jueves, 14 de mayo de 2009

Caso Madeleine McCann - Dos años después de la desaparición de Madeleine en Praia da Luz, Kate y Gerry insisten en que su hija fue raptada

TV Mais – Edición impresa

“Maddie: Dos años de Angustia” es el nombre del documental emitido el día 12 de mayo por SIC, mostrando la versión de los McCann de lo que sucedió la fatídica noche del 3 de mayo de 2007 y también cómo ha sido la vida del matrimonio desde la desaparición de su hija mayor. El documental de 50 minutos, filmado en Inglaterra y Portugal, fue emitido en nuestro país el día en que la niña británica cumpliría 6 años.

El día a día de los McCann

Según Kate y Gerry, la vida sin Maddie no ha sido fácil. Padres de los gemelos Amelie y Sean, de 4 años de edad, intentan vivir dentro de la normalidad, manteniendo vivo en el seno de la familia la idea de que Madeleine va a volver.

“Los gemelos acostumbran a decir que, cuando vuelva su hermana, van a compartir los juguetes”, cuente Kate, que optó por dejar su empleo como médica de medicina general para cuidar a sus hijos.

Gerry ha vuelto a su función de cardiólogo en un hospital de Leicester. “Volví a trabajar, aunque no estoy curado, estoy adaptado. Vivimos con la hipótesis de que Maddie va a volver, lo que hace el día a día menos malo, aunque sigue siendo muy doloroso”, explica el patriarca de la familia.

Detectives británicos continúan la investigación

Actualmente, no ha ninguna fuerza policial oficial buscando a Madeleine, ni en Portugal ni en Inglaterra. Solo, dos detectives británicos pagados por fondo Find Madeleine continúan la investigación. Dave Edgar y Arthur Cowley defienden que la niña habría sido secuestrada. “Nos basamos en la teoría del rapto. Creemos que fue un individuo relacionado con Praia da Luz”, explican los detectives. Kate y Gerry tienen la certeza de que su hija mayor fue robada. “No hay nada que nos diga que ella no está viva”, dice el padre de Maddie.

Las incongruencias del documental

En cierto momento del relato de los hechos, Kate afirma que cuando vio la habitación, ya después de la desaparición de su hija mayor, se dio cuenta que los gemelos miraban la cama vacía de su hermana. En otro momento del documental, la médica dice que no encendió la luz para ver lo pasaba para no despertar a sus hijos. Al final, ¿estaban despiertos o dormidos?

Otro de los pormenores que sorprende a los portugueses es el hecho de que los padres no entraran en los dormitorios, cuando iba a vigilar a los niños.

Matthew Oldfield, el amigo del matrimonio responsable de hacer la ronda en las habitaciones de los niños en esa media hora, se arrepiente de no haber entrado en la habitación de Maddie, Sean y Amelie. Según el inglés, los padres iban a los apartamentos pero solo prestaban atención al ruido, o sea, solo entraban en las habitaciones si los niños estaban llorando. Gerry se culpa por esto. “Nos masacramos por no haber estado con ella cuando desapareció”, reveló



Casos de policía - Por Hernâni Carvalho

El análisis del psicólogo forense Paulo Sargento

El documental McCann

La pretendida reconstrucción de los hechos ocurridos el 3 de mayo de 2007, cuando desapareció Maddie, no tiene más que algunos minutos. Después, lo que se puede ver es a una familia feliz…

Kate McCann vio la ventana abierta. Así empieza el documental de los McCann. Para decir la verdad, dicha ventana fue abierta por la propia Kate, conforme quedó probado por los análisis lofoscópicos (huellas digitales) realizados por la PJ a las ventanas del apartamento 5A, del Ocean Club, en Praia da Luz. Así comienza el documental que SIC emitió el martes pasado.

De la pretendida reconstrucción, vimos, al final, menos de cinco minutos. Aunque se vio a una familia feliz. Perfecta. Kate pinta con los gemelos, los patos y los caballos. Pela patatas y recibe a Gerry cuando este llega al final de un día de consultas médicas. Por si las dudas, incluso vimos a los pacientes del padre de Maddie. Kate también era médica a tiempo parcial, aunque ahora solo cuida de sus hijos. Cosas de la vida de los matrimonios cumplidores y perfectos.

Ahora, los McCann protegen a los gemelos. Cuando andaban por medio mundo buscando a Maddie, podía verse la cara de los gemelos. Incluso el día en que aterrizaron en Inglaterra, llegados de Faro con honores de Estado, sin siquiera haber sido sometidos a ninguna inspección en el aeropuerto, como le sucede a todo el mundo. El documental, McCann es una obra de arte de cómo hacer televisión. En cuanto a la coherencia de los hechos emitidos, ya no lo es tanto.

Tvmais vio el documental McCann en compañía del psicólogo forense Paulo Sargento. Grabamos sus comentarios.

Paulo Sargento: Como era de prever, la anunciada reconstitución de los McCann constituye un lavado de imagen, en mi opinión, desastrosa.

En buena verdad, no se atrevieron a llamar “reconstitución” a la producción…

P.S: Sí, aunque dejaron ver la idea de que se trata de un documental que ofrece nuevas pistas”.

¿Y lo consiguieron?

P.S.: No. Porque ni los actores sirvieron en el intento ni la reconstrucción de la noche de la desaparición de Maddie está completa. Solo utilizaron una actriz para desempañar el inconsistente papel de Jane Tanner.

Tal vez haya otro documental en la manga…

P.S.: Solo sí… Fíjese en Matthew Oldfield, se representó a si mismo, en un momento muy fugaz, Gerry McCann dio consejos y poco más. No deja de ser bizarro que el documental dedique menos de una décima parte del tiempo total (50 minutos) a la reconstrucción.

¿Y qué opina del testimonio de Jane Tanner?

P.S.: Poco creíble. El supuesto raptor camina lentamente, en una zona demasiado iluminada (debajo de la farola de la calle), como para que Jane Tanner no pudiera recordar ninguna facción del rostro. Y, a pesar de todo, recuerda pormenores tan difíciles como el color de los pantalones, de la chaqueta y el tipo de zapatos.

¿Y los testimonios de las cinco personas que avistaron al hombre “feo”?

P.S.: Interesante que ese hombre solo haya sido avistado por ingleses y, casi exclusivamente durante el día.

Los Smith lo avistaron a las 21h50.

P.S.: Sí. Pero un lugar y dirección opuestos a los referidos por Jane Tanner. Pero más curioso es el hecho de la testigo que dice que “no parece un turista”, llevando en brazos “una niña de pelo largo y rubio”. Impresionante. Una niña con aire inglés, llevada en brazos por alguien que no tenía pinta de turista. El tal hombre feo…

Además del hecho de que solo fuera avistado por ingleses, durante el día, con una chaqueta negra (y no marrón como el de Jane), aparece demasiado pronto en la historia. El primer testimonio es de 29 de abril y uno de los detectives tiene una frase lapidaria: “Alguien anduvo vigilando el apartamento durante una semana o más”. Ahora bien, si Maddie desapareció el 3 de mayo y los McCann llegaron el 29 de abril…, a esto se le llama ¡MENTIRA!

En el documental, hay un nuevo dato. Gerry, Kate y Matthew admiten no haber entrado siquiera en la habitación de los niños y dicen que estaba demasiado oscuro para ver con claridad si Maddie, estaba o no.

P.S.: Ahí Gerry se traiciona. Él afirma que, al mirar hacia el interior de la habitación, se acuerda de haber pensado lo bonita que era Madeleine y cuánto la amaba y lo orgulloso que estaba de ser padre de tres niños tan lindos. Gerry dice haber sentido e3so cuando “miró dentro de la habitación”.

Aun así, los detectives dicen tener esperanza…

P.S.: Los detectives no trabajan con esperanza. Los detectives trabajan con métodos hipotético-deductivos, basados en pruebas e indicios.

Por lo menos, ¿pudimos conocer el día a día de los McCann?

P.S.: Ni eso. Es una vida cotidiana DEMASIADO NORMAL para quien sufre una de las mayores desgracias que un ser humano puede sufrir: la pérdida de una hija. Todo huele a artificial y plástico. La relación con los gemelos, la llamada a Jane Tanner, el día a día profesional de Gerry, Kate a su llegada… En fin, una estrategia antigua y bien conocida de promoción de la imagen de familia feliz que, en este caso, se vuelve grotesca. Fíjese en la frase de Gerry McCann: “Somos una familia, una familia feliz, pero incompleta…”.

Aunque lo queramos mucho, ¡no todo es lo que parece!

Traducción de Mercedes