miércoles, 8 de abril de 2009

Caso República Bananera - Scotland Yard de nuevo en la mira por una muerte cerca de protesta anti G20


AFP


LONDRES (AFP) — Scotland Yard volvió a estar en la mira el miércoles por un video que muestra a un policía derribando brutalmente a un transeúnte que luego murió de un ataque cardíaco, durante las protestas de la semana pasada contra el G20 de Londres.

El incidente se produce casi dos años después de la muerte del brasileño Jean Charles de Menezes, acribillado en el metro de Londres por agentes de Scotland Yard que lo habían confundido con un terrorista.

Una comisión independiente encargada de examinar las demandas contra la policía, la Independent Police Complaints Comission (IPCC), está trabajando ahora para esclarecer la muerte de Iam Tomlinson, de 47 años, que el miércoles 1 de abril murió de un ataque al corazón cuando regresaba del trabajo durante las protestas contra la cumbre de potencias industrializadas y emergentes (G20).

El video, divulgado el martes por el diario The Guardian, muestra a Tomlinson caminando despreocupadamente, con las manos en los bolsillos, seguido de cerca por policías antimotines con perros, fuera de los cordones establecidos por las fuerzas de seguridad en torno a los manifestantes.

Los policías parecen conminarlo a apurar el paso, antes de que uno de ellos lo empuje violentamente por la espalda, haciéndolo caer. Tomlinson permanece un momento sentado, parece maldecir a los policías, y se levanta con ayuda de otros peatones. Poco después, muere de un paro cardíaco.

Las imágenes, filmadas según The Guardian por un aficionado neoyorquino, llevaron a la familia de Tomlinson a reclamar una investigación penal.

Paul Stephenson, el patrón de Scotland Yard, reconoció que el video era "preocupante" y prometió una investigación cabal sobre lo ocurrido.

"Las imágenes difundidas son claramente preocupantes y es absolutamente justificado y apropiado que se investigue el caso y que la Met (ndlr: Metropolitan Police, es decir Scotland Yard) respalde completamente (la investigación)", afirmó Stephenson en un breve comunicado.

La ministra británica del Interior, Jacqui Smith, expresó su deseo de que "se den respuestas lo más rápido posible".

Según un portavoz del opositor partido Liberal-demócrata, David Howarth, "el video muestra claramente un ataque no provocado por parte de un policía contra un transeúnte. Es asqueroso".

"Debe haber una investigación criminal a fondo. El oficial involucrado y los otros agentes que aparecen en el video deben ser inmediatamente apartados" de sus funciones, sostuvo Howarth.

La IPCC indicó que estudiará el video como parte de las investigaciones de lo ocurrido.

"Vamos a evaluar esto con otras declaraciones y fotografías que ya han sido presentadas", indicó un portavoz de esa comisión.

The Guardian dijo que el policía también aparece en el video golpeando por detrás en la espalda a Tomlinson con un bastón, aunque esa imagen no se veía claramente en el material difundido.

La policía dijo que en ese momento fue alertada por un transeúnte de que Tomlinson se había caído y no respiraba y que varios manifestantes les lanzaron botellas mientras trataban de reanimarlo.

Tomlinson fue declarado muerto poco después en un hospital.

Su familia pidió que quien haya visto cómo murió brinde información al respecto.

El hijo de Tomlinson dijo que el video planteaba muchas preguntas sobre la muerte de su padre. "Queremos respuestas", dijo Paul king, de 26 años.

La muerte de Ian Tomlinson se produce casi dos años después de que agentes de Scotland Yard acribillaran de siete balazos en la cabeza en el metro de Londres al brasileño Jean Charles de Menezes, un electricista de 27 años al que confundieron con un terrorista tras los atentados de Londres.

Ningún policía fue procesado por su muerte. Scotland Yard sólo fue hallada culpable de "infringir las leyes de salud y de seguridad pública" y obligada a pagar una multa de 175.000 libras (350.000 dólares).

Para hacer comentarios: Aquí