sábado, 11 de abril de 2009

Matéria de facto - Medidas preventivas

Correio da Manhã

Después de un prolongado silencio, a pesar del aumento de la delincuencia, aunque con excelentes resultados en la diminución de la población delictiva, datos que nos enorgullecen cara a nuestros socios europeos, el Sr. Ministro de Justicia dice que esta suerte es: una nueva definición de las prioridades en la lucha de la delincuencia.

Un catálogo que no tiene nada de innovador y no contribuirá en nada a la disminución de la delincuencia. Estamos camino de la sur-americanización, es solo una cuestión de tiempo. Mejor sería que el Sr. Ministro, que parece adepto a los archivos prematuros, contratase a cierto portavoz inglés que, de forma brillante, ha manipulado a los medios de comunicación de su país en defensa de un matrimonio que está disfrutando con la justicia portuguesa. No teniendo dinero para tanto, podría el Ministro seguir el ejemplo de la agencia, que, de forma preventiva, al prohibir a los empleados de los establecimientos públicos usar zapatos de tacón, ropa interior oscura, vaqueros (¿ajustados?) y perfumes agresivos, ciertamente está evitando delitos como el asedio sexual y quizás violaciones.

Poco importan los negocios en la adquisición de los primeros establecimientos públicos, cuya investigación parece estar aun en marcha, es necesario prevenir, con una imagen donde no se exigen mangas –de alpaca (Inciso: Mamífero rumiante, de la misma familia que la llama, propia de América Meridional y muy apreciado por su pelo, que se emplea en la industria textil)- porque la crisis solo es profunda para algunos y la modernización no se compadece de las modas pasadas.

Gonçalo Amaral

Traducción de Mercedes