miércoles, 3 de junio de 2009

Caso Madeleine McCann - “No fue Gonçalo Amaral quien olisqueó el coche de los McCann”

IOL Diário

Abogado anuncia querella criminal contra los padres de Maddie y el ex inspector confirma nuevos documentos y testigos.


Por: Cláudia Rosenbuschemail

El antiguo coordinador de la PJ de Portimão, Gonçalo Amaral va a avanzar con un proceso criminal contra el matrimonio McCann y su portavoz, así como contra algunos periódicos ingleses.

Según su abogado António Cabrita, quien ya defendió al ex inspector en el caso de las agresiones a Leonor Cipriano, están en causa un delitos de difamación, producidos a los largo de los últimos seis meses, o incluso desde hace más tiempo, “esto si consideramos que está en cuestión un delito continuado”, explicó a tvi24.pt, teniendo en cuenta que el derecho de querellarse prescribe en el plazo de seis meses.

El abogado, que en esta demanda trabajará con sus colegas Henrique Pires Teixeira y Francisco Almeida Garret, admite que aun se está estudiando qué distrito portugués tiene jurisdicción para conocer de la querella contra los padres de Maddie, ya que en el caso de la prensa inglesa, la competencia es del Reino Unido, sede de los medios de comunicación, y donde el antiguo inspector del caso Maddie busca abogado para que lo represente en esta acción.

Gonçalo Amaral, que en declaraciones recientes a tvi24.pt había dicho que “hay cosas que aun no dije” y que iría a los tribunales, como forma de “reabrir el proceso”, este miércoles ha añadido que iba a “presentar pruebas documentales y testimoniales”.

“Hay diligencias que podrían realizarse y mucha gente que aun no ha sido oída”, declaró a tvi24.pt.

El ex inspector afirma que ha sido “difamado por esa gente que incluso me llama incompetente”, aunque admite que “quizás los nuevos hechos no lleven a la reapertura del proceso” sobre la desaparición de Maddie. “Por la forma en que el proceso fue archivado, no se reabre por razones políticas”, dispara.

Finaliza diciendo, que esto a pesar de que los investigadores portugueses e ingleses consideraban, en septiembre de 2007, que se habría producido una muerte y una ocultación de cadáver.”

Entre las declaraciones que Gonçalo Amaral podría considerar difamantes, están, concretamente, aquellas en que Kate y Gerry acusaron al ex inspector de ser un mal investigador, así como que su único objetivo era difamarlos. En el caso de los medios ingleses, Amaral condena las afirmaciones de que, durante la investigación, estaría más preocupado en celebrar almuerzos de tres horas y en beber que en investigar.

Sobre el anuncio de los McCann de exigir una indemnización civil contra Amaral, por las declaraciones producidas en su libro “Maddie: La Verdad de la Mentira”, así como en el documental divulgado por TVI, el abogado António Cabrita afirma no ver “nada difamante” hacia el matrimonio. Incluso ironiza: “No fue el Dr. Gonçalo Amaral quien anduvo olisqueando el coche de los McCann y detectó sangre en el apartamento, sino los perros que incluso tienen su misma nacionalidad.

“Él no acusa a nadie y solo presenta una recopilación de indicios”, agregó, concluyendo que “si en este país, empiezan a censurarse la opiniones, entonces estamos muy mal.”

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí