martes, 19 de mayo de 2009

Caso Madeleine McCann – La hoguera de las vanidades

Mike Hitchen

Nunca antes en el campo de la traición a la infancia han sido tantos los demandados por tan pocos, para silenciar tanto.

Al no haber sido capaces de proteger a sus hijos, Kate y Gerry McCann siguen su imparable ahora auto-confesa campaña para proteger sus reputaciones. Han anunciado su intención de demandar al ex jefe de policía portugués Gonçalo Amaral por difamación. Amaral se suma a la creciente lista de víctimas blanco de una acción legal por el Team McCann, que al poco de denunciar la “desaparición” de Madeleine había reclutado la ayuda de abogados caros y de alto perfil para proteger los intereses de los McCann.

En su libro “La Verdad de la Mentira” Amaral ofrece su opinión del caso –una opinión basada en su experiencia personal e implicación en la investigación. No obstante, cuestionar a los McCann u ofrecer opiniones críticas de Kate y Gerry y sus irresponsables, cuestionables y desconcertantes actos es activa y vigorosamente desalentador. Intenta publicar un comentario contrario en un periódico británico y no importa lo educado o bien escrito que esté ese comentario, es muy improbable que sea publicado. Solo los “corazones sangrantes” pueden escribir en lo que respecta a los medios de comunicación.

El Daily Mail informa “quieren forzar al “pulping” (reducir a pasta de papel) el libro”. Su objetivo es forzar que el libro sea retirado de las estanterías en Portugal y detener su publicación en América, (un mercado que una vez intentó controlar Gerry) y silenciar a Amaral – el hombre que podría saber demasiado.

El Descabellado Ejército McCann habiéndose abierto camino a paso de ganso (Modo de desfilar: Pierna extendida, sin doblar la rodilla para mostrarle al mundo la superioridad y fuerza de su ejército) al resort portugués que quería ser dejado en paz, únicamente para filmar su propia versión edulcorada McCann de los hechos, quieren silenciar ahora y reducir a pasta (de papel) cualquier voz disidente. Amaral tiene el mismo derecho de expresar sus creencias respaldadas por información creíble, que los McCann a expresar sus creencias respaldadas por testimonios cambiantes, contradicciones y una lista interminable de sospechosos de tebeo y falsos avistamientos informados por “testigos” dudosos.

Los McCann han incluido a sus hijos como demandantes en la acción. Al igual que Madeleine que fue puesta bajo tutela judicial poco después de su desaparición, los gemelos más pequeños a quienes ella (Madeleine) cuidó cada noche de las vacaciones familiares también están incluidos.

El Team McCann explica, “Sean y Amelie necesitan protección ya que se preparan para empezar en el colegio este otoño”. Aunque los McCann en persona han utilizado constantemente a Sean y Amelie como herramientas de marketing para ablandar los corazones en su campaña para llamar la atención de cuan deseosos están de hacer lo que sea para encontrar a su hija – siempre que esto solo implique reuniones con celebridades de alto perfil, pelotas y recoger a amigos en el aeropuerto de Portugal mientras los lugareños buscaban a Madeleine.

Virtualmente cada artículo que se publica ahora sobre los McCann, incluye referencias estratégicas a Sean y Amelie. He perdido la cuenta del número de veces que un obediente periodista ha comentado sobre el “sorprendente parecido” de Amelie con Madeleine.

Si querían proteger a los gemelos deberían haber empezado haciéndolo antes y de forma más eficaz – pero nuevamente, los queridos Kate y Gerry han demostrado un triste historial en la protección de sus hijos. Si no lo hubieran hecho, ahora habría una pequeña niña llegando a casa para contarle a mamá y papá lo que había hecho hoy en el colegio.

Siempre y cuando, los hubiera cogido antes de que salieran a cenar con los amigos.

Escrito y publicado por Mike Hitchen

Traducción de Mercedes

La Hoguera de las Vanidades