprobado mi copia del DVD y el hecho es que encontré una mención de la diligencia que implica la investigación de pedófilos en la zona de Portimão, en el índice que está publicado en la página 4.518 del proceso (Volumen XVII)


Pero también es un hecho que en mi copia del DVD, que es similar a la entregada a los periodistas durante el verano de 2008, omite las páginas 293 a 300 en el Volumen II, donde supuestamente está publicada la información sobre los pedófilos portugueses.

Añado esta información en aras a tener una información completa, no para refutar el artículo del Correio da Manhã en modo alguno.

Traducción de Mercedes

Con nuestro agradecimiento a astro y Joana