lunes, 18 de mayo de 2009

Los ingleses quieres la dimisión de Lopes da Mota

Duarte Levy..

Português - English

El anuncio de la apertura en Portugal del proceso disciplinario a Lopes da Mota por indicios de presiones sobre los investigadores del proceso Freeport no ayuda a las ya difíciles relaciones con los investigadores británicos del Serious Fraud Office (SFO). Miembros de ese organismo inglés que investiga casos de fraudes graves, concretamente el caso Freeport y su relación con Portugal, dijeron a 24 horas que “no quieren ningún contacto con el presidente de Eurojust” hasta la conclusión de la investigación.

A pesar de que esta aun no es la posición oficial del gobierno británico, los miembros del SFO siguen sin confiar en el portugués que anteriormente había sido acusado de “crear inmensas dificultades” en el tratamiento del caso Freeport con las autoridades portuguesas. El contenido de un documento interno del SFO, como ya reveló 24horas, describía al procurador-general adjunto y presidente de Eurojust como una persona “competente” aunque muy “poco decidido a hacer avanzar el caso”.

José Luís Lopes da Mota es además citado por su relación con otros casos donde el organismo europeo Eurojust tuvo un papel determinante en las relaciones entre las autoridades judiciales de dos países, concretamente los casos Freeport y Maddie. Investigaciones consideradas como políticamente muy “sensibles” por los gobiernos de Lisboa y Londres y en las cuales el papel del portugués ha sido objeto de algunas críticas.

Tanto en el caso Freeport como en la investigación sobre la desaparición de Madeleine McCann, dos casos ligados a Reino Unido, los investigadores se quejaron de haber sido objeto de presiones políticas y diplomáticas.

PGR y DCIAP mantienen la confianza en el magistrado

Cándida Almeida, directora del Departamento Central de Investigación y Acción Penal (DCIAP), confirmó ayer que el Procurador-General de la República, Pinto Monteiro, “no perdió la confianza en Lopes da Mota a pesar de su decisión de iniciar un proceso disciplinario por indicios de presiones sobre los investigadores del proceso Freeport.

La directora del DCIAP, destacando la presunción de inocencia que debe beneficiar a Lopes da Mota, defendió la manutención del portugués en funciones en ese organismo europeo ya que su destitución, antes de serle aplicada “cualquier sanción”, “podía decapitar un departamento tan importante como Eurojust”.

Mientras discurre el proceso disciplinario, dos partidos de la oposición han anunciado su intención de llamar a Lopes da Mota a explicarse ante la Asamblea de la República. El CDS-PP, a través del diputado Nuno Melo, afirma que lo “hará todo” pronto para oír al presidente de Eurojust, obrando de igual manera el Bloco de Esquerda.

→ El artículo publicado hoy en 24horas, viene firmado por error por mi colega Miguel Marujo.

Duarte Levy

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí