martes, 16 de junio de 2009

Caso Madeleine McCann – Maddie: unas notas breves

Paulo Sargento

Hace algunos días estuve con Gonçalo Amaral en las “Tardes da Júlia”. El matrimonio McCann anunciaba, días antes, su intención de procesarlo y un nuevo, aunque ya antiguo, sospechoso entró en escena – Raymond Hewlett. En ese programa, además de intentar demostrar lo ridículo que era el hecho de intentar conseguir sospechosos para un retrato robot que intenta representar a un raptor sin que existan pruebas de un rapto, también llamé la atención sobre el hecho de la exposición de un ciudadano y el intento de entrevistarlo cuando, para colmo de males, está enfermo y en estado terminal, lo que constituye un delito contra los Derechos Humanos. A este propósito, se están llevando a cabo algunas gestiones para llamar la atención del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y Amnistía Internacional. Espero que, dentro de algunos días, los investigadores privados del matrimonio McCann presenten cuentas de sus “investigaciones” ante las autoridades competentes.

En ese programa también hablé de la probabilidad de que este sospechoso pudiera constituir una especie de “tabla de salvación” de la teoría del rapto en la medida en que sería cómodo que alguien, en su lecho de muerte, pudiera confesar un crimen, a cambio de ya se sabe que… de garantías para apoyar a una familia… Mientras tanto, los medios británicos afirman que los McCann temen que el “pedófilo convicto” (como le han nombrado) lleve su secreto a la tumba. ¿Pero qué secreto? ¿El suyo? ¿El de quién?

Finalizo con otra nota breve. En ese mismo programa, dije que el hecho de que el matrimonio McCann procesara a Gonçalo Amaral era contra-intuitivo y no era habitual en las célebres estrategias de ataque anglosajonas, donde se ataca, primero, a los pequeños para, con eso, avisar e intentar disuadir a los Grandes. Sería, por ejemplo, con dije, más adecuado procesar en primer lugar a algunos pequeños periódicos o, incluso, a blogueros, con el fin de disuadir a Gonçalo Amaral. Pasados unos días, la periodista Anne Smith (con p minúscula) publica en el “News of the World” una nota violentísima relativa a los blogueros que publican notas contra la tesis del rapto. Hoy, el Periodista Duarte Levy (con P Mayúscula), como es habitual, confirma, en “24 horas”, que los McCann también ven “Tarde da Júlia”, cuando dice que una fuente, ligada a ellos, habló de la posibilidad de procesar, además de a Gonçalo Amaral, a algunos medios de comunicación e, incluso, ¡¡¡algunos blogs!!! ¡¡¡Espantoso!!!

Hasta pronto...

Publicado por Paulo Sargento

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí