lunes, 25 de mayo de 2009

Ridiculizados: El Director de la PJ dice que nadie se toma en serio a Marino Pinto

i

Por Pedro Días,

El Colegio de Abogados se encuentra en guerra civil. Sin embargo, la destitución del Presidente es jurídicamente dudosa

"Pero hubo una condena por tortura?". Perplejo, el Director Nacional de la Policía Judicial, Almeida Rodrigues, reacciona así a la polémica acusación del presidente del Colegio de Abogados, Marinho Pinto, en el marco del caso Joana. Después de la condena de los inspectores, el presidente dijo que estaba "satisfecho" por haber "comprobado lo que se temía:" que hay tortura en los locales de la PJ. «Todavía más, Almeida Rodrigues, dijo que el presidente tiene "su propio estilo y que nadie se lo toma en serio."

No sólo son los policías los que miran a Marino Pinto y no quieren creer lo que oyen. En el Jornal Nacional de TVI del viernes, la furia del presidente contra Manuela Moura Guedes se convirtió en el “hit” del momento dentro y fuera del grupo. "La mejor tele-realidad del siglo XX, XXI y XXII", dijo José Miguel Judice. El Colegio de Abogados vive en un clima de guerra civil y los abogados contactados dicen que las declaraciones del presidente se están pasando del límite. Se está haciendo una petición para convocar una asamblea general para llevar a la "destitución inmediata" al presidente y "designar una comisión administrativa para gestionar los destinos de la Orden hasta la toma de posesión de los nuevos órganos elegidos".

Pero cada vez son más los que afirman haber perdido la confianza en su representante, la sustitución en la mitad del mandato a través de una asamblea general no está prevista en los estatutos, dejando al grupo con las manos atadas durante “un proceso de desacreditación en curso " de la profesión.

"La Asamblea General tiene dudosa legalidad y sería un tiro en el pie, llevando a una vía sacra interminable de disputas e impugnaciones en el Tribunal", dijo su predecesor en el cargo, Rogério Alves. La opinión es compartida por Antonio Serra Lopes. El abogado admite haber votado a Marino Pinto, pero subraya que "la experiencia está demostrando ser desoladora".

"Nunca he asistido a nada igual. Tira en todas direcciones, incluida la de los jueces. Es como un niño que le escupe al maestro. La situación es grave y en este momento pone en causa el equilibrio de poderes en la propia sociedad portuguesa", dice. Para Serra Lopes, apenas hay una solución: esperar que uno de los cuatro procedimientos disciplinarios contra el presidente tengan como resultado un castigo mayor que el de una advertencia, lo que produciría directamente la salida del cargo de Marino Pinto. "El problema es que, como la sociedad en general, la Orden está contaminada por el virus de la lentitud."

Todas las demás opciones, no parecen ser... una opción. "El estatuto de la Orden está mal hecho. Ya que, el legislador no preveía una situación en la que el cargo estuviera ocupado por una persona que perdió su tino. Sospecho que está perturbado", dijo el abogado.

Ya Rogério Alves cree que si la sustitución por la asamblea general es "legalmente cuestionable", los procedimientos disciplinarios "no pueden servir a fines políticos." Por lo tanto, para el ex-bastonário, no hay otra opción sino respirar hondo y esperar a las próximas elecciones, dentro de un año y medio. Hasta entonces, pide "sentido común" dentro de la Orden, pidiendo a sus colegas que "tengan vergüenza, serenos los ánimos y que los egos monstruosos aprendan a convivir en la divergencia."

"Tenemos que acabar con esto, con estas represalias de adolescentes. Tienen que cambiar de camino, terminar con las pataletas de patio de recreo, arreglarse la chaqueta, enderezar las gafas y comportarse como personas ya crecidas. Y esto empezando por el bastonário, que es el principal responsable ", dice.

Proença de Carvalho afirmó que "la situación es preocupante y no hay ningún ejemplo en toda la historia de la Orden", pero prefiere no pronunciarse sobre cuál sería la mejor salida para el problema.

José Miguel Judice es muy escéptico sobre el futuro ", Marino Pinto destruyo la orden. Y no es recuperable. Hay un cierto tipo de acontecimientos que destruyen las estructuras. Fue demasiado lejos." Para el ex bastonário, "se ha perdido el prestigio". Judice admite que promover una asamblea para destituir al presidente puede ser "jurídicamente discutible", pero afirma que la mejor manera sería dimitir por su propia iniciativa. "Si yo fuera presidente y viese que la mayoría de los consejeros de distrito no me apoyaban, me iría. Si yo pensaba que la asamblea no era representativa, continuaría." Sobre la "prestación" de Marino Pinto el viernes pasado, en TVI, Judice dice: "Estuvieron el uno a la altura del otro, un? partido? Empate. Perdió ella y perdió él. Una especie de combate de boxeo en el que al final caen los dos por? KO? ". Con A.S.L.

Traducción de Mila

Para hacer comentarios: Aquí