domingo, 21 de junio de 2009

Caso Madeleine McCann – Nuevo sospechoso clave en prisión

Sunday Express

El artículo original ha desaparecido aunque el texto ha podido ser recuperado de la caché de google

By James Murray and Tracey Kandohla

Los detectives creen que un hombre retenido en una prisión británica con una acusación por asesinato puede tener información vital sobre la desaparición de Madeleine McCann.

Dicen que estaba en el resort portugués de Praia da Luz el día que Madeleine desapareció en mayo de 2007, poco antes de su cuarto cumpleaños.

Los investigadores que trabajan para la familia McCann intentan ahora reconstruir una extensa imagen de sus movimientos en el resort del Algarve en aquel momento.

Están ansiosos por saber si se alojaba cerca del apartamento vacacional de los McCann y si tuvo algún contacto con la familia.

Este sorprendente descubrimiento llegó a raíz de una gran publicidad internacional el mes pasado que incluyó una reconstrucción televisada de la desaparición de Madeleine y un emotivo llamamiento de ayuda por parte de sus padres Kate y Gerry McCann. (Inciso: Llamar reconstrucción a lo que hicieron los afligidos padres es lo que a mí me resulta sorprendente. 4 minutos de los cincuenta fueron dedicados a “engañar” al público con imágenes que no se parecen en nada a las declaraciones oficiales que constan en el sumario)

El hombre que se encuentra en el centro de atención no puede ser identificado por razones leales porque se encuentra en la cárcel acusado de un asesinato que tuvo lugar en este país. (Inciso: Sí, parece que solamente es lícito nombrar a moribundos que se encuentran en el extranjero, así como a su mujer y cinco hijos, todos ellos nombrados por la prensa británica y sabuesos de la familia).

El detective retirado Dave Edgar, quien lidera la investigación de los McCann, quisiera entrevistarle para preguntarle sobre sus movimientos en Portugal pero reconoce que puede que no tenga la oportunidad de hablar con él hasta después de su juicio. (Inciso: Que no se preocupe Mortadelo, si este hombre fuese de algún interés “para la investigación” ya lo interrogarán las autoridades británicas competentes, teniendo en cuenta que a día de hoy siguen “apoyando” la investigación portuguesa y son los responsables de hacer llegar a la PJ cualquier “nueva pista” que pudiera ayudar a “reabrir el caso”)

El Sunday Express puede revelar que es uno de los siete sospechosos potenciales que el Sr. Edgar intenta descartar de su compleja investigación. (Inciso: ¿Compleja? De momento solo han hablado de personas que constan en el sumario, personas que ya han sido investigadas y descartadas. Si esto es una “operación compleja” para los sabuesos, los McCann deberían ir pensando en sustituirles por personas algo más “cualificadas”).

Ha estado recientemente en Praia da Luz intentando comprobar la coartada de un pedófilo británico que se parece sorprendentemente a la descripción de un hombre visto vigilando estrechamente el apartamento de los McCann poco antes de que Madeleine desapareciera.

El hombre, que vive permanentemente en Portugal, fue entrevistado por la policía portuguesa hace dos años por su pasado de abusos a niños (Inciso: Es decir, una de las personas que constaban en la lista de pedófilos enviada por las autoridades británicas. Constan en el sumario las diligencias de las investigaciones realizadas a todas las personas de esa lista, siendo las mismas investigadas y descartadas de cualquier implicación ¿Cuál es la parte compleja de esta operación?).

Durante un intenso interrogatorio dijo a los detectives que se encontraba visitando Lisboa cuando Madeleine desapareció el 3 de mayo.

Para respaldar su coartada, mostró recibos que demostraban que había retirado dinero de cajeros en Lisboa ese día lo que él dice prueba que estaba a cientos de kilómetros de distancia en el momento crítico.

No obstante, el Sr. Edgar considera que el hombre se alojaba regularmente en una dirección en la zona de Praia da Luz durante el verano y que había alquilado una vez un apartamento allí.

Está intentando descubrir si había alguna cámara de vigilancia en los cajeros donde el hombre retiró el dinero, que pudiera probar de forma concluyente que estaba en Lisboa en el momento o si fue otra persona quien retiró el dinero. (Inciso: Mortadelo sabe perfectamente que los bancos solo guardan las imágenes de las cámaras de vigilancia durante un cierto tiempo, por lo que ya le adelanto yo que está pidiendo un imposible ¿Ha mirado en el sumario para ver si esto ya lo hizo la PJ?)

Los detectives de la policía portuguesa reunieron información confidencial sobre él, constando esta información en el sumario de 14 volúmenes (Inciso: 17).

No obstante, su información vital sobre el potencial sospechoso principal se encontraba entre las 100 páginas retiradas del sumario poco antes de que fuese hecho público el pasado año (Inciso: ¿Si fue retirada del sumario como la tienen los sabuesos y cómo saben que está en el sumario?)

Él, tampoco, puede ser identificado por razones legales, pero se dice que guarda un estrecho parecido con la descripción de un hombre visto vigilando el apartamento donde Madeleine se alojaba poco antes de su desaparición.

Estas noticias llegaron mientras Kate y Gerry realizaban una nueva petición a las agencias de viajes y turistas para que ayudasen a “incrementar las posibilidades” de encontrar a su hija.

Los médicos de Rothley, Leicestershire, dijeron ayer: “Hemos estado planeando recientemente una campaña de verano con la esperanza de que los turistas, agencias de viajes y transportes nos ayuden nuevamente en nuestra búsqueda de Madeleine.” (Inciso: La reconstrucción que los afligidos padres se negaron a realizar también podía haber ayudado en la investigación para ayudar a su hija. Parece que solo los turistas están obligados a ayudar a la “investigación”.)

En su llamamiento en Internet Kate, 41 y Gerry, 40, escribieron: “Hasta el momento, las cosas parecen prometedoras y pronto tendremos “paquetes turísticos” disponibles en la página Web para cualquiera que desee ayudar.

“Apreciamos enormemente la continua ayuda y apoyo que estamos recibiendo del público en general”.

En Portugal un oficial de policía que acudió a la escena del secuestro (Inciso. Escena del crimen – El secuestro ya ha sido descartado por la PJ) la noche que Maddie desapareció ha sido suspendido dramáticamente como sospechoso de haber recibido un pago de 100.000 libras.

Él y su compañero fueron muy criticados por no conseguir precintar la escena del crimen o mantener a la gente alejada, destruyendo potencialmente pistas forenses vitales. (Inciso: Debemos recordar que cuando llegó la GNR el apartamento parecía el metro en hora punta, ya se habían encargado los afligidos padres de meter en el apartamento a todo aquel que quisiera)

El oficial está siendo investigado y no se sabe todavía si el pago que supuestamente recibió está relacionado de algún modo con la investigación de Madeleine.

Traducción de Mercedes

Para hacer comentarios: Aquí