lunes, 13 de julio de 2009

Caso Madeleine McCann – Ella no quería ser encontrada

Greene's Insite

Es bueno ver que la campaña Find Maddie marcha bien. Aparecen nuevos sospechosos con cierta regularidad - el más reciente un pedófilo británico sometido a un tratamiento contra el cáncer en Alemania, un feriante portugués de la "apariencia gitana" y otro hombre británico encarcelado en Reino Unido -, los anuncios para que el público siga buscando ("ella podría estar junto a ti"), siguen apareciendo regularmente en la prensa británica y presumiblemente las contribuciones económicas al fondo de la campaña siguen fluyendo. Digo esto (lo del dinero) porque poco se ha oído hablar recientemente sobre el plan de los McCann -propuesto por primera vez en abril de 2008- de escribir un libro sobre su experiencia. En ese momento, se mencionó un acuerdo posiblemente por valor de dos millones de libras, en un momento en que las arcas de la campaña Find Maddie se eran preocupantemente bajos.

Aún así, con su talento infalible para suscitar dudas incluso en las mentes de los miembros del público más simpatizantes, Gerry y Kate McCann han decidido embellecer el anuncio de periódico, no sólo con la foto familiar de Maddie de 3 años, sino también con una imagen generada por ordenador de cómo podría ser con seis años. ¡Y qué niña tan guapa es! Hermosos ojos, por supuesto con la marca distintiva, un pelo brillante peinado detrás de las orejas: una imagen de salud y felicidad. Una niña que evidentemente está siendo bien cuidada. Todo sobre la Maddie que hubiésemos podido conocer hoy... si no hubiera desaparecido hace más de dos años y sufrido un destino aún desconocido.

Sigo firme en mi convicción personal de que la pequeña Maddie ya no está viva. Cómo murió y a manos de quien no puedo decirlo, sin embargo, ninguna teoría, por descabellada que sea, puede ser totalmente descartada. La identificación de un culpable es casi imposible en ausencia de un cuerpo o una prueba forense. Cualquier resto encontrado podría ser identificado a través del ADN, pero las pruebas que apunten hacia un asesino (o asesinos) se degeneran inevitablemente con el paso del tiempo. Cuánto tiempo no lo sé, necesitaría a un médico cualificado para decirle esto. Pero no insistamos en esto, los McCann creen que Maddie está viva y eso es todo lo que tenemos que seguir. Sin embargo, si lo está, ¿entonces qué? Si, efectivamente fue secuestrada por algún pedófilo atroz y sometida a un horror y abuso indecible, ahora sería una sin techo de ojos hundidos, posiblemente drogadicta, desnutrida y en mal estado de salud. Dista mucho de la chica con la sonrisa descarada que los McCann quieren hacernos creer que Maddie podría ser a los seis años de edad.

Así, en el supuesto de que Gerry y Kate no son estúpidos, ¿cuál es el objeto de actualizar la fotografía? Veo dos posibilidades. O bien los McCann tienen el presentimiento de que Maddie sin duda está muerta, pero por sus propias razones, desean mantener la campaña en marcha (uno puede acostumbrarse a recibir grandes cheques por correo) o creen que puede haber sido robada por encargo, posiblemente para ser revendida a una pareja adinerada sin hijos. Sólo en un caso como este habría alguna probabilidad de que ella tuviera aspecto tan saludable, tal como tiene obviamente en la imagen recién concebida. Es poco probable, es cierto, pero cosas más raras han sucedido.

Pero encontrar a Maddie con vida y bien, viviendo felizmente con una nueva familia es probablemente el peor de los escenarios para los McCann. Una niña de seis, que acaba de pasar dos años felices con una nueva identidad, una nueva familia, nuevos amigos será totalmente diferente a la niña dejada sola en un apartamento en el Algarve en mayo de 2007. En una edad tan temprana, el proceso de aprendizaje de cosas nuevas, adaptándose a las nuevas situaciones, olvidando quien era sucede a toda velocidad. Ahora puede no tener ya recuerdo de haberse llamado Maddie. Sé de lo que estoy hablando: cuando yo tenía nueve años ingresé en un hospital, salí de nuevo casi dos años después. Mayor de lo que es Maddie ahora, con el contacto con mi familia intacto, a pesar de todo tuve enormes problemas para acostumbrarme a la vida en casa, adaptándome y llevándome bien con mis parientes más cercanos. Sin extenderme demasiado: durante mucho tiempo me sentía más cerca del hombre que durante los últimos ocho meses, estuvo tumbado en la cama junto a la mía de lo que estaba con mi propia madre. Imagine a una niña, pequeña e impresionable, totalmente a gusto en su nueva vida, reaccionando ante una familia que no ha visto durante más de dos años! O mucho más tiempo, dependiendo de cuando sea encontrada. Gerry y Kate serían unos desconocidos para ella, y perjudiciales, unos extraños no deseados. Reclamar a Maddie en tales circunstancias, tendría todos los ingredientes para un desastre.

Pero como ya he dicho, este es probablemente un escenario imaginario. Maddie McCann está muerta. Pero hasta sus restos sean encontrados e identificados, el circo va a continuar. Aunque, no con mi dinero.

Traducción de Mercedes

Otros artículos de este mismo autor:

- Esto debe parar - Diciembre de 2007
- Los milagros no ocurren - Noviembre de 2007