jueves, 30 de julio de 2009

¡Algunos consejos en varios temas que afectan (desgraciadamente) a nuestros hijos! - III

Enfants Kidnappés

¿Cómo actúan los pedófilos?

Los pedófilos entran en contacto con los niños durante conversaciones...

... A través de las páginas de chat, de la mensajería instantánea, del correo electrónico o de los foros de discusión. Un gran número de niños se conecta a foros en línea. Por desgracia, estos foros son el territorio de caza de los pedófilos.

Engatusan a sus futuras víctimas prestándoles una atención especial, mostrándoles cariño y amabilidad, incluso ofreciéndoles regalos, y dedican mucho tiempo, dinero y energía en estos esfuerzos. Conocen lo que interesa a los niños y los éxitos musicales que posiblemente escuchan. Escuchan los problemas de los niños y los compadecen. Para tratar de desinhibir a los jóvenes, introducen gradualmente un contenido sexual en sus conversaciones o muestran imágenes de explícito carácter sexual.

Algunos pedófilos, más rápidos que los otros, entablan directamente la conversación con palabras sexuales chocantes. El acoso y el acorralamiento de la víctima también forman parte de este acercamiento más directo. También pueden tratar de evaluar a los niños que encuentran en línea en vistas de un próximo encuentro no-virtual.



Perfil de las víctimas

¿Cuál es el perfil de las víctimas?

Los adolescentes son los que corren un mayor riesgo. Ya que los adolescentes tratan de descubrir la sexualidad, de escapar a la autoridad de sus padres y establecer nuevas relaciones fuera del círculo familiar. Al amparo del anonimato, toman riesgos más fácilmente en línea, aunque no miden realmente las posibles consecuencias.

Los jóvenes más vulnerables a los pedófilos en línea tienen el siguiente perfil:

• Tienen Internet desde hace poco tiempo, no conocen la Netiquette

• Usuario frenético del ordenador

• Deseosos de probar intensas y nuevas experiencias en su vida

• Está falto de atención o afecto

• Rebelde

• Aislado o solitario

• Curioso

• Confuso sobre su identidad sexual

• Se deja fácilmente engañar por los adultos

• Atraído por culturas aparte, muy distintas del mundo de sus padres

Los niños están seguros de conocer los peligros, pero su ingenuidad es considerable en el marco de las relaciones en línea.

¿Cómo reducir los riesgos?

¿Cómo los padres pueden reducir los riesgos para sus hijos?

• Hable con sus hijos de los depredadores sexuales y de los posibles peligros relacionados con Internet.

• Se recomienda que los niños pequeños no participen en chats, los riesgos son demasiado grandes. Cuando sus hijos son un poco más mayores, diríjalos hacia chats estrechamente vigilados y reservados para niños. Anime a los adolescentes a utilizar solamente chats vigilados.

• Si sus hijos participan en conversaciones, trate de saber a que chats van y con quién hablan. Vigile usted mismo los chats para tratar de conocer los temas que son abordados.

• Prevenga a sus hijos que en ninguna circunstancia debe abandonar la zona pública de un local de chat. Muchos locales de chat ponen a disposición de los usuarios, áreas privadas en las que se puede conversar cara a cara con otros usuarios. ¡Atención! Estas zonas no están controladas. Lo que se dice (con palabras) no puede ser leído. Estas áreas se llaman a menudo "salones privados" (whisper).

• Instale el ordenador conectado a Internet en una parte común de la casa, nunca en la habitación de un niño. Es mucho más difícil para un pedófilo establecer una relación con su hijo si lo que aparece en la pantalla del ordenador puede ser leído por todos. Incluso cuando el ordenador está instalado en una zona común de la casa, usted debe sentarse junto a su hijo cuando está en línea.

• Cuando sus hijos son jóvenes, se recomienda que compartan la dirección de correo electrónico de toda la familia, en lugar de tener cuentas de correo electrónico personales. Cuando son un poco más mayores, póngase en contacto con su proveedor de servicios Internet para configurar sus direcciones de correo electrónico por separado, pero sepa que el correo de sus hijos puede seguir apareciendo en su cuenta.

• Dígale a sus hijos que nunca respondan a mensajes de correo electrónico cuando no conocen al remitente. Si sus hijos tienen acceso a ordenadores en lugares que usted no puede controlar (en una biblioteca pública, en la escuela, en casa de amigos), trate de saber qué precauciones existen en estos lugares.

• Si todas estas precauciones fallan y que sus hijos encuentran a un pedófilo en línea, no los acuse. El criminal es siempre el único responsable. Tome una decisión drástica para evitar cualquier contacto entre el niño y esa persona

¿Evitar ser la próxima víctima?

¿Cómo pueden sus hijos evitar el ser las próximas víctimas de pedófilos en Internet?

Entre las precauciones que pueden poner en práctica los niños, citamos las siguientes:

• No descargar nunca imágenes de una fuente desconocida. Estas imágenes podrían tener un carácter sexual explícito.

• Utilizar los filtros de spam.

• Advertir a un adulto inmediatamente, cuando algo que han visto en línea, les hace sentir incómodos o los asusta.

• Elegir el género neutro para el nombre que aparece en la pantalla. Este nombre (pseudo) no debe contener palabras sexualmente sugestivas o que revelen información personal.

• No comunicar a nadie en Internet, información personal (incluyendo la edad y el sexo) o información relativa a la familia. No completar los perfiles personales en línea.

• Poner fin a cualquier comunicación por correo electrónico, a toda conversación de mensajería instantánea o cualquier discusión en línea en cuanto un interlocutor haga preguntas demasiado personales o sobre temas sexuales.

•Colocar las decisiones de la familia acerca de la conducta que hay que tener en línea, junto al ordenador, para recordar a los niños que se debe proteger la información confidencial cuando utilizan Internet.

¿Cómo saber si su hijo es víctima de un pedófilo?

Si están presentes las siguientes situaciones, es posible que su hijo sea la víctima de un depredador:

• Su hijo pasa horas y horas en Internet. La mayoría de los niños víctimas de pedófilos, pasan mucho tiempo en línea, especialmente en páginas de chat, tienden a encerrarse en su habitación y no revelan nada sobre sus actividades en el ordenador.

• Usted encuentra imágenes pornográficas en el ordenador familiar. Los pedófilos suelen utilizar imágenes pornográficas para agredir sexualmente a niños. Los envían a páginas Web, difunden fotos y envían mensajes de carácter sexual con el fin de entablar una conversación sexual con sus víctimas potenciales. Incluso utilizan imágenes pornográficas en las que hay niños para mostrar a sus víctimas que las relaciones sexuales entre adultos y niños son una cosa habitual. Recuerde que es probable que su hijo esconda archivos pornográficos en sus discos duros, en especial si otros miembros de la familia utilizan el ordenador.

• Su hijo recibe llamadas telefónicas de personas que usted no conoce o realiza llamadas a números que usted no conoce. Una vez establecido con su hijo el contacto en línea, algunos pedófilos pueden tratar de comunicarse con él por teléfono, para tener conversaciones de naturaleza sexual o para tratar de concertar una cita no virtual, en el mundo real. Cuando el niño se muestra reacio a compartir su número de teléfono, los criminales sexuales en línea, ofrecen sus propios números. Algunos de ellos incluso tienen números verdes (= de llamada gratuita) para que sus víctimas puedan llamarlos sin despertar las sospechas de sus padres. Otros pedirán a los niños que los llamen a cobro revertido. Así, con la identificación de llamadas o la presentación de número, los criminales pueden obtener fácilmente el número de teléfono de su hijo. Dígales a sus hijos que en ningún caso deben aceptar reunirse en persona con un desconocido encontrado en línea sin estar usted presente.

• Su hijo recibe correo, regalos o paquetes de alguien que usted no conoce. No es raro que estos criminales envíen cartas, fotos y regalos a sus víctimas potenciales. Algunos de ellos, incluso llegan a enviar billetes de tren o de avión para permitir que el niño o el adolescente se reúna con ellos en persona.

• Su hijo se mantiene alejado de la familia y los amigos o, si un adulto entra en la habitación, apaga rápidamente la pantalla de la computadora o cambia de página. Los criminales en línea despliegan grandes esfuerzos para separar a los niños de sus familias y, a menudo dramatizan las pequeñas disputas familiares. Las víctimas de los criminales sexuales tienden a aislarse y a estar deprimidas.

• Su hijo utiliza la cuenta de Internet de otra persona. Incluso si su hijo no tiene acceso a Internet en su casa, puede encontrarse con un pedófilo cuando está en línea en casa de un amigo o en un lugar público, hasta en la biblioteca. Los pedófilos en línea, a veces proporcionan una cuenta de Internet a sus víctimas para poder comunicarse con ellas.

¿Qué hacer si su hijo es víctima de un criminal en línea?

• Si su hijo recibe imágenes de explícito carácter sexual de parte de un corresponsal en línea, o si recibe mensajes de carácter sexual a través del correo electrónico, mensajería instantánea o cualquier otra forma vía Internet, póngase en contacto con el puesto de policía más cercano a su casa. Copie todos los documentos, sobre todo las direcciones de correo electrónico, las direcciones de las páginas Web y los registros del chat para transmitirlos a la Policía.

• Busque archivos de contenido pornográfico en su ordenador y cualquier tipo de comunicación de carácter sexual. A menudo son señales precursoras.

• Controle el acceso a los medios de comunicación electrónica "en directo" de sus hijos (paginas de chat, mensajería instantánea y correo electrónico). En general, los depredadores en línea encuentran primero a sus posibles víctimas en las páginas de charla, y luego siguen comunicándose con ellos por correo electrónico o mediante mensajería instantánea.

Fuente: predateurs.org

Traducción de Mila